viernes, 4 de septiembre de 2009

El Ministro debe irse

Ollanta y especialistas coinciden en que a ministro de Defensa le queda grande el cargo. Operación de rescate fracasa.
El líder nacionalista Ollanta Humala pidió ayer la renuncia inmediata del ministro de Defensa, Rafael Rey, luego de las lamentables muertes de tres miembros de la Fuerza Aérea del Perú y por considerar que carece de condiciones para dirigir la cartera de Defensa.
Ollanta, tras expresar sus condolencias a los deudos de los oficiales caídos, dijo que Rey debe renunciar por su fracaso en la conducción del ministerio y por ser el responsable de que el plan VRAE no funcione como debiera.
El líder nacionalista opinó que el referido plan debe ser rediseñado, de modo que apunte a ganar la adhesión de la población de la zona, cambiando la economía informal (narcotráfico) por una nueva que responda a los intereses de la población en general.
Dijo que el Partido Nacionalista propuso la creación de un “Alto Comisionado por la Paz y el Desarrollo” en el VRAE con facultades políticas y rango ministerial y dedicado a la planificación del desarrollo, instauración de la paz, y la lucha contra el narcotráfico y los remanentes del terrorismo; pero que hasta ahora el gobierno no toma en cuenta sus sugerencias.
“Lo único que se hace evidente es que el gobierno sigue con su errado diagnóstico del problema en esta zona del país”, dijo.
Que evalúe
El especialista en temas de seguridad y narcotráfico Jaime Antezana señaló por su parte que el titular de Defensa, Rafael Rey, debe evaluar su permanencia en el cargo porque que ha salido “chamuscado” por las críticas después del último atentado y durante la gestión de Rey se han producido seis atentados contra las fuerzas militares.
En diálogo con LA PRIMERA refirió que la estrategia en el VRAE debe replantearse porque los remanentes terroristas están tomando la ruta de la droga como manifiestan las diez emboscadas registradas después del Plan Excelencia.
Sostuvo que ha quedado demostrado que los subversivos, que actúan asociados con el narcotráfico y se enfrentan a los militares para proteger un territorio donde se desarrolla esta actividad, han avanzado a tal punto que perseguirían a los militares, llegando a derribar un helicóptero al igual que sucedió en 1999.
“El Estado ha demostrado que no puede continuar con su actual política para el VRAE debido a la cantidad de errores que se han cometido y que han provocado las bajas de civiles, soldados y oficiales, que lamentamos”, dijo Ollanta Humala.
DETALLE
Según Antezana, los narcotraficantes y los remanentes del terrorismo han provocado en lo que va del año más de 60 muertos, entre militares y civiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario