jueves, 22 de octubre de 2009

Ollanta fue chuponeado en la campaña del 2006

PETROAUDIOS: LAS HISTORIAS QUE SE CRUZAN Y HUMALA ESPIADO
A estas alturas de lo descubierto sobre el caso Petroaudios, es necesario fijar un orden claro de todas las historias que se cruzan en este escándalo que mezcla relaciones poco santas entre empresarios y personas vinculadas a este gobierno, con una historia de espionaje industrial y político, en un contexto de alto crecimiento económico.
Así, tenemos los siguientes casos que se desprenden de lo ya descubierto:
CASOS CENTRALES
1. La licitación de lotes petroleros en la que Discover Petroleum fue favorecida. Hay cuatro hechos significativos aquí a dilucidar: la intervención de Alberto Quimper en la operación, el cambio de bases en el proceso de selección, la intervención de Rómulo León Alegría como gestor de intereses que fue más allá de sus funciones y la decisión de Petroperú para asociarse con una empresa de poca experiencia en el ramo.
2. Los negocios de infraestructura de Fortunato Canaán: Aquí se inscriben la serie de reuniones que tuvo el empresario dominicano en ministerios y en su propia suite con funcionarios públicos de diverso tipo, para que estas relaciones políticas le favorecieran en sus intentos de hacer negocios en el Perú. Básicamente, aquí entran los temas de hospitales, cárceles y hasta licitaciones de patrulleros.
3. Los negocios mexicanos de los involucrados en los Petroaudios: Esta fue la chispa que encendió tanto la investigación periodística sobre el tema como el espionaje industrial. Aquí es donde entran los temas de cemento, banca y, conexamente, dilucidar hasta que punto Rómulo León tuvo conexiones con empresas mexicanas. También ingresa aquí el caso del empresario petrolero Mario Diaz Lugo.
4. La estructura de Business Track y el rol de las empresas privadas de seguridad: Es necesario establecer aquí si es que la empresa chuponeaba por su cuenta o si lo hacía pagado por sus clientes. Asimismo, se requiere establecer las vinculaciones de las demás empresas privadas de seguridad con el gobierno y con posibles prácticas de espionaje político e industrial.
5. Quién mandó a espiar: Aquí las pistas por lo pronto apuntan hacia una conocida empresa del rubro cementero. Pero podría no ser la única involucrada en este tema.
CASOS DERIVADOS
1. Las consultorías de César Gutiérrez: Las denuncias de su ex pareja sentimental apuntan a que el ex presidente de Petroperú habría hecho consultorías de modo encubierto, tanto durante su gestión en Petroperú como en el periodo de veda en el que no podía operar.
2. El uso de facturas de Business Track para encubrir otros ingresos: Esta es la hipótesis que tiene la comisión Luizar sobre el caso del ex Ministro Francis Allison.
3. El espionaje durante la campaña electoral del 2006: Es en este terreno donde tenemos algunas novedades.
Como sabemos, Gustavo Gorriti reveló que, de acuerdo con diversas fuentes, Elías Ponce Feijoó trabajó para la campaña electoral de Alan García contra Ollanta Humala. Luego de dos semanas, Jorge del Castillo intentó desmentir esta versión.
Sin embargo, y aunque no menciona lo indicado por Gorriti, hoy Caretas confirma la existencia de audios y correos electrónicos vinculados a la campaña de Humala en poder de los chuponeadores:
CARETAS pudo confirmar que la segunda semana de octubre, durante las diligencias de visualización y escucha del contenido de las comunicaciones interceptadas, emergió un importante paquete de audios y correos electrónicos que revelan la interceptación a Ollanta Humala y sus principales colaboradores en el tramo final de la campaña en el 2006.
Aunque la semana del hallazgo las diligencias solo se efectuaron hasta el 7 de octubre por el feriado largo, el material descubierto sería bastante copioso.
Los audios escuchados hasta ahora corresponden a las conversaciones entre Ollanta Humala y su hermano Alexis, el entonces candidato a la vicepresidencia, Gonzalo García Núñez, el ex candidato al Congreso por Cajamarca, Jorge Quevedo Martínez, y el actual congresista Álvaro Gutierrez. También emergió un diálogo entre la esposa del líder del Partido Nacionalista con la controversial ex funcionaria de la embajada venezolana Virly Torres. En agosto último, CARETAS 2090 reveló que las comunicaciones de Torres habían sido “chuponeadas” al menos entre el 2006 y el 2007. Más de trescientas de sus conversaciones fueron encontradas en el material de BTR.
Hay más audios relacionados con el humalismo, pero falta identificar a los personajes.
Los correos electrónicos corresponden a las comunicaciones sostenidas entre los integrantes del comité político de los entonces aliados Unión Por el Perú y el Partido Nacionalista.
Sin duda, el hecho es bastante grave y merece una aclaración. No faltará sin duda algún gracioso que pretenda justificar dicho espionaje en aras de “la gobernabilidad” o “defender el sistema”. A mi tampoco me cae Ollanta Humala, jamás votaría por él y pienso cada vez más que su agrupación política es un cúmulo de contradicciones que no darían buen resultado de - Dios no lo quiera - ser gobierno. Pero pienso que si había que defender la democracia de un candidato que a todos nos daba legítimas dudas sobre su compromiso con la misma - vamos, Humala no es un estatista, me recuerda más a un mercantilista, miren a los empresarios que tenía a su alrededor -, había que hacerlo con métodos democráticos, no a través de cuestiones delictivas.
Si el Presidente de la República y/o alguien de su entorno mandó a hacer labores de espionaje a Humala, es algo que debe aclararse y, en todo caso, sancionarse de ser cierto. Del mismo modo, si es que los chuponeadores se mandaron por su cuenta para vender la información al mejor postor. Lo cierto es que con esto le dan más municiones a Humala para presentarse como víctima de una persecusión. Además de delincuentes, tontos útiles.
Estas ocho aristas son las que deberían conducir la atención del Ministerio Público y del Poder Judicial para establecer la existencia de delitos y las responsabilidades pertinentes. Y de investigadores académicos y periodistas para tener el cuadro más general sobre un caso que, como vemos, describe algunas de las formas en como se hace política y empresa en el Perú de inicios del siglo XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario