jueves, 4 de febrero de 2010

Conmoción en cuarteles

CONMOCIÓN EN CUARTELES

Descontento en cuarteles por el bono y los sueldos
Crece indignación en la Policía y en las Fuerzas Armadas por sueldos magros y negativa de bono.
Todo listo para la protesta. Militares y policías en retiro confirman plantón mañana frente al Ministerio de Economía. Ante negativa del gobierno, uniformados coordinan huelga.
El descontento en los cuarteles de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional se hizo más que evidente ayer ante la negativa del gobierno de promulgar la ley del bono extraordinario para un sector que tiene los sueldos congelados desde hace 20 años. Fuentes militares aseguraron que en recintos castrenses circularon volantes con llamados a apoyar la marcha al local del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que realizarán mañana militares y policías retirados, minusválidos y viudas de uniformados caídos en acción, que proyectan.
El propio ex ministro del Interior, general Remigio Hernani, confirmó a LA PRIMERA que en las dependencias policiales se viene gestando una medida de fuerza mayor en respuesta lógica a los sueldos de hambre a que los efectivos policiales están condenados por la indolencia de un gobierno que se burla de ellos “con argucias de un bono que desde el principio no les iban a dar”.
Otras fuentes consultadas hablan de la preparación de una huelga general de los uniformados, aunque no fue posible confirmar la versión.
“El propio gobierno está gestando el descontento, los policías están más que desmoralizados porque además tienen un ministro (Octavio Salazar) impresentable que les exige trabajar; pero no es capaz de reclamar aumentos de sueldos. Hay organizaciones clandestinas en la Policía que están promoviendo una huelga policial y gente que está de acuerdo porque hay indignación generalizada. Lo que sucede es que para el gobierno los policías son ciudadanos de quinta categoría”, subrayó.
Tras señalar que el bono representa una dádiva, Hernani propuso como solución al problema de los magros sueldos de los uniformados, el aumento escalonado de haberes en cinco años, tal como hizo la gestión del presidente Alejandro Toledo con los maestros. “Eso es viable. Se solucionó el problema de 320 mil maestros y por qué no se puede hacer lo mismo con los policías y militares”, precisó.
En la misma línea, el ex ministro Fernando Rospigliosi recomendó al gobierno aumentar progresivamente los sueldos de los uniformados que es muy crítica ya que, a pesar de la alegada bonanza económica “no se ha hecho nada por mejorar sus sueldos”. Dejó en claro que un eventual incremento debe ser a cambio de mejorar la calidad de su labor.
Por su parte, el congresista Isaac Mekler advirtió también que las Fuerzas Armadas y la Policía consideran la posibilidad de una huelga para el 5 de abril, situación que, dijo, tiene que ser tomada muy en serio por el gobierno de Alan García por las implicancias que pueda tener esta medida de fuerza. El 5 de febrero de 1975 se realizó un histórico paro de la Guardia Civil, que derivó en muertes y saqueos.
Mañana, policías y militares en retiro, junto a sus familiares, realizarán un plantón frente a la sede del Ministerio de Economía y Finanzas para exigir, no sólo el pago del bono aprobado por el Congreso, sino la reestructuración de remuneraciones y pensiones del personal activo y cesante. El Ejecutivo decidió observar la ley del bono extraordinario a los oficiales de baja graduación de la Policía Nacional e institutos armados porque supuestamente era inviable.
Marisol Espinoza emplazó a la ministra de Economía, Mercedes Aráoz, a explicar por qué el gobierno pretende observar la ley del bono extraordinario, actitud que calificó como “vergonzosa” y “mezquina”. Por ello pidió que el Congreso vote la insistencia del proyecto.
DETALLE
Desde Ayacucho, el secretario general del Sindicato Único de Policías, Richard Ortega “Rumimaky”, reafirmó la realización de una huelga policial el próximo 5 de abril en todo el país y afirmó que se vienen haciendo coordinaciones en todas las dependencias policiales y buscando el apoyo de las FF.AA. para que la medida de fuerza haga ver al gobierno que existe cohesión en las exigencias de los uniformados del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario