jueves, 4 de marzo de 2010

Peligra la Paz

Cuando todos nos preparamos para celebrar este lunes el centenario por el día internacional de la mujer, los EEUU y sus títeres de corea del sur, están organizando una fiesta distinta una fiesta de destrucción y muerte (como solo el imperio más poderoso que haya existido sabe hacerla, veamos Afganistán e Irak para dar 2 pequeños ejemplos).
Es por ello que la comunidad internacional debe estar alerta y rechazar esta provocación de los Estados Unidos de iniciar una nueva guerra. Todos conocemos muy bien de la crisis económica que afecta a los Yanquis sus industrias necesitan vender y así salir de su profunda crisis por ello están queriendo imponer una nueva guerra quieren solucinar sus problemas Acosta de la devastación y y sangre de otros pueblos y más que seguro que después de este ejercicio dirán que fueron agredidos y llamaran como cobardemente saben hacer a una asamblea de Naciones Unidas y harán que ésta envíe tropas conjuntas para atacar Corea (como ya lo hicieron en el año 50 del siglo pasado) esa es su posición.
Pero no cuentan con que la comunidad internacional esta informada y a diferencia de la guerra del 50 la comunidad rechaza a los EEUU que se han auto proclamado los Gendarmes del mundo. Ellos dicen quienes son los buenos y quienes son los malos, es momento de alzar nuestras voces y en alto y rechazar esta maniobra de los yanquis que lo único que busca es someter a otro pueblo a su yugo.
Los invito a unirse a esta cruzada por la paz en la península coreana reenviar este correo a todos sus contactos para que la gente sepa lo que esta pasando, no deseamos que las imágenes de niños muertos y gente bombardeada esten nuevamente en nuestras pupilas, firmen este documento y reenvíenlo. Agradezco a todas aquellas personas que nos apoyan incondicional mente y de ser necesario saldremos a las calles a mostrar nuestro rechazo a este infame acto.
¡Viva la Amistad entre los pueblos de Perú y Corea!
Yuri castro romero
Sec. Gral. Del Instituto Peruano Coreano
Nota: adjunto declaración del estado mayor del ejercito del la RPD de Corea
Los imperialistas yanquis y los títeres surcoreanos tienen que abandonar inmediatamente los agresivos ejercicios militares conjuntos
Declaración del vocero del Estado Mayor General del Ejército Popular de Corea
Hoy la Península Coreana enfrenta la inminencia de un nuevo conflicto debido a las insensatas maniobras de guerra de los vandálicos yanquis y los belicosos títeres surcoreanos.
Al desestimar nuestras reiteradas advertencias, el enemigo acabó anunciando su plan de iniciar el venidero 8 de marzo los simulacros conjuntos “Key Resolve” y “Foal Eagle”, con el evidente intento de agredir al Norte.
Se trata de entrenamientos que movilizan colosales efectivos (más de 18 mil que incluyen a más de diez mil norteamericanos acantonados en Corea del Sur), sofisticados armamentos, fuerzas civiles y unidades militares de Corea del Sur a nivel de cuerpos terrestres, comandancias de flotas y escuadras de aviones. Sostienen que no son más que “ejercicios rutinarios y de defensa”, pero son en realidad operaciones preliminares y simulacros de guerra nuclear para asestar sorpresivos golpes anticipados a nuestra República.
No es casual que los belicistas títeres sureños, en confabulación con su amo estadounidense, han venido pregonando presuntuosamente la necesidad de “propinar ataques preventivos” contra nuestra fuerza de disuasión nuclear para la autodefensa y realizado desde los primeros días del presente año frenéticos ejercicios con distintos títulos como los tácticos para el periodo de severo frío y los combinados terrestres de gran escala.
De tal forma ellos han puesto al desnudo su naturaleza de fanáticos de guerra que persiguen únicamente la tensión y confrontación y pretenden ensombrecer el sagrado territorio patrio con los nubarrones de la hecatombe nuclear.
Nuestro ejército y pueblo jamás permanecerán indiferentes ante la actual crítica situación creada por los provocadores, culpables de la trágica división nacional de más de medio siglo, y reavivan el sentimiento de odio a los enemigos que saturan la atmósfera del olor a pólvora y encienden la mecha de una nueva conflagración.
Si ellos llevan a cabo los simulacros de carácter agresivo, pese a nuestras repetidas advertencias, nosotros les responderemos con contundentes contramedidas militares y, en el caso necesario, pulverizaremos despiadadamente su bastión, con la movilización de todos los medios de ataque y de defensa, incluida la fuerza de disuasión nuclear.
25 de febrero de 2010
Pyongyang

No hay comentarios:

Publicar un comentario