domingo, 18 de julio de 2010

FIDEL CONVERSÓ CON EMBAJADORES CUBANOS

Lucilo Tejera y Miguel Fernández
La Habana, 16 de julio.- Los peligros de una nueva guerra con el uso del arma atómica fueron reiterados por el Comandante en Jefe Fidel Castro, en un encuentro que sostuvo este viernes con los embajadores cubanos en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX).
La conversación del líder de la Revolución cubana con el personal diplomático fue transmitida íntegramente en la Mesa Redonda de la televisión y la radio cubanas, donde insistió en los riesgos a que se enfrentaría la humanidad en caso de que comenzara una agresión contra Irán o la República Popular Democrática de Corea.
Al inicio de su intervención, Fidel leyó un mensaje que le envió a los embajadores cubanos, en el cual recuerda que tan solo la invasión a Iraq tiene un saldo de millones de personas afectadas, entre muertos, heridos y desplazados, la mayoría civiles indefensos.
Más de 100,000 soldados de Estados Unidos están presentes en el conflicto bélico de esa nación y en Afganistán, precisó.
Dijo que el dilema estadounidense es que no pueden irse de esos países ni quedarse. No pueden apelar ya a la diplomacia y lo hacen con las armas, expresó.
El líder de la Revolución cubana calificó de "competencia terrible" la desatada en el mundo por tener el arma nuclear después de que Estados Unidos lanzara dos de estos artefactos sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1,945.
Se declaró convencido de que Franklin Delano Roosevelt, fallecido en abril de ese año y que ostentaba entonces la presidencia estadounidense, no hubiera dado la orden de la nefasta acción. En mi opinión era un hombre sensato, expresó.
La decisión de hacer estallar las armas en Japón, ya derrotado en la Segunda Guerra Mundial y sin poseer capacidad aérea para interceptar los bombarderos estratégicos, la tomó Harry Truman, vicepresidente en el mandato de Roosevelt.
Fidel dijo que actualmente existen varias potencias nucleares con más de 20,000 ojivas estratégicas y no estratégicas. La sexta de estas potencias es Israel, aunque ese dato lo obvien muchas fuentes.
Se refirió a que Estados Unidos ofrece un mundo sin esas armas, pero a cambio de otras llamadas "convencionales" que por su elevado poder destructivo no cambiarían esencialmente las amenazas y mantendrían lo que calificó como "dictadura total del imperio".
El Comandante en Jefe repasó diversos despachos cablegráficos, entre ellos uno de EFE que reconoce que ante un ataque militar israelí al país persa, se tendrían resultados devastadores con consecuencias globales incalculables.
También se refirió a los diferentes enfoques que las agencias de prensa utilizan para desvirtuar la verdadera realidad del conflicto, y la ridícula manipulación del secuestro y posterior retorno a Irán del científico Shahram Amiri, una indiscutible maniobra de la CIA que está siendo desmentida por su protagonista con la más sencilla lógica.
Al referirse luego a las declaraciones de la comisaria de Relaciones Exteriores de la Unión Europea sobre las probabilidades de reinicio de las negociaciones con Irán, dijo que "es alpiste para alimentar ilusos" y calificó las actuales presiones sobre el país persa como una copia al carbón de lo que le hicieron al primer ministro de Irán, Mohamed Mossadegh, antes de ser derrocado en 1,953.
Precisó que aquel golpe a la democracia iraní ocurrió bajo el auspicio de Estados Unidos y otras potencias occidentales, con el pretexto de una respuesta a la aplicación de una política de nacionalización de sus recursos naturales.
Señaló que una veintena de empresas transnacionales se han retirado de ese territorio por miedo a las presiones del mercado norteamericano, de la misma forma que ya lo hicieron importantes bancos europeos.
Entre las empresas que cesaron sus operaciones en Teherán señaló a las transnacionales Shell, Siemens y Caterpillar.
Medio siglo después, recordó Fidel, se repiten las mismas fórmulas imperialistas contra el pueblo de la República Islámica de Irán. (AIN)
Resumen:
Completo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario