domingo, 11 de julio de 2010

Nacionalista Susana Vilca exige debate a Ministro Sánchez

Miembro de la Comisión de Energía y Minas, Susana Vilca le exige que ponga día y hora
NACIONALISTAS RETAN A MINISTRO SÁNCHEZ A DEBATE EN DEFENSA DEL GAS
La congresista nacionalista Susana Vilca, miembro de la Comisión de Energía y Minas le exigió al Gobierno un debate nacional en torno a la exportación de gas, el que coincidió con el inicio de una negociación de pronóstico reservado entre el Ejecutivo y el consorcio transnacional que explota el recurso.
La representante del Partido Nacionalista, dijo que el tema, por su trascendencia para el futuro energético del país, merece un debate nacional pues la población debe conocer toda la verdad.
“Lo que nosotros estamos exigiéndole al ministro (de Energía y Minas) Pedro Sánchez es que fije hora y lugar, para debatir un tema tan delicado y de interés nacional como es la exportación del gas de Camisea. Sólo así, la población conocerá el fondo de este acto de traición contra los intereses nacionales y podrá exigirle al Gobierno dar marcha atrás en la entrega de este recurso estratégico”, sostuvo Vilca Achata.
El planteamiento de Vilca se enmarca en una campaña de organizaciones sociales y políticas y expertos contra la exportación de gas, la cual considera que atenta contra el abastecimiento del mercado interno al comprometer casi la mitad de las reservas probadas.
“El Gobierno utiliza términos técnicos y confunde a la población y por encima de eso, le miente”, sentenció la legisladora al indicar que como Grupo Parlamentario los nacionalistas desbarataron todos los puntos presentados por el Ministerio de Energía y Minas acerca del supuesto beneficio de la exportación.
“Ese documento oficial es la prueba escrita de que el Gobierno, pese a sus promesas electorales, pretendió desde que ingresó en funciones regalar el gas a México y Chile. Y alguien debe confrontarlos”, señaló.
La exportación también es cuestionada porque el consorcio paga tributos sólo por el precio del gas recién extraído, mucho menor que el que pagan los consumidores nacionales, por lo que la venta deja tributos exiguos. En medio de esa campaña, el gobierno instaló ayer una renegociación con el consorcio Camisea, en busca de que el precio de exportación sea aumentado para que los tributos sean más altos o estos sean directamente incrementados.
El ejecutivo lanzó la semana pasada un decreto que ordena esa negociación, la cual fue recibida fríamente por los ejecutivos del consorcio, según los cuales la exportación es materia de contratos privados imposibles de modificar, por lo que el precio no puede ser cambiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario