sábado, 4 de septiembre de 2010

LA PROPUESTA NACIONALISTA

Propuesta Nacionalista
El Nacionalismo es una alternativa democrática que agrupa a quienes queremos desterrar la corrupción como método de gobierno y a quienes estamos a favor de recuperar la soberanía e instaurar un manejo diferente de la economía que priorice la distribución de la riqueza a favor de todos los peruanos. Postulamos, desde  el origen de nuestro partido, los mismos principios que ahora presento a ustedes.
Proponemos un manejo económico justo: la Economía Nacional de Mercado.
Una Economía Nacional de Mercado mantendrá el crecimiento alcanzado en estos años; sobre todo fortalecerá los mercados en el interior del país, le dará valor agregado a las nuevas materias primas, es decir industrializará su producción y potenciará a las medianas, pequeñas y micro empresas,  verdaderos motores del empleo nacional. Esto implica construir un Estado fuerte y eficiente, que incluya a 8 millones de peruanos que tienen economías de subsistencia y que los diferentes gobiernos han mantenido olvidados.
Asimismo, formalizaremos el ingreso de las inversiones y trabajaremos de la mano con aquellas que tengan proyectos de largo aliento en el Perú, con el que garanticemos trabajo y pensiones dignas para nuestros compatriotas, transferencia tecnológica, respeto al medio ambiente y pago justo de impuestos.
Recursos naturales para el desarrollo de los peruanos.
Recuperaremos nuestros recursos naturales como el agua y la tierra, el gas y los minerales para que contribuyan a la eliminación de la pobreza y desigualdad que afectan a millones de peruanos y no como ahora, en que su explotación es aprovechada generalmente por minorías económicas extranjeras.
Concretamente en el tema del gas, nos comprometemos a poner en marcha una política de soberanía energética en la que retornemos el control de las decisiones del negocio gasífero y repotenciemos Petroperú.
Democracia segura y sin corrupción.
El Nacionalismo es la única fuerza capaz de acabar con la corrupción que campea en todo el aparato del Estado. No habrá pacto político alguno en materia de corrupción y todo acto ilegal será duramente sancionado porque representa un pan menos para cada peruano, una escuela sin maestros a una posta de salud sin medicinas.
Buscaremos soluciones compartidas con las poblaciones. Promoveremos el diálogo y no la represión. La autoridad y las leyes  se impondrán contra los enemigos de la democracia: el terrorismo, el narcotráfico y la corrupción. La fuerza pública, de la mano de la población organizada garantizará la seguridad ciudadana y combatirá eficientemente la violencia pandillera y la delincuencia en todo el territorio nacional.
La Revolución Educativa.
El Nacionalismo asume el carácter multicultural y pluriétnico de la sociedad peruana y su voluntad de construir un país más inclusivo, justo y democrático. Por eso creemos que la única garantía de progreso integral de nuestra sociedad es le EDUCACIÓN de nuestros hijos y de las generaciones venideras. Nuestras propuestas de iniciar una Revolución Educativa es un compromiso ineludible.
Toda estas grandes transformaciones solo serán posibles con una Nueva Constitución que devuelva el país la dignidad arrebatada por la “Constitución” delincuencial de la familia Fujimori. Una nueva Carta Magna para el siglo XXI pondrá al Perú en el verdadero camino de la modernidad y permitirá, entre otras cosas, que la prioridad en las políticas de gobierno seamos los ciudadanos y ciudadanas, y que los nuevos recursos naturales se destinen en beneficio del ansiado desarrollo con justicia social y equidad.
Ollanta Humala
http://190.223.186.202/index.php?option=com_content&view=article&id=271:carta-abierta-a-los-peruanos&catid=59:recuperemos-nuestro-gas&Itemid=271

No hay comentarios:

Publicar un comentario