sábado, 23 de octubre de 2010

Alan García El Rey de la Mentira y el Baguazo

La Secta Alanista en Campaña
ALBERTO HUAMANCHAY PEREZ
Esta circulando un acertado y oportuno video que nos hace llegar el movimiento por el Rescate del Aprismo, de suma importancia para su análisis y comentario sobre un personaje que llego al poder mintiendo a la militancia y al pueblo con certera habilidad, cual Profeta de Secta Alanista.
Esta secta Alanista actúa con increíble autonomía dentro de nuestro partido, conquistando aún algunos adherentes que son presas fáciles gracias a la eficiente técnica de persuasión y de control mental que utilizan para someter a estos militantes a cumplir ambiciones personales sectarias y luego dejarlos en la deriva hasta el próximo manejo.
Este grupo sectario Alanista, esta organizado informalmente dentro de una legalidad, que para ejercer movimiento tiene que actuar respetando sin respetar normas establecidas, razón por la cual siguen pasando desapercibidos por la militancia sumisa.
Algunos militantes sin darse cuenta están emprendiendo ese camino, motivados por un sentimiento personal de angustia o de ansiedad por querer salir de la pobreza o de la incertidumbre cotidiana están llegando a creer que solo esta secta Alanista es la salvación a una paraíso terrenal.
El tema, el poder, calendáricamente ya tienen el candidato substituto para dar un respiro al actual jefe de la Secta Alanista, han salido a vociferar posibles candidatos para distraer a las bases y así olvidarse de lo fundamental, la crisis profunda que nos conduce este grupo sectario Alanista, hoy están empeñados en retomar su ejército de “búfalos” luchadores electoreros para continuar en el poder, pero lo que no han comprendido es que el pueblo no creerá mas, en sus falsas promesas en nombre del Partido Aprista, en su desviación, en su entreguismo a la oligarquía por mas que pretendan entrelazarnos la militancia le dirá basta, comenzando con una revolución interna de auto-convocación en cada lugar o pueblo del mundo Aprista.
Adjunto Video donde se constata la manipulación al pueblo por el Jefe de la Secta Alanista enquistada en el Partido del Pueblo APRA. Haga Clic:
http://jesusguzmang.ning.com/video/alan-garcia-el-rey-de-la?xg_source=activity
Apristamente,
c. HUAMANCHAY
Video completo en:

El Baguazo
El 28 de octubre, el diario más vendido del país (El Comercio) publicó en su página editorial el artículo más extenso, más leído y más comentado en lo que va de su larga historia de 169 años. Se trata de "El síndrome del perro del hortelano", firmado nada menos que por el presidente de nuestra república, enviado por el propio Alan García y publicado sin chistar por el decano. El texto de marras ha dado lugar a una catarata de comentarios -bastante más en contra que a favor- cuyos autores y textos se adjuntan al final para el lector interesado. Para los que no tienen tiempo les presentaremos una síntesis del texto garciano, en la esperanza que hurguen en esos artículos críticos.
Según el Dr. García, en el Perú "no se ponen en valor" las riquísimas e inmensas huertas que poseemos porque las más variadas y peligrosas razas caninas, que no comen ni dejan comer, impiden que el país progrese. Lo que lo lleva a desarrollar implícitamente una taxonomía perruna especializada en impedir la explotación y desarrollo de nuestras siete riquezas principales.
En su opinión, están los rottweiler que impiden la explotación racional de la Amazonía porque "dicen que no se puede dar propiedad" y porque "dar propiedad de grandes lotes daría ganancia a grandes empresas". Cuando, "con la forestación maderera, especialmente en los 8 millones de hectáreas destruidas (...) se necesita propiedad, es decir, un terreno seguro sobre 5.000, 10.000 o 20.000 hectáreas, pues en menos terreno no hay inversión formal de largo plazo y de alta tecnología" que podría crear "cientos de miles de empleos formales para peruanos que viven en las zonas más pobres". Curiosamente, pocas líneas antes señala a los verdaderos culpables del desmadre cuando afirma que "ahora solo existen las concesiones que dependen de la voluntad del Gobierno y del funcionario que puede modificarlas. (...). Esas concesiones rapiña sólo han servido para sacar la madera más fina, deforestar y abandonar el terreno". Tales funcionarios no son perros del hortelano, pero ¿serán los perros de presa, digamos dóberman? Su sensata propuesta consiste en que, aunque bien sabemos a lo que eso llevará en la práctica, se deben respetar "los bosques y vírgenes y nativos, pero comencemos por los 8 millones de hectáreas que han sido convertidos en desiertos y destruidos en los últimos años por las concesiones rapiña, la coca y la tala salvaje. Allí podrá generarse un millón de empleos y además trabajos en la elaboración de muebles".

No hay comentarios:

Publicar un comentario