miércoles, 27 de octubre de 2010

CONTUNDENTE RECHAZO AL BLOQUEO CONTRA CUBA EN LA ONU


NN UU: A favor del cese del Bloqueo 187 países, en contra 2 países y
se abstienen 3 países.
 Sólo el Gobierno de Washington y su aliado Israel decidieron votar en contra de la solicitud de levantamiento del BLOQUEO A CUBA, mientras que Islas Marshall, Micronesia y Palau se abstuvieron de pronunciarse.
La mayoría del mundo vuelve pronunciarse en contra del bloqueo criminal de Estados Unidos contra Cuba.
Los países que integran la Organización de Naciones Unidas (ONU) dieron un contundente rechazo al bloqueo que Estados Unidos mantiene desde 1,962 contra Cuba y pidieron su cese con 187 votos a favor y sólo dos en contra, durante la sesión realizada este martes por parte de la Asamblea General del organismo.
Durante el sufragio, sólo el Gobierno de Washington y su aliado en Israel se decidieron por votar en contra de la solicitud de Cuba, mientras que Islas Marshall, Micronesia y Palau se abstuvieron de pronunciarse.
Respecto a lo visto en la sesión del pasado año, sólo varió la posición del Gobierno de Palau que en esa oportunidad había votado en contra.
Esta es la decimonovena vez que los países de la ONU ratifican el rechazo a las férreas medida que son calificadas por Cuba como una violación a los derechos humanos.
El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, informó más temprano en su intervención que los daños del bloqueo contra el pueblo de la isla superan los 751 mil millones de dólares, y pidió el cese unilateral del cerco.
Además denunció que las propuestas de diálogo serio para llegar a un resultado satisfactorio han sido ignoradas por Washington.
Fue en 1962 cuando se firmó oficialmente el bloqueo contra el país antillano. No obstante, las férreas medidas iniciaron conceptualmente cuando el movimiento insurgente venció a las tropas de la dictadura que mantenía en la isla Fulgencio Batista, en 1959, hecho que dio paso al establecimiento de la Revolución Cubana, impulsada por el líder Fidel Castro.
Este bloqueo se inició bajo la premisa de que “a las tropas de la revolución había que matarlas de hambre”.
Por medio de la Ley de Comercio con el Enemigo, desde 1962 se le ha aplicado a Cuba un férreo bloqueo.
No puede exportar ningún producto a Estados Unidos ni importar de ese país mercancía alguna; tampoco puede recibir turismo de esa nación ni utilizar el dólar en sus transacciones con el exterior.
Además Cuba no tiene acceso a créditos, ni puede realizar operaciones con instituciones financieras multilaterales, regionales o de Estados Unidos. A sus barcos y aeronaves se les impide tocar territorio estadounidense.
Esta política, ha sido aplicada por las administraciones estadounidenses consecutivamente, desde entonces, y ahora se suma la del mandatario Barack Obama.
Representa un acto de genocidio, según el artículo II de la Convención de Ginebra para la Prevención y la Sanción del delito de Genocidio, del 9 de diciembre de 1948 y constituye, por tanto, un delito de Derecho Internacional.
El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU. contra Cuba es el más prolongado que haya conocido la humanidad, y forma parte esencial de la política de hostilidad de la nación norteamericana.
La medida de bloqueo ha tenido como objetivo la destrucción de la Revolución Cubana, con el fin de causar hambre, desesperación y, por ende, el derrocamiento del Gobierno.
Organizaciones de Derechos Humanos y gobiernos del mundo han exigido al presidente estadounidense eliminar el bloqueo, tal como en parte prometió durante la campaña que lo llevó a ese cargo en 2008.
La Organización de Naciones Unidas queda totalmente desprestigiada, el concepto de democracia y el principio internacional de, La libre determinación de los pueblos, se convierten en conceptos gaseosos sin valor alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario