miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿NEUTRALIDAD PRESIDENCIAL?

¿García no puede hacer Presidente a quien el quiera,
pero si puede impedir que sea quien el no quiera?
Si hay algo que contribuyó a la serie de suspicacias acerca de la actuación de los organismos electorales durante el último proceso electoral, es la poca vocación por la neutralidad que tiene el Presidente de la República en materia de comicios electorales.
Dicha vocación quedó patente con el reconocimiento explícito de que “puede impedir que salga quien él no quiere”, en alusión clara a la campaña de 1990. Y aunque luego intentó arreglarla y ha dado declaraciones sobre su imparcialidad en las elecciones, lo cierto es que ya el daño había sido causado. Y el presidente insistió en declaraciones, por decir lo menos, controvertidas, aunque con efecto limitado, como lo resume Augusto Álvarez Rodrich:
Sin embargo, la banca debiera preocuparse porque García está fallando grotescamente en su promesa de vetar candidatos. Dos ejemplos notorios de su declinante influencia en estas lides son los triunfos recientes de Susana Villarán en Lima y de César Acuña en Trujillo –y, en general, en el ‘sólido norte’ que hoy este domina–, cuyas candidaturas García hostilizó durante los últimos meses.
Entonces, uno podría pensar - con un severo exceso de ingenuidad - que luego del fiasco que ha resultado la elección regional y municipal para el APRA y para Alan García, que el Presidente podría, por fin, dedicarse a llevar una transición gubernamental relativamente tranquila y no dárselas de “gran elector”. Craso error.
Pues ayer Alan arremetió contra el Instituto de Opinión Pública de la PUCP por la última encuesta electoral presidencial elaborada en Lima y que fuera presentada este fin de semana. Dicha encuesta le daba apenas 2% a su flamante candidata, Mercedes Araoz - remarco, solo en Lima, es decir en un tercio del país -, pero la gente del IOP había hecho la siguiente advertencia:
Debemos tomar en cuenta aquí que el trabajo de campo de este sondeo se realizo días antes de la presentación de Mercedes Aráoz como candidata presidencial por el Partido Aprista Peruano, por lo que los encuestados no contaban con esta información al momento de ser entrevistados.
Un par de recomendaciones para el doctor García: 1) Que lea atentamente el libro de Alfredo Torres, Opinión Pública 1921 - 2021, donde el director de Ipsos Apoyo nos explica, en lenguaje sencillo, que las encuestas no son predicciones de Nostradamus y que son una foto del momento. Es decir, pueden variar. 2) Que se convenza que las encuestas no tienen que responder al deseo de los políticos o de los candidatos. De hecho, si García es consecuente con su rabieta, también debería criticar al sondeo nacional de Datum que da a su candidata 3%. Pero sabemos todos que, en el fondo, lo que está haciendo es negar la realidad.
Y, finalmente, que entienda, por el amor de Dios, que si bien tiene el legítimo derecho de votar por quien quiere, es el Presidente de todos los peruanos y, en tal calidad y porque lo manda la Ley, es necesario que no opine ni a favor ni en contra de ningún postulante. Peor aún, flaco favor le hace a una candidata que también cargará con el gran peso de los pasivos del segundo alanismo y que requiere, más bien, de un perfil propio. Sino, Heduardo y Carlín seguirán teniendo chamba para rato con los dislates presidenciales.
MAS SOBRE EL TEMA:
Augusto Álvarez Rodrich: Reelección disfrazada
Fernando Rospigliosi: Mechita tu bien sabes
La respuesta de Fernando Tuesta a las declaraciones presidenciales

No hay comentarios:

Publicar un comentario