miércoles, 27 de julio de 2011

Otra Vez, Contradicciones de Derecha a Izquierda

Entre el cambio y el continuismo, el nacionalismo y el imperialismo, la inclusión social y el neoliberalismo, la honestidad y la corrupción, la integración y el aislacionismo, la redistribución y los enclaves económicos, entre el progreso y el atrazo, entre la democracia y la dictadura, entre eso decidimos este 2011...
No hay que perder la fe, por que somos ganadores
Luego del embrollo de familia en Rusia y las últimas visitas a países denominados revolucionarios, como Venezuela, México y Cuba; pasando por la completa relación de ministros que esperan jurar el 28 de julio junto a Ollanta, es necesario evaluar otro nuevo recelo al proyecto nacionalista.
 Para la derecha representada por aquellas cuatro opciones a las que vencimos luego de una ardua campaña, la excusa para tildarnos de salto al vacío quedó en el olvido luego de anunciar a Velarde, Castilla, y luego José Luis Silva. Mientras el primero antes hablaba de ser cautos en las implicancias de elevar el sueldo mínimo, el segundo fue parte del manejo económico neoliberal que criticamos. Y el tercero es un conspicuo defensor de los TLC que también enfrentamos por la forma como se fueron negociando. En suma, un trío que pone alegre desde Alejandro Toledo hasta Meche Araoz, tanto como a Lourdes Flores y a Keiko Fujimori. En fin, esa es la parte de la concertación que cede Gana Perú para contentar a un sector de la población donde habitan los antagónicos Mario Vargas Llosa y Cipriani, y que equivale más o menos a un 20% de la población que en 2da vuelta, votó anti Keiko, pues habrá que recordar que en 1ra vuelta, un 32% votó por el cambio y casi 70% en contra. Por otro lado, en la "izquierda", las cosas se fueron delineando ya antes, alrededor de impulsar la confluencia Gana Perú y darle matiz orgánico, con CEN y estatuto, de acuerdo a las declaraciones de Carlos Tapia, de los Ciudadanos por el Cambio y Javier Diez Canseco, líder del Partido Socialista. Obviamente ese deseo de izquierdistas en común, aún no pasa por un asentimiento en el Partido Nacionalista, aunque ya haya bases Gana Perú en muchas partes del país, sin dirección, pero con gente proveniente de diferentes vertientes políticas, que no necesariamente son progresistas. El último encuentro de la Unidad de Izquierda va por ese rumbo, aunque aún el sectarismo impida incluir al MNI y a Fuerza Social, implosionados y debilitados por algunas malas decisiones y la baja popularidad de Villarán en la alcaldía de Lima. La inclusión de Aída García Naranjo de la izquierda o de Eguiguren o Roncagliolo, que bien podrían ubicarse en el progresismo, no deja de ser algo, para un campo que ha tenido derrotas consecutivas en el terreno electoral, pero que alberga esperanza en una nueva refundación -con los mismos dirigentes-; una madurez colectiva -con inmadureces personalistas-; un nuevo frente amplio -con el mismo sectarismo en organizaciones y colectivos-…
 En esta parte del análisis deberé decir que el proyecto nacionalista no se derechiza por colocar a tres ministros ni se izquierdiza por lo opuesto. Simplemente recoge las propuestas que alguna vez Alberto Adriánzen escribía en su "transición inconclusa", o Michael Porter planteaba con eso de la "estrategia económica nacional". No seremos más neoliberales de aquellos a los que la inclusión social les suena a hueco, ni seremos menos revolucionarios de aquellos que quieren empezar todo de cero. La hoja de ruta planteó muchas propuestas con las que estuvieron de acuerdo muchos en ambos bandos, que ahora están algo descolocados en el campo político, por ministros, y sobre qué postura tomarán para oponerse al nacionalismo. Sólo el autoritarismo de Fujimori, o la Corrupción de García, pudo unir a la derecha y a la izquierda en diferentes épocas, y por lo visto, este gabinete dista mucho de eso, yendo más por un gobierno de concertación nacional, acorde a una realidad que algunos utópicos sólo suelen encontrar en escritos teóricos que suelen ser crónicas de fracaso.
 Finalmente, me causa gracia como algunos en el campo "progresista" ya se sientan derrotados por un gobierno que no empieza, o se crea que la derecha y la izquierda tengan chance con las mismas taras mentales de hace 20 años, en la debacle de los partidos políticos. Habrá que esperar el 28J…
 René Galarreta

No hay comentarios:

Publicar un comentario