martes, 6 de diciembre de 2011

LOS RECLAMOS POPULARES MAL ORGANIZADOS POR DIRIGENTES SECTARIOS, ESTAN DESACREDITANDO LOS PEDIDOS DEL PUEBLO

Asunto: Los dirigentes del paro de Cajamarca han dejado una triste lección de desprestigiar los paros populares, pudiera suceder que en adelante no van a tener mucho crédito los reclamos del pueblo, esta es la triste historia de los dirigentes mal llamados de izquierda, pareciera que obedecen órdenes externas.
En Cajamarca los nueve días de paro han significado muchos perjuicios al abastecimiento de productos de primera necesidad, al libre tránsito, incluso al turismo.  Los dirigentes estaban más preocupados por alargar el tiempo del paro que por solucionarlo, pareciera que buscaban que hubiera muertos para enardecer más a la población.  Como iniciativa particular nuestro Movimiento  lanzó dos soluciones dirigidas a los dirigentes del paro, para ver si así se podía solucionar el problema minero, y que ellos como iniciativa propia lo plantearían al gobierno en el momento del diálogo.  Nos comunicamos con los dirigentes enviándoles estas ideas y pidiéndoles que por favor se pronunciaran, pero en ningún momento aceptaron pronunciarse sobre el tema, por el contrario repetían sus puntos de vista, como si fueran intocables. Resumiendo esas propuestas son:
1) Que mediante una reforma constitucional se aprobara que las comunidades  que tienen riquezas de distinto tipo, fueran dueñas del suelo y el subsuelo, quiere decir que su riqueza del  subsuelo las comunidades podrían llegar a ser accionistas de la empresa en un porcentaje estudiado con mucha responsabilidad, que pudiera ser entre el 8 y  el 12% de acciones preferenciales, así podrían tener un asiento en el directorio de la empresa.  Las utilidades de estas acciones serian un ingreso  extra a  la comunidad, aparte de las que ya tiene. 
2)   Que las mineras al beneficiar su mineral si ocasionaran demasiado consumo de agua en desmedro de la población y la agricultura, ellos mediante un dispositivo legal debieran llevar su mineral a un desierto de la costa y allí  beneficiarlo con agua tratada del mar, así  no consumirían el agua de las comunidades, ni las podrían envenenar.  Además la minera se comprometería a hacer reservorios para acumular el agua de las lluvias y esta pueda ser consumida en las épocas de escasez.
El gobierno había planteado inicialmente la suspensión de la Minera Conga y así fue, para que fuera propicio el diálogo.  A mucha presión del gobierno accedieron al diálogo los dirigentes de estos movimientos populares, pero a la final del diálogo no hubo ningún acuerdo y el Presidente se vio obligado a decretar el estado de emergencia por 60 días en cuatro provincias de Cajamarca.   Llegamos a la conclusión que los dirigentes del paro de Cajamarca por no dar facilidades al diálogo ni aceptar algunas propuestas del gobierno han dado un nuevo giro a las protestas populares que algunos dirigentes llamados de izquierda o de ultraizquierda  han desprestigiado los reclamos populares, esto es lo preocupante que ha sucedido en Cajamarca, esperamos que  en adelante no se tome en cuenta el mal ejemplo que han ocasionado los dirigentes del paro de Cajamarca
Para ver la diferencia de los paros de hace muchos años en muchos gobiernos, con el actual paro de Cajamarca, vamos a recurrir a una pequeña  historia de los  paros. Históricamente en el Perú en muchos gobiernos ha habido grandes paros populares que han marcado su historia, en la mayor parte han triunfado los pedidos de los dirigentes del paro, pero a costa de varios muertos, esto es lo lamentable de la historia y por lo general los gobiernos no dialogaban como parte de su política, si no en muchos casos a presión de los paros populares.  De esta historia nos cabe rescatar que el pueblo siempre  ha reclamado por sus derechos y los organizadores han actuado  en forma  correcta y han  dignificado los reclamos populares.
En este gobierno del señor Humala ya ha habido algunos paros, la diferencia de  los paros históricos es que el gobierno siempre ha estado llano al diálogo, esto es lo característico y nuevo.  Los dirigentes de los paros, en el caso de  Cañete, por un atinado diálogo, quedo arreglado en ambas partes, a pesar que inicialmente los de Cañete no daban facilidades para el diálogo y ocurrió que una persona ha muerto en dicho paro.  La intención del diálogo de este gobierno es justamente para evitar la pérdida de vidas, pero los dirigentes que organizan el paro irresponsablemente no fueron al diálogo como debiera ser, porque el Presidente Humala nunca se negó al diálogo, por el contrario  en dos oportunidades no pudo dialogar con los dirigentes, pero en una tercera oportunidad se fue al diálogo y quedo terminado el paro.
En el caso de Cajamarca el Presidente de la Región   y otros dirigentes denominados de izquierda encabezaron el paro.  De igual manera el gobierno siempre estaba llano al diálogo, pero los dirigentes del paro no daban facilidades, alargándose varios días el diálogo para llegar a algún acuerdo. 
Los reclamos del pueblo sobre el agua son muy justos, pero también es importante para el desarrollo nacional el avance de la minería, si desde los Incas se ha explotado el oro y otros minerales hoy también continuamos trabajando en esa misma dirección.  Por el aumento de la población en muchos lugares se han sentido afectados por la forma de beneficiar los minerales que han hecho daño al ecosistema, al agua, a los animales, que en muchos casos han sido envenenados, quiere decir que  los reclamos del pueblo son muy justos, y por esa circunstancia el gobierno siempre tuvo una apertura al diálogo. 
En el caso del paro de Cajamarca hay una triste lección,  que los dirigentes de dicho paro han desprestigiado la historia de los paros y en adelante pueden ocasionar que no tengan credibilidad los reclamos populares, esto es lo preocupante de la lección que nos dejan los mal llamados dirigentes de izquierda, de Cajamarca.
AUTOR: ING. HERNÁN VÁSQUEZ CABRERA

No hay comentarios:

Publicar un comentario