lunes, 9 de abril de 2012

HAY MUCHOS CASOS DE CORRUPCIÓN PENDIENTES


“A propósito de la contundente denuncia del presidente Ollanta Humala."
A la lista de Fujimoristas prófugos que deben responder por cientos de millones de dólares, se suman además 78 altos personajes del régimen de los 90, que han sido ya condenados por la justicia, muchos de los cuales permanecen aún en prisión y otros se encuentran con carcelería suspendida o ya cumplieron su pena
Debe ser un verdadero récord en el mundo que entre los condenados se encuentren un presidente, un superasesor, dos primeros ministros, cinco ministros de diversas carteras (Economía, Agricultura, Defensa e Interior), dos viceministros (uno de Hacienda y otro del Interior); una Fiscal de la Nación, un presidente de la Corte Suprema, un presidente del Jurado de Elecciones, un vocal del Tribunal Constitucional, cinco vocales supremos, cinco fiscales supremos, un vocal superior, tres fiscales superiores; cuatro congresistas, un regidor; un gerente general del Canal 7; 15 generales del Ejército, dos almirantes, un general FAP, tres generales PNP y un coronel, entre otros.
La copiosa lista evidencia que la corrupción era sistemática y generalizada en aquel régimen y desmiente las afirmaciones de Kenji Fujimori, de que la corrupción fue un fenómeno externo que penetró al régimen de su padre y que éste no pudo impedirlo.
Los nombres más conocidos de esta lista del oprobio son los de Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza, Víctor Joy Way, Federico Salas, Carlos Boloña, Absalón Vásquez, Alfredo Jalilie, Edgar Solís, Blanca Nélida Colán, Alejandro Rodríguez Medrano, Alipio Montes de Oca, José Villanueva Ruesta, Antonio Ibárcena, Elesbán Bello, Fernando Dianderas, entre otros.
LOS QUE FALTAN
Lo que es notable en la lista de procesados del régimen más corrupto de nuestra historia son sus ausencias:
(a) Ninguno de los participantes en la COPRI (Comisión de Privatización) y las diversas CEPRIS (Comisiones Especiales de Privatización).
(b) Ninguno de los miembros de bancos de Inversión y consultoras que asesoraron y avalaron las operaciones de venta de bienes públicos y concesiones.
(c) Ninguno de los funcionarios que la banca colocó en el Estado como dobles agentes que facilitaron la redacción de las normas que los favorecían y que condujeron procesos fraudulentos como el de la recompra de la deuda y la conversión de papeles de la deuda en recursos para la privatización.
(d) Ninguno de los representantes de las empresas que se beneficiaron de procesos irregulares de privatización, como es el caso de AeroPerú, SiderPerú, las eléctricas y otras.
(e) Ninguno de los titulares de las constructoras que se hicieron las favoritas del régimen y que escalaron rápidamente en el ranking nacional, entre ellas JJ Camet del ministro de Economía.
(f) Ninguno de los empresarios que fueron a pedir favores judiciales y tributarios del asesor Montesinos al SIN y lo consiguieron.
(g) Ninguno de los traficantes de armas y sus socios locales, que vendieron al Perú armamento inservible después de la guerra del Cenepa.
Todos ellos quedaron impunes porque el sistema anticorrupción midió en doble vara los crímenes de la época oscura y varios abogados anticorrupción incluyeron luego a los investigables en su cartera de clientes.
El presidente Humala ha hecho bien en recordar lo grave que fueron los hechos de los 90, y en advertir que el país aún no ha cerrado sus cuentas con esa época.
Presidente Humala sobre el '5 de abril': Aún falta recuperar toda la plata que se robaron
"Todavía falta recuperar los miles de millones de dólares que se robaron del país", opinó el Jefe de Estado durante la inauguración de una obra en Ate Vitarte.
"La ruptura de la democracia llevó a una serie de problemas de corrupción, traición a la patria, de impunidad de la clase política, de una clase política que quiso pactar con el dictador en el año 2000. Esto debe quedar en la historia para que no se vuelva a repetir".
Así opinó el Presidente de la República, Ollanta Humala, al ser consultado sobre su opinión de los 20 años del autogolpe de Estado que diera Alberto Fujimori el 5 de abril de 1992.
El mandatario sostuvo que fue a partir de este hecho que se desencadenaron una serie de delitos que deben ser respondidos ante la justicia:
"Falta recuperar la plata que se robaron del país. Miles de millones de dólares desfalcaron al Estado peruano. Mediante mecanismos ilegales e ilegítimos, con medidas que no eran publicadas en El Peruano. De eso solo se han recuperado 200 millones de dólares", indicó.
En diálogo con el canal oficial, Humala Tasso aseguró que también hace falta capturar a los delincuentes que apoyaron y que fueron parte de la mafia de los 90s.
"Hoy están con paradero desconocido, o en clandestinidad a la espera de que prescriban sus delitos. Por lo mismo proponemos que se declare la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción y que estos delincuentes sean declarados reos contumaces", finalizó.
QUE DEVUELVAN LA PLATA
 Desde el enfrentamiento electoral contra la mafia organizada por Alan García y Alberto Fujimori en torno a la candidatura de la japonesa Keiko Fujimori, no se había escuchado nada contundente por parte de Ollanta Humala contra la corrupción enquistada en el país. Y ha hecho bien el primer mandatario en recordar la necesidad de cortar por lo sano con los sectores corruptos e inmorales, única opción de realizar un gobierno de aceptación nacional. La continuidad del programa neoliberal con pequeños reajustes para regresar a lo que fue el gobierno de Alejandro Toledo y su proclamado “chorreo” que ahora Ollanta Humala llama “inclusión social” no permitirá una administración exitosa como sí podría ser la lucha anticorrupción.
 Alberto Fujimori con la dictadura de diez años y Alan García con el neoliberalismo extremista de su segundo mandato y la estela de inmoralidad de su primer gobierno, han educado muy mal a la derecha oligárquica favoreciéndola con la obtención del dinero fácil y la coima. En consecuencia, existe una pulverización de las ideas mediante la maquinación de los medios de comunicación parametrados por esta oligarquía mafiosa; y a continuación viene la satanización premeditada de quien intente revelar los actos de inmoralidad, libertinaje e indecencia. Ollanta Humala, trata de llevar a cabo la “hoja de ruta” consensuada con otras fuerzas políticas y aunque se está desviando hacia la derechización pro transnacional, la lucha anticorrupción sí podría ir en la dirección de lavarle un poco la cara. De ahí la importancia de las concluyentes declaraciones en referencia a la dictadura de Fujimori que publicamos a continuación. 
 "Todavía falta recuperar los miles de millones de dólares que se robaron del país" afirmó Ollanta Humala durante la inauguración de una obra en Ate Vitarte, cuando solicitaron su opinión respecto al 20 aniversario del golpe de Estado provocado por el reo Alberto Fujimori. 
"La ruptura de la democracia llevó a una serie de problemas de corrupción, traición a la patria, de impunidad de la clase política, de una clase política que quiso pactar con el dictador en el año 2000. Esto debe quedar en la historia para que no se vuelva a repetir".
 Así opinó el Presidente de la República al ser consultado acerca de los nefastos acontecimientos del 5 de abril de 1992. Ollanta Humala aseguró que a partir de este hecho se desencadenaron una serie de delitos que deben ser colocados ante la justicia.
 "Falta recuperar la plata que se robaron del país. Miles de millones de dólares desfalcaron al Estado peruano. Mediante mecanismos ilegales e ilegítimos, con medidas que no eran publicadas en El Peruano. De eso solo se han recuperado 200 millones de dólares", indicó.
En un diálogo con el canal oficial, el presidente Humala aseguró que también hace falta capturar a los delincuentes que apoyaron y que fueron parte de la mafia de los años 90s.
"Hoy están con paradero desconocido, o en clandestinidad a la espera de que prescriban sus delitos. Por lo mismo proponemos que se declare la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción y que estos delincuentes sean declarados reos contumaces" terminó diciendo en sus declaraciones.
Cuando se inauguro la corrupción mas grande en Perú? Sin lugar a dudas fue con el golpe de estado de Fujimori; para logar su cometido, lo primero que hizo fue blindarse con una constitución a su medida y que por desgracia sigue vigente. A partir de este nefasto gobierno todo lo que es coima, los llamados diezmos como mínimo y que en otros casos llegan hasta el 30 % son legales según los corruptos, con estos delincuentes en el gobierno, se inauguraron los marcas, los narco aviones, narco barcos, los políticos independientes que sirven para el lavado de activos desde el parlamento. Si no cambiamos radicalmente, el país se va al despeñadero.
Galería de prófugos
Una larga lista de prófugos de la justicia peruana por actos de corrupción perpetrados durante el período Fujimorista, se encuentra actualmente en manos de la Interpol y a ellos se debe haber referido el presidente Ollanta Humala, al fustigar a la dictadura Fujimorista y señalar que el Perú tiene como tareas pendientes capturar a los corruptos para que paguen sus culpas y no queden impunes, y recuperar el dinero que robaron al país.
Algunos de los fugitivos no han sido ubicados y otros son protegidos de gobiernos que decidieron acogerlos, siendo el más notable el exministro de Defensa Víctor Malca Villanueva, buscado por el mundo con sus tres hijos Víctor, Milagros y Liliana, por apropiación de 16 millones de dólares.
Es el general corrupto más afortunado de la década de los 90, pues logró salir del país con mucho dinero en el bolsillo, para no volver.
PEZ GORDO
Otro notable pez gordo es, sin duda, Víctor Aritomi Shinto, esposo de Rosa Fujimori, hermana del exdictador y también fugada. Es buscado por enriquecimiento ilícito y tráfico ilegal con las donaciones japonesas.
En Suiza, se refugia el empresario Ernesto Schutz, propietario de Panamericana Televisión, filmado recibiendo 50 millones de dólares, a cambio de la venta de la línea de su canal de televisión y que sigue negándose a dar la cara ante la justicia peruana.
Otro fugado importante es Julio Vera Abad expropietario de ATV Televisión, que también recibió millones en la sala del SIN y cuyo paradero es hasta hoy desconocido.
CELEBRIDAD
Pero si de celebridades de la corrupción se trata, no se puede dejar de mencionar al excontralor Víctor Caso Lay, detenido en Costa Rica y luego puesto en libertad y vuelto a fugar. Este personaje debe responde por un faltante de mil millones de dólares que no fueron sujetos a fiscalización y que salieron por diversas vías de la Caja Fiscal.
Caso Lay es responsable, además, de la utilización delictiva por el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) de hasta 351 millones de soles, que tenía la obligación de controlar por el carácter que le otorgaron de “secreto”, y que fueron usados en los más oscuros actos de la corrupción.
“ASILADOS”
En Chile hay dos prófugos asilados por el gobierno que ensucian la tradición de asilo a demócratas de la que se enorgullecen los chilenos. Esa condición les permite seguir haciendo negocios.
Uno de ellos es Eduardo Calmell del Solar, fugado luego de ser condenado por la fraudulenta venta de Cable Canal de Noticias a Vladimiro Montesinos y por haber recibido por lo menos un millón 750 mil dólares (hay videos que lo muestran), puesto en libertad por un juez venal que le concedió un hábeas corpus que le sirvió para fugar.
Otro es Daniel Borobio, el publicista de Montesinos involucrado en el caso de la prensa chicha y en los principales sicosociales de los años 90.
Del mismo equipo de publicidad e igualmente en fuga hasta la fecha, son Ricardo Winitzky y Saúl Mankevich, así como el exdirector de la revista “Sí”, Marcelo Gullo, al que el SIN le entregó dinero para cambiar la línea de la publicación.
Los tres están instalados en Argentina en calidad de supuestos perseguidos políticos, por su colaboración con la campaña electoral de Fujimori para su re-reelección, el año 2000.

No hay comentarios:

Publicar un comentario