lunes, 18 de junio de 2012

MEDIAS VERDADES, COMPLETAS MENTIRAS



Luis Felipe CALDERON MONCLOA
Profesor Asociado
Universidad ESAN
 “Es más fácil engañar a la gente que, luego, convencerlos que han sido engañados”
Mark Twain
 En lo personal, no estoy en absoluto en contra de las privatizaciones pues creo que en muchos temas es mejor que sean empresas privadas las que operen, dentro de la regulación del mercado y el control del Estado. Pero esto no nos puede llevar a la conclusión errada de que toda empresa estatal es mala. De hecho, hay sectores que un país debe considerar estratégicos y en los que debe tener empresas estatales controlándolos y dominándolos.
 Por eso, es triste ver como gente cultivada e inteligente acepta mentiras y se niega a aceptar la realidad cuando esta realidad no coincide con sus paradigmas de moda: casi toda la intelectualidad peruana está convencida que toda empresa estatal es mala y que toda privatización es buena. Es un dogma de fe que ni acepta ni resiste análisis ni evidencias.
 Los ultraliberales, que son manada numerosa, dominante y vociferante hoy, ponen de ejemplo de éxito liberal a Chile. Sin embargo, cuando les menciono el hecho real e incontrovertible que la empresa más grande de Chile es CODELCO, una empresa estatal, y que ni el mismísimo Pinochet privatizó, guardan silencio (excepto para insultar usando el ridículo cliché de moda “caviar”) pues no tienen nada que responder.
 Y cuando les comento que Grifos Primax, que pertenecía a los activos de PetroPerú, hoy es propiedad parcial de ENAP, la empresa petrolera estatal de Chile, el silencio es unánime. ¿Qué hace la petrolera estatal de un país supuestamente ultraliberal  -y que no tiene petróleo-  operando en nuestro país, asociada con el grupo empresarial más grande del Perú? Sigo esperando la respuesta (También habría que preguntarse ¿por qué el Grupo Romero ha ido asociando varias de sus empresas con empresas chilenas, incluida una empresa estatal?).
 Entonces ¿por qué se le llama privatización si muchos de los activos que fueron de PetroPerú hoy están en manos de empresas petroleras estatales extranjeras? ¿En que país del mundo vender propiedad del Estado nacional a Estados extranjeros es “privatización”? Eso se llama des-nacionalización aunque en lo personal, yo le llamaría TRAICIÓN y CORRUPCIÓN. ¿Si las empresas estatales por definición son incompetentes y corruptas porque admitimos a las siete empresas estatales extranjeras que operan en petróleo en nuestro país? (Además que hay muchas más empresas estatales extranjeras operando en diversos sectores tales como minería, electricidad, etc.). Esta es otra pregunta que le he hecho a docenas de ultraliberales sin recibir, hasta ahora y fuera de los insultos, ni si quiera un intento de respuesta.
 Pero el dogma, como todo dogma, sigue allí, incólume, impermeable a la verdad y a la inteligencia, impulsado por los oscuros intereses que se mueven detrás de las privatizaciones y que, como parte de su estrategia, necesitan sabotear las empresas estatales competentes, como PetroPerú, para saquearlas y justificar, al final de todo su total privatización a precios muy rebajados.
---------------------------------------
Nota: Publicado en la Pag. 8 del Nº 2 de  la Revista “El Supervisor” del Sindicato de Trabajadores Administrativos de PETROPERU S.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario