miércoles, 27 de febrero de 2013

DISCRIMINACIÓN ANTIMILITAR Y ANTIPOLICIAL

Irresponsable Ministro

El Comercio
Hugo Guerra - Periodista
La irresponsabilidad del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), está induciendo a que el Gobierno se equivoque peligrosamente al tratar a militares y policías de manera injusta, discriminatoria e incluso inconstitucional.
Después de más de una década de postergación se han impuesto decretos legislativos que establecen un modelo salarial atentatorio contra la estabilidad de las instituciones castrenses y policiales, afectando a unos 146 mil militares y policías en actividad y 105 mil pensionistas.
El nuevo modelo no ha sido fruto de un diálogo entre el Estado, militares y policías, sino consecuencia de la inaceptable arbitrariedad y secretismo del MEF.
Este, so pretexto de ordenar las pensiones, introduce los conceptos de "remuneración equiparada" y "remuneración consolidada", a partir de los cuales crea una escala salarial insuficiente que recorta derechos adquiridos y rompe el pacto social entre el Estado y sus Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.
Así, los militares y policías de la Ley 19846 y del Decreto Legislativo 1133 tendrán una remuneración consolidada  pensionable según sus respectivos grados y recibirán un solo aumento a partir de diciembre y el monto resultante quedará congelado hasta el 2016.
El incremento de los salarios es vía bonificaciones, cosa engañosa, pues los incrementos por cargos de responsabilidad, alto riesgo a la vida y de apoyo operativo efectivo no son pensionables y se distribuirán en cinco tramos entre los años 2012 y 2016. Esto es grave porque si las bonificaciones equivalen hasta un 70 % del sueldo, los pensionistas solo recibirán el 30% de lo que ganan actualmente.
Por otra parte, SE ESTABLECE UNA ESCALA QUE NO GUARDA VÍNCULO CON EL ESCALAFÓN DEL ESTADO AL NO ESTABLECER RELACIÓN ENTRE LOS MANDOS MILITARES Y POLICIALES Y LOS FUNCIONARIOS DE OTROS PODERES, COMO MINISTROS, JUECES, Y CONGRESISTAS.
Arbitrariamente se impone el tope salarial en unos S/ 8.500 para el grado de general de división o equivalente, mientras en la base un alférez está en S/ 2.204.
Así, para incrementar un poco más de tres veces el salario, cualquier oficial tendría que pasar cuarenta años en actividad.
Y los cálculos son TAN DISPARATADOS que un suboficial técnico jefe superior ganará S/ 2.668, es decir, más que un teniente, quien percibirá S/ 2,558.
De modo que se está imponiendo un modelo que empuja al personal a no tener expectativa de futuro razonable en un país que crece al ritmo de 6 % anual y donde el sector privado ofrece sueldos cada vez más altos.
La jubilación de policías y militares se verá también SERIAMENTE AFECTADA, pues por este concepto solo les corresponderá el equivalente al 55 % de una remuneración (de la cual se restarán los bonos que se paguen en actividad), y en el caso de las VIUDAS solo recibirán LA MITAD de ese monto, con lo cual se les empujará a NIVELES DE VIDA INDECOROSOS.
Frente a esto, y ante la incertidumbre de lo que ocurra con la Caja de Pensiones Militar Policial, así como con quienes reciben pensiones de montepío y sobrevivencia, es URGENTE que el presidente Humala revise el caso y enmiende una situación que puede llevar al país a una grave CONFRONTACIÓN INSTITUCIONAL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario