jueves, 18 de abril de 2013

¿CAMBIOS EN LA CIA, CAMBIOS EN SU ACTIVIDAD CONTRA VENEZUELA?


Cambios en la CIA

¿Habrá querido realmente Obama limpiar la fetidez y suspicacias que tiene la opinión pública internacional con respecto a la CIA, al nombrar a John Brennan como nuevo director de la Agencia y a una camaleónica mujer como nueva directora del Servicio Nacional Clandestino (NCS), el verdadero tentáculo de la Agencia para llevar a cabo todo tipo de guerra sucia?. Parecen no haberle bastado los éxitos taquilleros de "Argo" para apalancar a la CIA, a la que se ha visto obligado, aparentemente, a quitarle el control de los drones y pasarlos al Pentágono, así como otras medidas internas que se ocultan de la luz pública.
¿Le servirá de algo tener al frente del NCS a una torturadora experta para barrer toda la implicación sobre el cuestionado  programa de detenciones e interrogatorios de la CIA, en los que ella misma participó y de los que Brennan tuvo pleno conocimiento?
Lo cierto es que Brennan y su nueva ejecutora no son totalmente ajenos a la larga historia de atrocidades de la CIA, sobre todo cuando el NCS, como brazo operativo de la CIA, así como el FBI, el NHS, la DEA, la DIA y otras agencias gubernamentales, han estado implicadas en varias guerras sucias, sobre todo la que se lleva a cabo, desesperadamente, contra Venezuela.
La NCS se encarga, junto a la Oficina de Planes, de supervisar y articular la actividad de las estaciones de la CIA, diseminadas por el mundo, y las acciones ejecutadas por sus numerosos oficiales operativos y agentes, muchas de ellas incapaces de ser fiscalizadas por el Congreso y la propia Casa Blanca.
¿Sabrán el estrenado Brennan y su nueva jefa del NCS los planes que se están ejecutando contra la Revolución Bolivariana, incluyendo la posible participación de un grupo de especialistas acantonados en Fort Dietrick,  instalación del Comando Médico del Ejército de los Estados Unidos, encargada de fabricar armas biológicas, y en el Instituto Nacional del Cáncer, en el sospechoso e invasivo cáncer que le quitó la vida al querido presidente Hugo Chávez  y en otros ataques cancerígenos parecidos contra otras personalidades políticas mundiales?
No hay duda que estos nuevos halcones no fueron colocados en sus puestos "para limpiar la casa", sino para hacerla más eficiente y solapar aún más su actividad. A ellos no le son ajenos los siguientes planes, algunos de los cuales se están poniendo en marcha:
- La eliminación física de dirigentes de la dirección colectiva político-militar de la Revolución Bolivariana, enfatizando como objetivos al presidente Ejecutivo Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Arreaza y otros, incluidos gobernadores chavistas. Estos actos de asesinato serán realizados mediante vías diversas, tratando de mostrarlos a la opinión pública como fruto de contradicciones internas entre la dirigencia chavista o inculpando a terceros países con los que Venezuela  goza de magníficas relaciones.
- Promover la eliminación física de dirigentes de la MUD y gobernadores de la oposición, incluido el candidato derechista Henrique Capriles, para deslegitimizar la democracia venezolana y crear situaciones de caos y violencia interna en el país.
- Fomentar la división dentro de la dirección colectiva de gobierno, alimentando suspicacias y recelos, exaltando protagonismos, sembrando dudas y  generando conflictos con otras organizaciones y las FANB.
- Agilizar el reclutamiento activo, sobre todo mediante comprometimiento y sobornos de diversos cuadros de dirección, funcionarios diplomáticos en el exterior, altos miembros del mando de las FANB y cuadros que realizan funciones vitales dentro de la dirección del país en todas sus instancias. No es desconocido para nadie que la CIA ha elaborado minuciosos perfiles de estas personas y han seleccionado a sus posibles objetivos.
- Promover todo tipo de acciones para deslegitimizar las elecciones presidenciales del 14 de abril y hacerlas ver como fraudulentas, incitando a su desconocimiento por parte de las bases de la oposición para crear un contexto de ruptura democrática y de desobediencia civil.
- Fortalecer desde el exterior una recia campaña mediática, la cual será monitoreada por órganos serviles a EE UU como la SIP, la CIDH y otras, apoyándose en los grandes monopolios de la comunicación. De la misma manera, también monitoreada por la Oficina de Prensa de la Embajada norteamericana, fomentar el mismo discurso ideológico y matrices de opinión adversas a la candidatura de Nicolás Maduro.
- Crear las condiciones para garantizar una intervención foránea contra Venezuela, apoyándose en organismos internacionales como la OEA, la ONU y la Unión Europea, bajo la dirección de Estados Unidos y la complicidad de otras naciones latinoamericanas, las que prestarían sus territorios, aguas jurisdiccionales y espacio aéreo, para el empleo de acciones agresivas.
Estas son algunos de los planes inmediatos que están bajo el tapete de la CIA y que son amenazas reales para la nación bolivariana.
Nosotros, lo sabemos, que el pueblo venezolano y su dirección político-militar, siguiendo el ejemplo de Chávez, resistirán cualquier agresión y están en plena capacidad  para desarticular estos macabros planes de la CIA.
Vuelvo a repetir: !No abramos brechas al enemigo! La organización, la vigilancia permanente, estar siempre junto al pueblo y la unidad, son nuestras armas más eficaces contra el enemigo.
Ahora es la hora de mantener a Bolívar y a Chávez, con la espada empuñada, en cada uno de nuestros corazones.
La otra arma necesaria, la solidaridad de los pueblos con Venezuela, está siempre alerta.
Percy Francisco Alvarado Godoy 

No hay comentarios:

Publicar un comentario