martes, 30 de abril de 2013

“NARCOINDULTOS HUELEN A PESCADO MALOGRADO”



El presidente Ollanta Humala rompió su silencio político en una entrevista televisiva con la finalidad de enviar un mensaje de tranquilidad al sector empresarial por el tema Repsol, aunque también aprovechó el momento para referirse a otros temas de coyuntura. Y aunque al inicio dijo que no se referiría a sus posibles sucesores, sí hizo una referencia directa a Alan García, al señalar que el caso de los ‘narcoindultos’ de su gobierno huele a pescado malogrado.
“No se puede responsabilizar de esto al APRA como partido, pero sí creo que eso huele a pescado malogrado y, por lo tanto, hay un rastro evidente, objetivo, de que ha habido la comisión de un delito, o por lo menos que hay que investigarlo seriamente, por la cantidad de indultos vinculados con esa actividad ilícita (narcotráfico)”, indicó.
En una entrevista a “Punto final”, trasmitida también por TV Perú, Humala evitó, sin embargo, dar una opinión final sobre la investigación de este escándalo del segundo régimen aprista, en el que se le concedieron gracias presidenciales a más de tres mil condenados por narcotráfico, y solo añadió que confía en que la Procuraduría Anticorrupción y el Ministerio Público investiguen el caso.
Pero esa no fue su única referencia. En otro momento, el jefe de Estado rechazó que el Ejecutivo realice “persecución política” contra alguien. Como se sabe, García fue quien se quejó de una persecución política al protestar por la investigación de la Megacomisión congresal a su segundo gobierno. Este dijo que con ello se busca impedir su candidatura en 2016.
“Me da pena que la clase política tradicional se mantenga en este nivel de la chacota. Le hacemos daño a la democracia. Al decir que el presidente es chavista o hablar de persecución política, ¿qué estamos diciendo en el fondo? Que no hay democracia. Haría un llamado a la responsabilidad (…). Hablar de persecución política me parece poco serio”, señaló el mandatario.
Humala también dijo que las persecuciones se daban contra agrupaciones y por temas ideológicos, y no “por un tema de investigación de orden delictivo”.
COMPRA DE REPSOL
Pero quizá el interés del presidente en dar esta entrevista fue enviar un mensaje de tranquilidad al país ante las críticas por la intención del Estado en comprar acciones de Repsol, situación que ha hecho que se advierta un posible regreso al concepto estatista de ‘La gran transformación’.
Humala confirmó que el Ejecutivo ha demostrado su interés por esa compra, aunque aclaró que esta aún no la ha decidido la empresa. “Con esto hemos podido ver los libros y ver de qué se trata, pero de ahí no hay más”, remarcó.
El mandatario consideró esas críticas como una “exacerbación de pasiones” en las que solo se utiliza conceptos ideológicos, cuando –añadió– la decisión que tome su gobierno, si así se decide, “será estrictamente basada en aspectos económicos, comerciales”.
Añadió que uno de los requerimientos que se pondrá, si la compra se concreta, será que Petroperú no vaya solo, sino con inversión privada, y como accionista minoritario, como una forma de “garantizar el mínimo de riesgos que puede tener Petroperú”.
Humala añadió que debido a los casos de corrupción del pasado, el Estado se ha visto debilitado. “La decisión se tomará con cabeza fría”, remarcó.
NI CHAVISMO NI CANDIDATURAS
En otro momento, Humala defendió su viaje a Venezuela para asistir a la asunción del presidente Nicolás Maduro, y tras recordar que él no fue el primero en reconocer esos resultados, dijo que fue porque además el Perú ejerce la presidencia pro témpore de la UNASUR.
No obstante, aseguró que con su viaje “no avaló ni consolidó nada”, sino que fue respetuoso de los resultados dados por el ente electoral venezolano, y que en el pasado no fueron cuestionados.
Sobre el permiso del Congreso, dijo que este Poder del Estado puede fiscalizar sus acciones, pero no impedir su conducción de la política internacional, que señala la Constitución, y que también comprende sus viajes al extranjero.
En la entrevista el mandatario también tuvo algunas referencias al fujimorismo, como cuando recordó la renuncia por fax del expresidente Alberto Fujimori, o cuando discrepó de la comparación del caso Venezuela con el del Perú del año 2000, pues –dijo– aquí hubo violaciones a los derechos humanos, además del grupo Colina, situación que no se ve en ese país.
Humala no quiso ni afirmar ni negar que su esposa, Nadine Heredia, será candidata a la presidencia en 2016. Entre risas, negó que ella cogobierne con él. “Su candidatura no está en nuestra agenda. Algunos candidatos adelantados le tienen miedo; que sufran”, sostuvo.
Sobre el caso del indulto a Alberto Fujimori, dijo que aún no recibe el informe de la Comisión de Gracias Presidenciales y que cuando lo reciba decidirá el tema cuando lo crea conveniente. Es decir, ni siquiera aseguró una pronta respuesta apenas le sea remitido ese documento.
EL DATO
Humala agradeció nuevamente el apoyo del nobel de literatura Mario Vargas Llosa en la segunda vuelta de 2011, así como de otros actores como Alejandro Toledo, pero dijo que quien debe tomar decisiones de gobierno es él y no el escritor.
LUIS GARCÍA ROJAS
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario