jueves, 23 de mayo de 2013

85 NARCOTRAFICANTES QUE RECIBIERON LA GRACIA PRESIDENCIAL FUERON RECAPTURADOS POR LA DINANDRO

EL TRAMITADOR

Narcoconmutaciones
Según datos de la policía antidrogas, peruanos y extranjeros cuyas condenas fueron conmutadas por anterior gobierno, siguien integrando mafias que exportan droga a Bolivia y luego a Europa, África y Asia.
César Romero
 Hasta abril de este año, la policía antidrogas ha recapturado a 85 narcotraficantes, que recibieron el indulto o la conmutación de la pena, durante el gobierno del ex presidente Alan García Pérez, al descubrir que seguían dedicados al tráfico ilícito de drogas.
 La Comisión de Gracias Presidenciales que presidió Facundo Chinguel tramitó el perdón de sus penas con el criterio de que se trataba de "burriers" o narcos circunstanciales, pero la realidad ha demostrado que varios de ellos dirigen o integran organizaciones internacionales del tráfico de drogas.
 Estas evidencias demostrarían una total falta de filtro al revisar los expedientes de conmutación de pena o, como se ha venido denunciado en los últimos meses, se habrían producido casos de soborno para acceder a la reducción de la pena sin revisar adecuadamente sus antecedentes.
 NO ESCARMIENTAN
 El 23 de junio del 2010, los agentes antidrogas chilenos informaron confidencialmente a la policía peruana que desde Tacna operaba una organización que preparaba el envío de una importante cantidad de droga a ese país.
 Gracias a esa información, el 5 de julio del 2010, la policía y la fiscalía peruanas intervinieron una habitación del hospedaje El Silencio, en Tacna, capturando a Ruth Carrillo Valderrama con tres envoltorios de droga, listos para ser introducidos a Chile.
 Unos 10 años antes, Carrillo Valderrama también había sido detenida en el aeropuerto Jorge Chávez intentando viajar  con droga. La condenaron a 10 años de prisión, pero el gobierno aprista le conmutó la pena a 8 años, permitiéndole recuperar su libertad el 6 de agosto del 2010.
 La policía la acusa ahora de dirigir una organización dedicada a enviar droga al exterior desde el país, junto a Antonio Pérez Coral "Pupunovich" y Leonidas Ramos Coral "Comandante".
 NARCOAVIONETAS
 El 30 de julio del 2009, Rubén Meza Velásquez, abandonó el penal de Lurigancho, luego que el 9 de julio anterior, el presidente García Pérez y la ministra Rosario Fernández le conmutaron su pena de 10 años prisión, por 7 años y 10 meses de cárcel.
 Se suponía que Meza se había arrepentido de sus delitos y se reintegraba a la sociedad. Sin embargo, en septiembre del 2012, luego de neutralizar una avioneta con droga en un aeródromo clandestino de Pucallpa, la policía ha descubierto que Meza dirigía una banda de narcotraficantes.
 En la intervención, los narcotraficantes defendieron a balazos su cargamento de droga, hasta que al verse superados por la policía, se dieron a la fuga por el río Sheshea, dejando abandonado 194 kilos 900 gramos de clorhidrato de cocaína, un fusil, tres escopetas y municiones.
 La policía intervino la avioneta de matrícula Nº CP-2721 y detuvo al piloto boliviano Walter  Martínez Baeny (57), el brasileño Gary Gonzales Gioy y los peruanos Hilda Gutiérrez Aquino, Andrés Juárez Pérez y Marisol Rivas Cabrera.
 Durante las investigaciones en el interrogatorio a los detenidos, la policía determinó que esa droga pertenecía a una organización dirigida por Raúl Marquina de la Cruz "Washi" y  Rubén Meza "Conejo".
 DE BURRIER
 Miguel Apaza Mendoza, otro supuesto burrier liberado por conmutación de pena en octubre del 2009,  ha sido implicado en el frustrado envío de una encomienda con droga, intervenida en la empresa Swissport, el 5 de julio del 2011.
 Pero, no es el único favorecido por la comisión de Gracias Presidenciales que sigue enviando droga desde Lima vía correo. Lo mismo está haciendo, dice la policía, el colombiano  Ramiro Castro Mendoza.
 Castro es uno de los 50 extranjeros procesados por narcotráfico, a quienes se les perdonó la pena y se les expulsó del país, pero que siguen vinculados al narcotráfico.

El 12 de abril del 2012, la policía volvió a detener a Castro Mendoza dirigiendo una organización en Lima que enviaba importantes cantidades de droga a Europa, en especial a España.
 HASTA MARRUECOS
Raymunda Alverca Guerrero logró la gracia presidencial de la conmutación de pena el 19 de octubre del 2009. Una condena de 10 años de prisión se redujo por la benevolencia presidencial en solo 5 años y ocho meses de prisión, que le permitió abandonar la prisión el 14 de noviembre del 2009.
 Pero, un año después, el 22 de noviembre del 2010, la policía la detuvo cuando dirigia una organización internacional de traficantes de droga, con conexiones en Casa Blanca, Marruecos.
 La policía antidrogas está reclamando la nulidad de las conmutaciones de penas, para que estos narcotraficantes cumplan la totalidad de sus penas originales.
 PERDONARON A ISRAELÍ PESE A AMENAZAS
 El ciudadano israelí David Hen Vachnis, preso en el penal Sarita Colonia del Callao, logró la conmutación de pena el 27 de noviembre del 2009, pese a que en esa época su pareja peruana Vanesa Fernández denunciaba que él la acosaba desde prisión.
 "Una vez cogió un cuchillo y me quiso cortar la cara, para que ningún hombre volteara a verme. ´Ya sabes lo que te va a pasar si me engañas, prefiero verte muerta a verte con alguien, le dijo", denunció Fernández.
 El presidente Alan García le conmutó su pena de 12 años de prisión, por una de solo seis años de cárcel, que le permitió recuperar su libertad el 15 de mayo del 2011. Pero no estuvo mucho tiempo libre. El 14 de diciembre del 2011, volvió a ser detenido como financista y organizador de una mafia que envía droga a Israel.
 CLAVES
En el caso de los extranjeros, las resoluciones supremas de conmutación de pena disponían que, luego de dejar el penal, debieran abandonar el país, pero esa medida nunca se supervisó.
 El español José Antonio León Blazquez fue liberado el 9 de marzo del 2011, luego de cumplir 2 años y 9 meses de una condena de 6 años de cárcel. Pero nunca regresó a su país, en junio del 2012 volvió a ser capturado vendiendo droga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario