viernes, 31 de mayo de 2013

La farsa del préstamo hipotecario



Toledo-Scotiabank: ¡La farsa del préstamo hipotecario!           
Por Guillermo Olivera Díaz; godgod_1@hotmail.com
http://www.voltairenet.org/article178711.html?var_mode=recalcul
¡Estamos ante una urticante farsa de préstamo hipotecario!
La escritura pública donde consta el mutuo o préstamo supuestamente hipotecario tiene fecha cierta: 6-3-2013, lo cual es prueba de una tremenda farsa, pues la compra-venta de la mansión de Las Casuarinas, a nombre de Eva Rose Fernenbug, suegra de Toledo, se hizo e inscribió en los Registros Públicos de Lima el 31-7-2012, su precio de $ 3’750,000.00 dólares se pagó al contado y sin hipoteca alguna.
Este préstamo, de fecha notarial cierta: 6-3-2013, tiempo después que la 48a. Fiscalía Provincial Penal de Lima abriera investigación preliminar, no lo hace el Scotiabank de Costa Rica a empresa o persona natural alguna.
Se trata de un préstamo realizado por Acoteva Consulting Group, presidida por Eva Rose Fernenbug, en favor de ella misma: Eva Rose Fernenbug, casi al año siguiente que se había comprado y pagado la mansión.
Si es que en el futuro se inscribe alguna hipoteca, con motivo de este farsante préstamo, será a favor de la mutuante Acoteva y no a favor del Scotiabank de San José, Costa Rica. ¿Qué rol jugó este banco si no va a ser favorecido por una futura hipoteca?
Se trata, pues, de una fecha de préstamo fatal para Toledo:
¡Varios meses después de la compra del inmueble y del pago total del precio consumado!
¿No es acaso una torpeza  comprar un inmueble,  pagar su precio millonario al contado e inscribir el acto en los registros públicos de Lima, Perú, un 31-7-2012, y al año siguiente, el 6-3-2013, ir al notario de Costa Rica para que recién extienda una escritura pública de mutuo o préstamo por el monto del precio pagado y luego pretender  hipotecar el inmueble en garantía de tal préstamo?
Todos estos pormenores, sumados a la fundación antojadiza en San José, Costa Rica, de una empresita de papel, el 23-1-2012, mientras Toledo está presente y no su suegra, nos ubican claramente en un lavado de activos y no en una compra común y corriente con fondos lícitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario