miércoles, 14 de agosto de 2013

CADENA DE MANDO EN “NARCOINDULTOS”


Exfiscal Avelino Guillén dijo que video de Pastor muestra hasta dónde llega la cadena de mando y exprocurador Ronald Gamarra aseguró que García es el principal responsable.
El exfiscal supremo Avelino Guillén señaló ayer a este diario que el exministro aprista de Justicia Aurelio Pastor tuvo un amplio campo de acción y decisión en las gracias presidenciales de indultos y conmutaciones a internos por tráfico ilícito de drogas agravado, según se aprecia en el video exhibido el domingo último, y no era una simple mesa de partes como aseguró.
“El video desmiente categóricamente la versión del exministro que solo era una ‘mesa de partes’ y revela que él tenía un papel principal en el otorgamiento de indultos y conmutaciones”, reiteró.
Recordó que Pastor afirma en el video que él firma los indultos y conmutaciones. Dijo que no se puede liberar o establecer como política masiva de indultos a narcotraficantes “que ponen en grave riesgo la seguridad de las personas”. “Los indultos, las conmutaciones tienen que darse como casos excepcionales, es algo inaceptable porque crea una pésima imagen del país”, añadió.
Precisó que si querían descongestionar las cárceles como dicen, “hubieran indultado a presos por delitos contra el patrimonio, casos de poca monta o menor gravedad como carteristas, arrebatadores, pero no a narcotraficantes”. “Este video ya ha sido examinado por el Ministerio Público”, dijo.
CADENA DE MANDO
Guillén refirió que “el video muestra además hasta dónde llega la cadena de mando de estos hechos ilícitos”, al comentar que Pastor reitera que el otorgamiento de gracias es una política del expresidente Alan García, quien también había asegurado, que revisaba los expedientes hasta altas horas de la noche.
“Pastor había dicho que no tenía nada que ver con estos indultos y conmutaciones, y sin embargo se le ve que visita penales, consulta con los presos su situación, en particular de los narcotraficantes, toma iniciativas y ordena la elaboración de expediente como si se tratara de una feria”, anotó.
“Como digo todos estos detalles y declaraciones tienen que ser evaluados por la Megacomisión del Congreso”, aseveró.
Reiteró que si querían descongestionar los penales “debieron indultar a internos por robos menores, arrebatadores, carteristas, que en muchos casos son primarios y han cometido robos de poca cuantía. Gente que arrebata carteras, ellos debían haber sido los beneficiados”, insistió.
Recalcó que no puede indultarse a presos condenados “por narcotráfico agravado pues se trata de hechos de mucha gravedad, muy graves” que serán evaluados por la Megacomisión.
MÁS PRUEBAS
En cuanto a una posible detención preliminar de Pastor, conocido también por el controvertido y vergonzoso indulto a José Francisco Crousillat, precisó que es algo prematuro por cuanto aún es importante seguir recolectando pruebas.
Expresó que no le parece oportuna la detención de Pastor, pues “es necesario tener un mayor volumen probatorio y al final la justicia se pronunciará”.
Remarcó que lo que sí hay que señalar es que “estos indultos se dan de forma irregular, causando una mala impresión del país, porque los indultos y las conmutaciones son decisiones excepcionales y no pueden ser masivas”.
Ramón Machado
GARCÍA SACÓ A CABECILLA DEL CÁRTEL DE SURINAM
Alan García y Rosario Fernández cuando todo era felicidad.
El caso lo investiga la Fiscalía. A Ansah Owusu se le conmutó la pena de 15 a 9 años y salió libre días después de publicada la R.S. 055-02-2009 firmada por el expresidente y su exministra Rosario Fernández.
Eliminaron reparaciones
En diciembre de 2008, la exministra de Justicia, Rosario Fernández, envió un proyecto de ley al Congreso, que posteriormente fue aprobado, para eliminar el pago de reparación civil de los narcotraficantes extranjeros que salían en libertad.
El narcotraficante Ansah Owusu, cabecilla del cártel de Surinam, fue uno de los condenados que el 2009 obtuvo una rebaja de su pena en el gobierno de Alan García, en las gestiones de la exministra de Justicia, Rosario Fernández y del expresidente de la Comisión de Gracias Presidenciales, Miguel Facundo Chinguel.
Este caso es investigado por la Fiscalía para dar con los responsables de la supuesta liberación irregular y es caso emblemático que demuestra cómo funcionaban las “narcoconmutaciones”.
Owusu estuvo recluido en el penal de Lurigancho y se dice que habría pagado 50 mil dólares en efectivo para conseguir que le rebajaran su condena de 15 años a 9 años y 11 meses. Junto a Owusu también fue beneficiado su compatriota Charles Tei Fleming.
Owusu fue liberado el 27 de febrero del 2009 mediante la R.S 055-02-2009, que fue firmada por el expresidente García y su ministra de Justicia, Rosario Fernández.
CHECOS Y NIGERIANOS
Este caso se suma al del checo Eugene Csorgo que según testigos pagó 15 mil dólares para salir en libertad y al de los nigerianos Mofya Phillop, Ngosa Malcolm, Eneh Jude Uzoma y otros cinco integrantes de la banda africana, que pagaron 70 mil dólares para salir libres.
Csorgo fue liberado al ser reducida su condena de 15 años a seis, según la R.S 052-2010 del 5 de marzo del 2010, firmada por García y su ministro de Justicia, Aurelio Pastor. Este caso es uno de los más escandalosos porque el checo obtuvo su libertad en solo 2 meses, después de solicitarla en enero del 2010.
Sobre los 8 narcotraficantes nigerianos, que salieron con penas rebajadas, el fiscal señala que fueron condenados el 2003 por “venir al Perú y adquirir droga”, y enviarla a una banda de Escocia.
“Luego de concretarse la entrega de la misma (…) y aprehenderse al comprador, es que se comunica a la Dinandro de este hecho y se solicita que se intervenga en el país a todos aquellos que como parte de la organización habrían sido objeto de un seguimiento, de acuerdo a los partes policiales”, indica la sentencia de los nigerianos.
Pese a todo, los nigerianos salieron libres gracias a conmutaciones de penas, mediante dos resoluciones supremas publicadas en El Peruano el 5 de agosto de 2008 y el 8 de mayo de 2009, firmadas por García y su ministra de Justicia, Rosario Fernández.
TRIPLE INVESTIGACIÓN
Ahora la fiscalía anticorrupción a cargo de Walther Delgado, la Megacomisión del Congreso presidida por el congresista Sergio Tejada y la Procuraduría Anticorrupción a cargo de Julio Arbizu investigan a García por estos escandalosos hechos conocidos como “narcoindultos”.
La Megacomisión podría pedir la inhabilitación política de García hasta por 10 años por cometer una serie de infracciones constitucionales. La investigación penal sigue un curso aparte y el fiscal anticorrupción sigue acumulando y buscando más pruebas.
El 3 de abril último, García dijo ante la Megacomisión que “el señor Miguel Facundo Chinguel fue designado por el ministro (Rosario Fernández) pero con mi asentimiento”. “La única persona que trabajó conmigo pero solamente en el rol de secretario, de bajar los expedientes del tercer piso al piso del despacho presidencial, en las noches, fue el señor (Julio) César Zavala (Hernández), secretario general del Consejo de Ministros. Me entregaba los expedientes y se sentaba para llevarse los expedientes”, agregó.
De acuerdo a la investigación fiscal, el colaborador con el código 02-2013 ha señalado que el exdelegado general del penal de Lurigancho, Carlos Butrón Dos Santos, “Brasil”, tenía una relación tan cercana con Chinguel que durante el 2009 ingresaba a cualquier hora a la sede del Ministerio de Justicia para escoger a los beneficiarios de las gracias presidenciales.
Llamil Vásquez
Redacción

No hay comentarios:

Publicar un comentario