martes, 3 de diciembre de 2013

CIPRIANI: “QUE SE INVESTIGUE TAMBIÉN A ADÁN Y EVA”

¿Cipriani aprofujimorista?
***CARDENAL JUAN LUIS CIPRIANI SE PONE LA CAMISETA APROFUJIMORISTA:
Desafiante y burlón se mostró el cardenal Juan Luis Cipriani en su programa de radio. Dijo que si se quiere investigar el entorno montesinista desde 1990, que también se averigüe por qué Eva mordió la manzana o quién tuvo la culpa de la crucifixión de Jesucristo.
En la edición de su programa “Diálogo de fe”, que se transmite en una radio local, el arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, volvió a opinar sobre la coyuntura política del país. El prelado habló sobre la intención de investigar a Óscar López Meneses y toda la mafia que iniciaron el expresidente Alberto Fujimori y su exsocio Vladimiro Montesinos. El monseñor se mofó al sostener que, bajo la lógica de querer investigar el caso desde los inicios del gobierno de Fujimori, entonces que también “se investigue a Adán y Eva. ¿Por qué Eva mordió la manzana? ¿Por qué Jesucristo fue crucificado? ¿Quién tuvo la culpa? Ese revisionismo que está de moda es una manera elegante de tapar las cosas”, sentenció indignado el arzobispo.
En el Congreso de la República se debate sobre los periodos en que deben ser investigados tanto el exoperador de Montesinos, Óscar López Meneses, como los contactos que el exasesor pueda mantener en las altas esferas del poder. Mientras que el gobierno pide que se investigue desde 1990, el aprismo y el fujimorismo solo pretenden que se investiguen los vínculos de este gobierno con la mano derecha montesinista.
Tal vez los lazos del arzobispo de Lima con el fujimorismo puedan formar parte del motivo por el cual se opone a investigar a López Meneses desde 1990.
En mayo de 1993, un año después del golpe de Estado perpetrado por Fujimori, cuando se desempeñaba como obispo de Ayacucho, Juan Luis Cipriani participó, designado por el gobierno, como presidente de una comisión de alto nivel encargada de conformar un grupo consultivo internacional que financie un programa de apoyo social.
Ese mismo año aceptó formar parte del directorio del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES). Se mantuvo en el cargo durante cinco largos años. Renunció en 1998, cuando saltaron las denuncias sobre esterilizaciones forzadas que ejecutaba el gobierno. Según una nota de la revista Caretas de ese año, Cipriani renunció luego de pedir la cabeza del ministro de Salud, Marino Costa Bauer, por las denuncias de esterilizaciones no voluntarias. En el informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), ese hecho fue el único, de todos los cometidos en el régimen fujimorista, en el que el prelado se mostró como defensor de derechos humanos.
MANDANDO AL DIABLO EL NUEVO TESTAMENTO
En plena transmisión de su programa radial, el cardenal Juan Luis Cipriani lanzó una peligrosa advertencia con respecto al fuego cruzado que existe actualmente en la política nacional.
“Si alguno coge el arma de la venganza, que no se queje que el otro también lo tome.
Duro, pero es así”, señaló el purpurado. Una especie de “ojo por ojo, diente por diente” que se recita en el Antiguo Testamento de la biblia católica, como queriendo justificar las acusaciones lanzadas desde la oposición hacia el gobierno y otras instituciones que le recuerdan al fujimorismo y al aprismo su pasado corrupto.
No contento con ello, pidió a quienes “ostentan” el poder político “bajar el tono”. “Hay que dejar de lado las venganzas, tenemos que volver a hablar de esa palabra que se dice pero no se hace: reconciliación”, dijo, quizá en referencia a la CVR y a los reclamos que hasta hoy sostienen los representados por los organismos de derechos humanos, quienes fueron víctimas del terrorismo y del grupo Colina creado por el exjefe de Estado Alberto Fujimori.
“Todavía hay en el ambiente cuentas pendientes. Permanentemente un grupo le recuerda al otro el año 90, el otro el 94, el otro el 2007, el otro el 88. Esta no es una guerra de la historia del Perú (…) (Hay que) dejar esta venganza, este odio a muerte, esta persecución a muerte”, agregó el monseñor.
Una nota de Agencia Perú del 26 de agosto de 2002 informa que Cipriani pidió la creación de una suerte de comisión para “verificar los excesos del sistema anticorrupción”. La propuesta del arzobispo de Lima fue que “se forme una comisión ad hoc para estudiar excesos en la lucha anticorrupción, que eventualmente tramite indultos para aquellas personas que, llevadas por su ingenuidad, fueron involucradas en la red de corrupción dirigida por el exasesor de inteligencia Vladimiro Montesinos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario