viernes, 24 de enero de 2014

EL PRESIDENTE COMPASIVO

¿Constructores de indultos?
Aurelio "Rata" Pastor firmaba nueve resoluciones de indulto o conmutación de penas cada día en los diez meses que fue ministro de Justicia del delincuente Alan García, entre ellas la más conocida la del empresario de televisión José Enrique Crousillat, y la de alrededor de 400 condenados por narcotráfico en su modalidad agravada.
En total 1,692 personas dejaron las prisiones en este corto período, pero si se toma en cuenta que antes de llevar cada caso al presidente se debía revisar y seleccionar las solicitudes que merecían trámite, se tendrá que el ministro Pastor y la comisión Chinguel estaban en esto a tiempo completo.
Parece que esta historia empezó sin embargo en la gestión previa de la ministra Rosario Fernández cuando se armaron las primeras normas para facilitar las excarcelaciones masivas.
A Pastor le siguió García Toma que aparentemente se distanció de esta feria indulta dora, pero luego volvió Fernández y la cosa tomó forma de liquidación por cierre. En marzo del 2011, luego que Chang dejara el premier ató, la Fernández fue nombrada en su reemplazo con retención de la cartera de Justicia y continuó la salida de narcos y otros delincuentes.
A Rosario Fernández se le deben 3,259 indultos y conmutaciones, y dentro de esos 235 casos de narcotráfico agravado. ¿Alguien puede dudar aquí que hubo una política premeditada de violentar las decisiones judiciales y de favorecer a muchos reos sin otra característica que el dinero que genera el narcotráfico y otros crímenes contra la sociedad y el Estado?
Pero los mejores detalles de todo esto se encuentra en primer lugar en el hecho que cuando revienta el escándalo del indulto humanitario a Crousillat que obligó a retroceder en la gracia, lo que sobrevino no fue un cambio de política sino una pausa para volver luego con más fuerza al asunto.
Una resolución del 2010 cambió el concepto de conmutación de variación de pena a reducción de la misma. Para poder mejor negociar el valor de cada año conmutado.
En segundo lugar, que todo esto ocurrió entre el 2009 y el 2011, cruzado con los escándalos de los Petroaudios, BTR, COFOPRI y los decretos de urgencia.
Es decir que después de condenar a las ratas de su gobierno en octubre del 2008, García no iba camino de enmendarse sino de acelerar la descomposición moral de su gobierno.
Claro ya sabemos que los beneficiados por las gracias de García no van a contar cuánto pagaron para quedar libres, como si lo ha hecho el que le faltó plata para cubrir las exigencias. Y los fiscales y jueces alanistas dirán que no hay pruebas, mientras Mulder se recupera de su actual desconcierto. Después de todo ahí está la prensa del expresidente remarcando que el problema es Nadine y no el APRA de García que muestra toda su podredumbre, junto a la prensa CORRUPTA.
www.rwiener.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario