jueves, 27 de febrero de 2014

SEÑOR MINISTRO DE ECONOMIA YO TAMBIÉN FUI ÚLTIMO MODELO.

Pretende desaparecer a  las Fuerzas Armadas

Años atrás, transitaban vehículos de diferentes clases, por la plaza de armas de algunas ciudades; muchos de ellos con demasiados años de antigüedad en el servicio, ya desvencijados  por el tiempo o  destartalados por el desajuste de sus  piezas, que dejaban escapar ruidosamente sus últimos suspiros, emitiendo gases  de color negruzco a grisáceos,  por el desgaste natural del esfuerzo de más de  40 años de servicios a la colectividad.
Gral. E.Fournier
Un día cercano a la llegada del tercer milenio (2001), un próspero Alcalde y sus regidores, acordaron  modernizar la ciudad, comenzando por la plaza principal, para lo cual, la primera medida adoptada fue prohibir que los vehículos con demasiada antigüedad transiten por el perímetro de la plaza de armas y calles aledañas, porque daban mal aspecto y entorpecían el tránsito vehicular, disponiendo que circulen por las afueras de la ciudad hasta su desaparición  o de lo contrario llevarlos al depósito, porque “ya no están en actividad”.
Pasado unos días de la sorpresiva Ordenanza Municipal, un enrazado propietario que frisaba los 70 años, repuesto ya del golpe cuasi mortal ante tamaña ingratitud, decidió darle una lección al Alcalde y a sus Regidores;  acicaló su  vetusto  fierro que brindó servicios ininterrumpidos a la comunidad por más de 40 años, parchó sus llantas, dio arranque al motor y se arriesgó a transitar por las calles de la ciudad, dando vueltas y vueltas por la mismísima plaza de armas, en las narices del alcalde y de su séquito, ante la mirada sorprendida de los peatones, sin que ningún Policía de Tránsito osara ponerle una papeleta por el desacato; llevaba adelante, pegado en el parabrisas, un letrero que recordaba a los de mala memoria:  Año 1959.. ¡YO TAMBIÉN FUI ÚLTIMO MODELO!;   y en la ventana  de la puerta posterior, dividida en dos, en un vidrio decía: ¿no te acuerdas que  te llevaba al colegio? y en el otro lado espetaba: ¡ahora eres Alcalde!…
Señor Ministro de Economía; yo también fui último modelo desde que egresé como Oficial del Ejército de la honorable Escuela Militar de Chorrillos, ostentando el grado  de Subteniente, hasta el grado de General (como lo fueron todos los oficiales); y en cada ascenso en el nuevo grado, era último modelo en el cumplimiento del deber militar, con dedicación exclusiva  a disponibilidad permanente e inmediata; sin bonificación por riesgo de vida en el servicio durante las 24 horas; sin tener  días feriados, navidad ni  año nuevo junto a la familia, o asistencia al nacimiento de un hijo, con la restricción  reglamentaria de ser cambiado de colocación a cualquier parte de nuestras fronteras, selva, sierra o costa, sin  poder formular peticiones ni reclamos individuales ni colectivos; usted lo sabe muy bien, por ser hijo de militar; si señor…la vida militar es dura e incomprendida por algunos imberbes que abusando de su poder político pasajero,  nos han “jodido”, es decir nos han  puesto en situación de indefensión, comparativamente  a otras FFAA de la Región, somos los que menos haberes percibimos.
Señor ministro; en cumplimiento al mandato de la Constitución Política del Perú, al deber militar en defensa de la integridad territorial  y soberanía nacional,  por ende de la democracia y tranquilidad que hoy disfrutan los peruanos, le recuerdo que a mi generación le cupo el honor de defender a nuestra patria de las amenazas externas e internas  en el terreno, en el lugar de los hechos, cara a cara frente al  enemigo externo y frente a la subversión terrorista, no detrás de un escritorio; por lo que puedo afirmar que durante los años aciagos del terrorismo que vivimos,  brindamos protección y seguridad  a  miles de familias peruanas - en ese contexto a  usted y a su familia-  para que  puedan vivir tranquilas, estudiar y salir adelante; arriesgué  mi vida y la de valerosos soldados que tuve el privilegio de comandar en la lucha contra el terrorismo; varios de ellos lamentablemente perdieron la vida  en cumplimiento del deber, cayeron  a mi lado, abatidos por la bala asesina de cobardes terroristas, otros agonizaron en mis brazos (yo también pude haber muerto); nunca hubo  queja  ni reclamo alguno durante los patrullajes, sea por las heridas de bala, por las altas temperaturas de la selva,  por la lluvia o el  intenso frio de las punas, por el hambre o la sed, por el cansancio o por las pocas horas para dormir.
Muchas veces, meses o años tal vez, dejé a mi familia desprotegida, para proteger la suya, a fin de  que pueda estudiar y hacerse profesional como miles de peruanos,  para que ahora que ya NO SOMOS ÚLTIMO MODELO, con los 40 años de servicios prestados a la Nación,  hagan un canuto y lo envíe por el  túnel del tiempo a la mecedora, como  lo han hecho sus antecesores en el cargo, engañando al Presidente de la República, con la consabida monserga de que si aumentan o sinceran los sueldos a los militares y policías acorde con los de la actividad privada o pública, habrá un descalabro económico….
! Que infeliz fraseología de los que pretenden destruir y desaparecer a  las Fuerzas Armadas en Iberoamérica!, como  está publicado en el libro: EL COMPLOT para aniquilar a las Fuerzas Armadas y a las naciones de Iberoamérica. (EIR. Washington, DC. 1993).
Señor Castilla, usted es maromero en estos menesteres, secundó a los ex ministros, Luis Valdivieso, Luis Carranza, Mercedes Aráoz, Ismael Benavides y cuidó su política de “sesgo ideológico” para que la desaparición de las FFAA continúe, siempre se opuso a un  aumento remunerativo digno  para las FFAA y PNP, renovable para los militares en situación de retiro, que no reciben ningún aumento en sus haberes desde hace más de 25 años, cuyo poder adquisitivo ha perdido el 100% de su valor;  pareciera que  estaría haciéndoles el juego a las ONGs de la denominada izquierda caviar, empeñadas en la persecución y  desaparición de las FFAA en Iberoamérica, siguiendo las consignas del Proyecto Democracia, que propone El Diálogo Interamericano…
Señor ministro, con su actitud poco sería y variopinta,  pretende seguir engatusando a la familia militar y policial desconociendo que en su momento también FUIMOS ÚLTIMO MODELO y arriesgamos el pellejo por los peruanos de esa época, sin pago o bonificación adicional; ¿ o acaso  la vida de los soldados de ayer de  los años 1965, 1980, 1992 o 1999 que  capturaron o abatieron  a los subversivos y terroristas como,  Luis de la Puente Uceda, Abimael Guzmán,  Víctor Polay, (c)“Feliciano” y (c) “Artemio”, es diferente a los soldados de hoy en actividad?...¿cuándo hubo más riesgo –comparativamente- en las décadas de los años 80, 90 o ahora?...
Entonces, ¿por qué sólo considera a los soldados y policías en actividad para los aumentos salariales y o bonificaciones, y no a los  militares en situación de retiro que en su momento entregaron su vida en el servicio?; al contrario, se les ha castigado congelando sus precarios sueldos, a las viudas se les paga el 50% de los sueldos que percibían sus esposos vivos…qué ironía ¿no?, más aun tratándose de que el presidente de la República es un Tte. Crl  en situación militar de retiro; claro, él no se preocupa porque ya no percibirá el magro sueldo de un comandante, sino,  tendrá  una pensión de Presidente; sólo en el Perú suceden estos lamentables desaguisados…”el enemigo de un militar es otro militar”, de un peruano otro peruano,  Castilla vs Villanueva.
A la opinión pública digo: que el Sr. Luis Castilla, Ministro de Economía, con la obsecuencia lamentable del presidente Ollanta, niega los aumentos que por Ley  corresponden y pretende denodadamente  suspender la célula renovable que  permitirá vivir los últimos años de nuestra vidas, con dignidad y decoro, no mendigando; esta gracia nos la hemos ganado a punche, durante cuarenta años de servicios  consecutivos en que fuimos “último modelo”, y así está establecido por Ley; irónicamente y con cachita, el Ministro de Economía que se cree dueño del tesoro público, hace lo que  le da la gana con el dinero de los peruanos; de un solo plumazo doblaron los sueldos a los ministros, de S/.15,000 a S/.30,000 soles mensuales. ¿A quién le han ganado?
Por la modalidad suigéneris de las FFAA y PNP en sus servicios a la Patria, son incomparables e incompatibles con otras dignas profesiones no castrenses.
El personal militar y policial, cuando estuvimos  en el servicio activo, nunca reclamamos dinero extraordinario por riesgo de vida, o bonos compensatorios, o dinero extra por estar en zona de emergencia, pretextando estar en servicio activo; de ser así, entonces, el Estado  tendría que pagar devengados por “Riesgo de Vida” desde 1965 a los Oficiales Comandos y tropa que combatieron y derrotaron a los insurgentes que se hicieron llamar  guerrilleros de Chaupimayo de Hugo Blanco, a la insurgente guerrilla del “Che Guevara”, de Luis de la Puente Uceda, de Lobatón Miller, de Fernández Gasco, de Héctor Béjar; luego a los subversivos terroristas Abimael Guzmán, Víctor Polay,  “Feliciano” y “Artemio”.
Señor Ministro, el personal militar y policial en situación de retiro, solicitamos que se nos homologuen y sinceren nuestros haberes,  en el mismo contexto que  al personal  en actividad, por las razones expuestas anteriormente; salvo que haya tenido serias divergencias con su señor padre y menosprecia al personal en retiro.
No quisiera recordar palabras tristemente célebres del General (f) Pinochet; que dijo: “felizmente los peruanos tienen mala memoria y se olvidan de todo; ya se olvidaron que durante la guerra de 1879, los hicimos pedacitos y no quedó mujer virgen…ahora (1975) que nos han podido barrer del mapa, no lo han hecho; los engañamos con nuestros tanques de cartón y cañones de palos emplazados en la línea de frontera”…
Señor ministro  de Economía y Finanzas, los militares de ayer y de hoy, no creemos que todos los peruanos tengan mala memoria y han  olvidado tan pronto la barbarie terrorista que vivimos durante los años 80 al 2000.
Atentamente,
EDUARDO FOURNIER CORONDO.
Gral. Brig (EP)
DNI 00369553 
Comandante. Julio Cesar del Carpio
VOTE POR UN SOLDADO, PARA PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, Y JEFE SUPREMO DE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIA NACIONAL.
VOTE POR UN SOLDADO, PORQUE COMO SOLDADO VIVE MAS EN LO LUGARES MAS ALEJADOS Y CONOCE NUESTRA REALIDAD.
VOTE POR UN SOLDADO, PARA QUE VEA LA SITUACION PENSIONARIA POR MAS DEPRIMENTE DE MUCHOS SECTORES.
YO NO VOTE POR UN TRIUNVIRATO (HEREDIA-CASTILLA-HUMALA).
MIS COMPAÑEROS DE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICÍA NACIONAL, ¿A QUIEN DEBEN SUBORDINACIÓN Y LEALTAD?, ¿….? QUIEN ES JEFE SUPREMO DE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICÍA NACIONAL?
EL PUEBLO DEBE DARSE CUENTA DE ESTA SITUACIÓN Y DEBEMOS ELEGIR UN SOLO PRESIDENTE, CUANTO ANTES.
Atte.
Guido Farfan Valdvia
Crl EP

No hay comentarios:

Publicar un comentario