sábado, 29 de marzo de 2014

JUECES BECADOS POR ÁLVAREZ LIBERARON A SICARIOS QUE ATENTARON CONTRA NOLASCO

SUPERMAN SE CREE: "LA BESTIA"
El Gobierno Regional de Áncash les pagó un curso en una universidad de San Diego, California, a 12 magistrados de la Corte Superior del Santa, entre ellos a los que absolvieron a los que atentaron contra Ezequiel Nolasco y mataron a su hijo.
Ángel Páez y María Elena Hidalgo
Causa y efecto. El 30 de enero de este año un tribunal del Santa, Chimbote, compuesto por los magistrados Linda Vanini Chang, Pedro Rodríguez Huayaney y Roma Cruz Avilés, ordenó la excarcelación de tres sujetos acusados de haber participado en el intento de asesinato de Ezequiel Nolasco Campos. Con el discutible fallo, el brutal atentado, en el que Nolasco resultó gravemente herido y murió su hijastro Roberto Torres Blas, quedó impune.
Durante todo el proceso judicial, Ezequiel Nolasco atribuyó al presidente de la Región Áncash, César Álvarez Aguilar, la autoría intelectual del brutal ataque. Como se ha revelado recientemente, en una grabación se escucha a Álvarez burlarse de la desgracia de Nolasco: "Superman se cree. Las balas le pasan por los costados. Le meten cinco balazos y no le pasa nada", ironizó Álvarez.
La República tuvo acceso a documentos del Gobierno Regional de Áncash que demuestran que los magistrados Vanini, Rodríguez y Cruz, quienes excarcelaron a los sicarios que intentaron asesinar a Ezequiel Nolasco, y nunca llegaron a establecer la identidad de los instigadores del crimen, fueron becados por César Álvarez para recibir un curso especializado en San Diego, California, Estados Unidos.
Los jueces pudieron inhibirse para evitar suspicacias, puesto que el gobierno de César Álvarez les pagó el curso en Norteamérica. Pero no les importó.
Justicia exprés
El tribunal presidido por Linda Vanini, e integrado por Pedro Rodríguez y Roma Cruz, absolvió a los notorios sicarios Alexis Reyes Camones, "Loco Alexis"; Arnaldo Ordinola Muñoz, "Nayo"; y Jaime Sánchez Cachay, "Piolín".
Los documentos demuestran que en todo el proceso de adjudicación de becas para los magistrados de El Santa, César Álvarez tuvo intervención directa.
El 13 de junio del 2011, Álvarez autorizó la modificación del presupuesto para financiar la "capacitación" de los jueces. Luego, el 4 de julio del 2012, dispuso que la Sub Región Pacífico, dependiente de su administración, destinara 120 mil soles para financiar el curso en los Estados Unidos.
El 21 de octubre del mismo año, la Escuela de Derecho California Western, ubicada en San Diego, comunicó al gobierno regional que el costo del servicio era de 7 mil 200 dólares. El 11 de octubre, con fondos de la Región Áncash, se pagó a la agencia "Scala Tours" los pasajes para los 12 magistrados que viajarían a San Diego para recibir las clases del 19 al 21 de octubre del 2012.
En la lista de afortunados becarios, como se observa en los documentos que reproduce
La República, aparecen la presidenta de Sala Penal Liquidadora Transitoria de la Corte Superior de Justicia del Santa, Linda Vanini, así como Roma Cruz, quien sustentó el fallo que liberó a los sicarios, y Pedro Rodríguez, quien votó también por la absolución de los acusados de intentar asesinar a Ezequiel Nolasco.
A LA MEDIDA
Cuando salieron de viaje a los Estados Unidos, los tres magistrados mencionados pertenecían a la Corte Superior del Santa, donde por coincidencia se encontraba el expediente del proceso contra los que pretendieron matar a Ezequiel Nolasco.
En efecto, según consta en la resolución del 1° de agosto del 2012, suscrita por el presidente de la Corte Superior del Santa, Daniel Vásquez Cárdenas, Vanini, Cruz y Rodríguez a California conformaban la Sala Penal de Chimbote.
Cuando retornaron al Perú, estos magistrados ventilaron el caso del intento de homicidio de Nolasco y el asesinato de su hijastro, y absolvieron a tres de los sicarios.
Los jueces conocían perfectamente las denuncias públicas de Ezequiel Nolasco contra el presidente de la Región Áncash, César Álvarez, a quien señalaba como el cerebro del atentado.
Sin embargo, los magistrados no tuvieron reparos en llevar adelante un proceso judicial en el que Álvarez, el funcionario que autorizó el financiamiento de las becas, estaba de alguna forma relacionado por la imputación de la víctima, Ezequiel Nolasco.
Lo peor es que son más los jueces becados que tuvieron en sus manos casos vinculados con César Álvarez.
EL CASO DE LOS MAGISTRADOS SOTELO Y LOMPARTE
Los jueces Eloy Sotelo Mateo y Walter Lomparte Sánchez, de la Corte Superior del Santa, también viajaron a California becados por el Gobierno Regional de Áncash, presidido por César Álvarez Aguilar.
Como en el caso de Linda Vanini, Roma Cruz y Pedro Rodríguez, los magistrados Eloy Sotelo y Walter Lomparte participaron en casos relacionados con César Álvarez y resolvieron a favor de sus allegados.
El 19 de julio del 2012, cuando presidía la Sala de Apelaciones de la Corte Superior del Santa, Walter Lomparte, en lugar de disponer la detención del empresario constructor Jack Castillo Castillo, implicado en el asesinato del fiscal Luis Sánchez Coloma, confirmó solamente su comparecencia. Castillo es conocido por ganar las licitaciones de obras públicas de la región Áncash y se le atribuye cercanía con Álvarez. Tres meses después, Lomparte resultó becado a California.
El 13 de junio del 2013, el juez Eloy Sotelo excluyó al alcalde provincial del Santa, Luis Arroyo, del caso del centro de espionaje conocido como La Centralita. Arroyo es miembro del entorno íntimo de César Álvarez. El juez Sotelo fue becario de la región Áncash.

No hay comentarios:

Publicar un comentario