martes, 15 de abril de 2014

La política capturada por la economía


Abusando de quienes puedan leerlo en Perú 21, el exjefe de asesores de Jorge Camet, encargado de las privatizaciones y en simultáneo presidente de Aeroperú privatizada, a la que condujo a la quiebra, y eterno empleado de los Miró Quesada en varias de sus empresas, Roberto Abusada Salah, pretende responder a la pregunta sobre por qué disminuye la tasa de crecimiento y la popularidad presidencial señalando una serie de supuestas “falencias institucionales”, que dice haber advertido hace un año, sin que se le hiciera caso:
(a) la clara inclinación estatista del gobierno (con Castilla de ministro de Economía, Cornejo de Primer Ministro y Velarde de presidente del BCR; y en pleno auge de las Asociaciones Públicas-Privadas);
(b) la indiferencia oficial ante grandes proyectos de inversión privada paralizados, impericia para manejar los procesos de consulta y falta de decisión para enfrentar el “terrorismo blanco” de los antimineros (dicho de un gobierno que hizo girar su política frente a sus electores y aliados a partir de tratar de sacar a la fuerza el proyecto Conga, que ha distorsionado su propia ley de consulta previa y echado a la calle a los funcionarios del Estado que intentaron aplicarla, y que se ha enfrentado a sangre y fuego con las comunidades que tenían conflictos con empresas mineras, aunque después retrocediera);
(c) la complacenci a de Humala con Venezuela (¿qué tiene que ver esto con el crecimiento económico o la popularidad del presidente del Perú?);
(d) el supuesto acertijo acerca de si Nadine será candidata el 2016.
¿Y cómo se prueba que todo esto es lo que frena el crecimiento y no el cambio en el contexto internacional y el propio agotamiento del modelo para sostenerse en nuevas condiciones?
Ah, muy fácil. No ven que la economía crece menos y no sólo logra un precio más bajo por los minerales exportados, sino que produce menos oro que antes, porque los yacimientos en explotación se van agotando. Claro que para los Abusada de este mundo, eso no es una prueba de que no se puede crecer indefinidamente abriendo cada vez más huecos en la tierra y mineralizando la economía, esperando a su vez que China y otros compradores nos paguen precios cada vez más altos. Eso que funcionó ya no funciona, y no tiene nada que ver con estatismos inexistentes, ni se arregla con represiones promineras o manipulaciones de la consulta previa, ni con involucrarse en la crisis venezolana, o con nueva declaraciones de Nadine de que no va a ser candidata.
La captura de la política por la economía, es decir por la lógica neoliberal, en la que los políticos deben regir sus actos por la regla de dar confianza a los grandes inversionistas, so riesgo de caídas cada vez más profundas en la tasa de crecimiento y la popularidad del presidente, es lo que está agotándose como explicación de lo que pasa en nuestro país. El tiempo lo confirmará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario