domingo, 27 de abril de 2014

OTRA VEZ DROGAS EN EL AEROPUERTO

Instrucciones. Tras ser detenido, el burrier Sergio Gilberto Muñoz confesó que recibió indicaciones sobre el momento en que debía llevar la maleta a la zona de rayos X para su revisión.
Raul Alfredo Wiener Fresco
Noticia 1:
“Policías del aeropuerto Jorge Chávez eran narcos”. Efectivos repartían cocaína desde su oficina ubicada estratégicamente en el primer terminal aéreo. Caretas reveló investigación de Dinandro (La República 25.04.14)
Noticia 2:
“llama poderosamente la atención y evidencia la inercia puesta de manifiesto por las autoridades encargadas del control y la propia empresa privada concesionaria del AJCH, en una zona tan vulnerable… punto principal de salida de droga…” sustentó la fiscal (Edith Hernández, fiscal antidrogas del Callao) en la audiencia pública donde se definió la detención preventiva de los tres suboficiales (La República 26.04.14).
¿Y ahora?, ¿demandarán a Caretas y La República por recoger una opinión fiscal acerca de la por lo menos negligencia de la empresa concesionaria del aeropuerto respecto al control de los pases de droga?, ¿no es por este motivo que se desató una persecución judicial de cinco años contra los periodistas Wiener, Mujica y Lévano por citar documentos fiscales y judiciales que indicaban que el movimiento de la droga se realizaba con complicidad de algunos funcionarios de esa empresa?
Veamos:
se dice ahora que tres policías del aeropuerto mantenían un sistema por el cual los llamados burriers pasaban los controles de rayos X y registro personal con maletas vacías, que más adelante eran cambiadas por maletas con droga para que abordaran el avión. Y que para moverse con la mercancía usaban un fotocheck otorgado el año 2008 (reunión de la APEC) para exceptuarse de revisiones.
O sea que los de LAP y los de Aduanas eran distraídos y no se percataron que el fotocheck con el que recorrían las instalaciones del terminal aéreo había caducado en noviembre del 2008, el mismo mes que habían sido expedidos. Pero más curioso aún, los tres implicados que existen hasta ahora, no estaban asignados al aeropuerto hasta el año 2013. ¿Cómo tenían un permiso de cinco años antes?
Otra pregunta maliciosa: ¿no fue en febrero del 2009, que se tuvo la comprobación directa de la cocaína que salía en aviones que partían del Jorge Chávez, al descubrirse una red mafiosa que hacía entrar la droga a las bodegas, y que LAP aseguró no tener nada que ver con este asunto en el que un juez había implicado a su gerente de seguridad?, si fue así, ¿por qué LAP no revisó los permisos previos de las personas que circulan en la zona internacional y por qué no aleccionó a sus trabajadores de registro sobre los riesgos existentes?, ¿por qué centró su atención en los periodistas denunciantes?
Un dato adicional: en julio de 2013, LAP despidió a todos sus oficiales de seguridad, es decir a los que tenían que comprobar lo que había en los equipajes y lo que llevaban a la mano los viajeros, y los reemplazó por un servicio tercerizado. ¿Quería fortalecer o debilitar los mecanismos de control?, ¿era pura inercia, dejadez o algo más?
www.rwiener.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario