miércoles, 30 de abril de 2014

TESTIGO DE CENTRO DE ESPIONAJE ACUSA A HERIBERTO BENÍTEZ DE LLEVAR AUDIOS DE “CHUPONEO


Coincidencia. El congresista Benítez tenía un departamento en el mismo edificio donde funcionaba "La Centralita", pero niega relación con actividades de espionaje.
CADENA DE MANDO
Parlamentario señalado como "escudero" del presidente regional de Áncash, César Álvarez, niega imputación de Colaboración Eficaz de la Fiscalía Anticorrupción y dice que testimonio es similar al que ofreció en Chimbote una persona y que luego la fiscalía local archivó por falta de pruebas.
Marìa Elena Hidalgo.
El colaborador eficaz de la Fiscalía Anticorrupción que investiga el caso del gobierno regional de Áncash, ha proporcionado a las autoridades información relevante que compromete al congresista Heriberto Benítez Rivas, considerado el "escudero del presidente regional César Álvarez Aguilar".
De acuerdo con el testigo protegido –quien laboraba en el centro de espionaje conocido como "La Centralita", que controlaba y financiaba César Álvarez–, el legislador Heriberto Benítez era quien presuntamente suministraba los audios que contenían grabaciones de las conversaciones "chuponeadas" de los enemigos y críticos del presidente regional de Áncash. Benítez rechazó lo expresado por el declarante protegido por las autoridades.
Según el testimonio del colaborador eficaz, Benítez a su vez recibía los audios de manos de un importante estudio de abogados, con el cual el congresista reconoció haber estado contactado hasta hace aproximadamente cuatro años.
"A 'La Centralita' llevaba los audios Heriberto Benítez, quien a su vez se los entregaba a Jorge Burgos Guanilo, asesor de César Álvarez. Burgos repartía los audios al personal que laboraba en 'La Centralita' para que hicieran la transcripción", relató el testigo a las autoridades que investigan el caso, de acuerdo con las actas de sus manifestaciones a las que tuvo acceso La República.
"Todos (los audios) eran 'chuponeos' de personas que estaban en contra de Álvarez. Benítez era el que llevaba los audios a Chimbote", apuntó el colaborador eficaz.
Coincidentemente, Heriberto Benítez alquilaba un departamento en el mismo edificio donde funcionaba "La Centralita", ubicado en la calle Los Pinos N.º 600, en la Urbanización La Caleta, en Chimbote.
El 13 de julio del 2011, cuatro fiscales anticorrupción que recibieron información sobre actividades de espionaje en el inmueble de Los Pinos fueron presionados por el congresista Heriberto Benítez y el presidente César Álvarez en un intento por impedir el allanamiento de "La Centralita".
El testigo protegido manifestó que el asesor de Álvarez, Jorge Burgos, pocas horas antes de la intervención de los fiscales anticorrupción, dispuso que sacaran todos los archivos, computadores y material comprometedor de "La Centralita" y que pintaran algunas paredes.
Benítez denunció a los cuatro fiscales anticorrupción y logró que el ahora fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, dispusiera que se aperture la investigación contra las autoridades que fueron despedidas de su centro de labores.
Sin embargo, Heriberto Benítez Rivas lo niega todo.
"Ya escuché antes la misma versión, idéntica, solo que ahora en boca de un supuesto colaborador eficaz. Se trata de una persona que luego se desdijo de lo que afirmó. Por lo tanto, se trata de un testimonio manoseado y sin ningún valor legal", señaló el congresista a La República.
"Es la impresión que tengo, y lo digo sin saber quién es el colaborador. Quizás se trata de alguien que se ha copiado de la primera versión que nunca fue confirmada. Es un testimonio que la fiscalìa de Chimbote ya archivó", añadió el parlamentario.
De acuerdo con Benítez, el testimonio obtenido por la Fiscalía Anticorrupción sería el mismo que circuló en Chimbote. "No me sorprendería que se trate de la misma persona. Si es así, están sorprendiendo a la fiscalía", indicó.
La santa paciencia de Ética
Desde que el 14 de abril último el congresista por Áncash Modesto Julca Jara denunció ante la Comisión de Ética Parlamentaria a su colega Heriberto Benítez Rivas, el grupo parlamentario presidido por Humberto Lay ni siquiera ha señalado fecha para citar a Benítez.
Julca acusa de interferencia a Benítez por haber pretendido impedir la actuación de cuatro fiscales anticorrupción en "La Centralita".

En febrero de este año, el ex consejero regional Ezequiel Nolasco Campos pidió al presidente de la Comisión de Ética investigar a Heriberto Benítez. Lay rechazó la solicitud. Nolasco demandó a Lay que reconsiderara su decisión, pero Lay respondió que esta no procedía. El 14 de febrero de este año asesinaron a Nolasco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario