sábado, 7 de junio de 2014

HILLARY ACONSEJA TERMINAR CON EL BLOQUEO

Hillary Clinton, ex secretaria de Estado y una de las candidatas presidenciales favoritas de los demócratas para 2016, recomendó a Barack Obama terminar con el bloqueo a Cuba. El embargo “no está alcanzando sus objetivos” y “está obstruyendo nuestra agenda en Latinoamérica”, según reveló ayer un anticipo de sus memorias. La autobiografía de la también ex primera dama, titulada Decisiones difíciles, saldrá a la venta el próximo 10 de junio en Estados Unidos, pero algunos medios estadounidenses obtuvieron una copia antes de su puesta en circulación y revelaron algunos detalles, como esa recomendación a Obama cuando Clinton era titular de la diplomacia norteamericana.
En sus memorias agregó, además, que el largo bloqueo de Estados Unidos a la isla sólo les ha dado a Fidel y Raúl Castro una excusa para no hacer reformas democráticas y “alguien a quien culpar de los problemas económicos de Cuba”, según informaron medios estadounidenses. La ex jefa de la política exterior de Estados Unidos recuerda en sus memorias que su esposo, el ex presidente Bill Clinton, trató de suavizar el embargo, aunque no lo logró. “Yo creía que debíamos hacer recaer en los Castro la responsabilidad de explicar por qué siguen siendo antidemocráticos y abusivos”, escribió en su libro próximo a aparecer. La autobiografía de Hillary Clinton está siendo examinada con lupa por los medios estadounidenses, ya que la ex primera dama es una de las favoritas para ser la candidata demócrata en las elecciones de 2016.
La opinión de Clinton sobre Cuba empieza a ganar terreno en Estados Unidos. “El mes pasado, una cuarentena de personalidades, entre ellos ex altos cargos políticos y militares, tanto demócratas como republicanos, así como destacados miembros de la comunidad cubano-americana, firmaron una carta abierta pidiéndole a Obama que haga uso de su poder ejecutivo para dictar unilateralmente nuevas medidas de apoyo a los emprendedores y la sociedad civil en la isla comunista”, destacó el diario El País.
Por otro lado, la organización Cuba Now, que aboga por una mayor apertura hacia la isla, aplaudió la posición de la ex secretaria de Estado. “Esto demuestra que hay un reconocimiento a los más altos niveles del gobierno de que las políticas de línea dura respecto a Cuba han fallado”, dijo Ric Herrero, director ejecutivo de Cuba Now, a través de un comunicado. Herrero consideró que Hillary Clinton es “una voz muy importante que se une al creciente coro de llamamientos pidiendo al presidente Obama que actúe”.
El director de Cuba Now consideró que la decisión en 2009 de la administración Obama de flexibilizar los viajes para ciudadanos cubano-estadounidenses a la isla, así como las condiciones para el envío de remesas, tuvo un mayor impacto en la isla en los últimos cinco años que la política de aislamiento en los 50 años previos. “La pregunta ahora es: ¿qué espera el presidente?”, añadió Herrero.
La semana pasada, Raúl Castro recibió al presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas J. Donohue –la primera que realizaba en quince años–, quien afirmó que era hora de abrir un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales. “Cuanto más pueda hacer Cuba para demostrar su compromiso con la reforma, y cuanto más se pueda hacer para abordar y resolver los conflictos en nuestras relaciones, mejores serán las perspectivas para los cambios en la política de Estados Unidos”, señaló Donohue, insistiendo en que la Cámara de Comercio se opone desde hace años al embargo comercial que aplica Washington a La Habana.
En este sentido, Donohue elogió las reformas del gobierno de Raúl Castro, que logró triplicar hasta 450 mil el número de pequeñas empresas privadas y la creación de más de 2000 cooperativas agrícolas y 400 mil agricultores privados que trabajan su propia tierra. Con una nueva ley de inversión extranjera, Cuba también está buscando atraer entre 2000 millones de dólares y 2500 millones de dólares al año de inversión directa, en un aumento estimado en diez veces superior a los niveles actuales. En cualquier caso, agregó que Cuba tiene mucho por hacer, y ha citado a países como China y Vietnam como ejemplo de gobiernos comunistas que elevaron el nivel de vida recurriendo a modelos económicos más orientados hacia el mercado.
El embargo a Cuba, conocido en la isla y muchos países del mundo como el bloqueo, decretado en 1960 por el entonces presidente estadounidense Dwight Eisenhower contra el gobierno de Fidel Castro, es considerado por la mayoría de los expertos uno de los mayores fiascos de la política exterior estadounidense en Cuba, ya que más de 50 años después los hermanos Castro siguen en el poder. El propio Obama reconoció a finales del año pasado que Estados Unidos debería aplicar una estrategia más “creativa” hacia la isla. “Pero una muestra de lo difícil que es consensuar una estrategia para Cuba es la furibunda reacción del senador republicano –y cubano-americano– Marco Rubio a la revelación de Clinton”, publicó el periódico español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario