sábado, 28 de junio de 2014

NUEVA LEY UNIVERSITARIA ES UN FANTASMA DE POCA VIDA


¿UNIVERSIDAD SUPERVISADA?
Enrique Bernales: “Nueva Ley Universitaria es un fantasma de poca vida”
Constitucionalista asegura que en poco tiempo nueva ley será derogada.
Javier Velásquez Quesquén anunció recolección de firmas.
David Vexelman: Norma divide sectores políticos y académicos.
El constitucionalista Enrique Bernales observa con poca fe el camino de la nueva Ley Universitaria.
Según indicó a Perú21, “si el Tribunal Constitucional (TC) no la declara inconstitucional, va a durar solo dos años, porque todos sabemos que las fuerzas políticas que han aprobado esta ley “a la prepo” no van a ganar las elecciones (en el 2016). Entonces, dentro de dos años el otro gobierno –seguramente con una composición distinta– va a presentar otro proyecto de Ley Universitaria”.
En ese sentido, consideró la norma como “un fantasma de poca vida, porque o la modifica el TC o se aprobará un cambio de ley”.
De igual forma, sostuvo que se viola la autonomía universitaria contemplada en la Constitución, y que incluso “se viola la esencia histórica de la universidad”.
“Realmente no entiendo dónde queda el intelecto de las personas que han aprobado una ley que realmente tiene una intervención total y absoluta de un órgano que es vinculado al gobierno por el nombramiento del presidente de la Sunedu, que está vinculada con el Ministerio de Educación”, enfatizó.
“En la práctica (la norma) es una estatización a la mala de la vida universitaria del país, y a través de ello, de la cultura”, añadió.
Bernales aseguró que si bien es cierto existen universidades con poca producción y mala infraestructura, por estas “no se puede castigar” a las que sí tienen reconocida calidad.
RECOLECTARÁN FIRMAS
Desde Chiclayo, la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, informó que su bloque parlamentario evalúa presentar una acción de inconstitucionalidad contra la citada ley, y que en los próximos días se reunirá con líderes de otros grupos políticos para manifestar su disconformidad.
A su turno, Javier Velásquez Quesquén, legislador aprista y vocero de Concertación Parlamentaria, adelantó a Perú21 que recolectarán firmas para presentar similar acción ante el Tribunal Constitucional (TC) para que “por lo menos se deroguen algunos puntos de la nueva ley, como la creación de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu)”.
DAN VISTO BUENO
Muy distinta fue la percepción del gobierno y del partido oficialista, que por intermedio de sus líderes saludaron la nueva Ley Universitaria.
A través del Twitter, la primera dama y presidenta del Partido Nacionalista, Nadine Heredia, mostró su satisfacción por la norma que “reivindica el derecho de los jóvenes a la educación, abre las puertas al futuro y exige estándares de calidad para universidades”.
La misma agrupación oficialista emitió un comunicado en el que destaca 11 aspectos de la norma, en el que resalta el punto número tres, que hace referencia a la Sunedu.
“La creación de la Sunedu no es una decisión de autoritarismo o estatismo. Al contrario, es la recuperación democrática del derecho a la educación de calidad y la garantía de una supervisión de la educación como servicio público porque el Estado ejerce y debe ejercer su rol rector en materia de educación y en especial de toda la educación superior”, se lee en el documento.
Por su parte, el ministro de Educación, Jaime Saavedra Chanduví, subrayó que “la nueva ley considera la autonomía universitaria consagrada en la Constitución, pero permite que el Estado, a través de la Sunedu, ejerza su rol irrenunciable y constitucional de supervisar la calidad educativa del país”.
Además, destacó que la Sunedu “tendrá la capacidad de verificar que los inversionistas privados cumplan con los estándares de calidad establecidos”.
MÁS CONFRONTACIÓN
En el sector académico también se advirtieron discrepancias sobre la norma aprobada en el Pleno del Congreso.
La Asamblea Nacional de Rectores (ANR) anunció que el lunes 30 de junio anunciará las medidas que adoptará en rechazo a dicha norma.
En un comunicado, adelantó que la ley “viola diversos artículos de la Constitución Política y elimina la autonomía universitaria”. Además, advierten que la Sunedu “manipulará políticamente la educación universitaria en el Perú”.
En la otra orilla, el exrector de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) Salomón Lerner Febres destacó los alcances de la nueva ley.
“Resultaba necesario establecer nuevas normas para que, de alguna manera, se ordene la vida universitaria en el país”, manifestó en declaraciones a la agencia Andina.
Lerner consideró a la Sunedu como “una instancia pertinente” para que se controle la calidad universitaria, y aseguró que esta respeta la autonomía de cada casa de estudios superiores.
Similar temperamento manifestó el rector de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) de Arequipa, Víctor Hugo Linares Huaco, quien rescató la creación de un vicerrectorado de investigación, pero discrepó con la creación de la Sunedu. Cuando la norma sea promulgada, dijo, será implementada en la casa agustina, pero paralelamente harán las observaciones del caso.
TENGA EN CUENTA
- El detenido expresidente Alberto Fujimori publicó en Twitter una carta donde resalta que la ley “tiene pincelada velasquista” y configura un “enorme retroceso para la superación profesional de los jóvenes universitarios”.
- La exregidora Marisa Glave consideró la aprobación de la norma como “un avance importante para la mejora de la calidad universitaria en el Perú”.
- La nueva ley dispone que los estudiantes que finalizan una carrera deberán saber inglés o un idioma nativo como quechua para poder graduarse.
- También quienes deseen obtener el título de grado deberán presentar, de forma obligatoria, una investigación, con lo cual se elimina el bachillerato automático que antes existía.
- Sobre los docentes, la norma señala que necesitarán al menos una maestría para enseñar y da un plazo de siete años para adaptarse a ese requisito.
- La ley está en Palacio de Gobierno para que el presidente Humala la promulgue en un plazo de 15 días. Los estudiantes que ingresen a una universidad luego de esa fecha estarán bajo el nuevo régimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario