sábado, 28 de junio de 2014

“RECTORES CONFUNDEN AUTONOMÍA UNIVERSITARIA CON IMPUNIDAD”

¿RECTORES UNIDOS, JAMAS SERAN....?
El ex secretario de defensa de la Federación Nacional de Docentes Universitarios, José Fiestas, sostuvo que la autonomía universitaria es mal entendida e interpretada por muchos rectores y altos funcionarios como un instrumento de impunidad, y usada para otorgarse sueldos dorados y cometer actos de corrupción, como lo que habría sucedido en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega.
Fiestas opinó así al comentar el sueldo de dos millones de soles que habría recibido el rector de la Universidad Garcilaso, Luis Cervantes. Detalló que en la última reunión de la Federación de Docentes en Lima se analizó el caso de dicha universidad, pero también de otras casas de estudio como Pedro Ruiz Gallo y San Agustín en Arequipa, donde también se habrían presentado sueldos exorbitantes.
“El caso de la (universidad) Garcilaso es indignante, pues en la última visita del rector a la Comisión de Educación del Congreso no ha desmentido nada, y eso nos hace pensar que todo lo que se dice es verdad, además de los sueldos fabulosos de su hija y yerno, y esto se da en las universidades privadas, donde no hay control”, detalló Fiestas.
El docente recomendó actuar rápidamente con la propuesta de la nueva ley universitaria para la creación de un ente que regule a las universidades.
HAY 40 UNIVERSIDADES CON DEFECTOS DE CALIDAD
Cerca del 30% de universidades, unas 40, no cumplen los requisitos estipulados en la nueva Ley Universitaria, aprobada recientemente en el Congreso.
Según señaló el congresista Daniel Mora -presidente de la Comisión de Educación y principal impulsor de este proyecto- "estas universidades deberían cerrar si tuvieran que aplicar esta norma hoy".
"A nivel nacional hay 139 universidades, de las cuales 89 son privadas y 50 son públicas. Hay en promedio unas 40 universidades que están en malas condiciones, y si no corrigen su defecto de calidad, podrían ser cerradas", declaró a Correo.
Mora estimó que dichas universidades tendrán un plazo máximo de cuatro años para ajustarse a las exigencias de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu).
"La Superintendencia, que estará lista en seis meses máximo, va a señalar los requisitos mínimos de calidad para evaluar a las universidades. (...) Se va a dar tiempo de tres a cuatro años, donde la Superintendencia tendrá que evaluar si les renueva la licencia o no", sostuvo.
RESPONDE A LA MAFIA DE LA ANR.
De otro lado, Mora restó importancia a la acción de inconstitucionalidad interpuesta por la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) ante el Tribunal Constitucional. Según indicó, la nueva Ley Universitaria fue revisada por especialistas en el tema.
"Antes de ponerla a debate, hemos hecho la consulta a constitucionalistas. Hasta el doctor (César) Landa Arroyo, quien fue presidente del Tribunal Constitucional, ha dicho que esta ley es totalmente constitucional y que no viola ninguna autonomía", señaló.
Como se recuerda, Orlando Velásquez compadre del tremendo Rector Cervantes y presidente de la ANR, rechazó la aprobación de esta norma, pues, a su juicio, va en contra de sus intereses y  "viola la Constitución y el libre gobierno de las universidades".
Sobre las principales críticas en torno a la nueva ley y la preocupación por el anuncio de la eliminación del bachillerato automático, el parlamentario aclaró que dicho artículo no afectará a los universitarios que están estudiando en la actualidad.
"Debido a que la norma no es retroactiva, solo empezará a regir para los estudiantes que ingresen a las universidades después de que la ley sea promulgada por el Ejecutivo", explicó.
Sin embargo, sobre la elección de autoridades en las universidades nacionales a través del "voto universal', Mora anunció que esta se realizará en un plazo de 120 días y tendrá la participación de la ONPE "para que garantice el proceso".
NO HABRÁ EXCESOS.
Por su parte, el ministro de Educación, Jaime Saavedra, defendió la nueva ley y consideró que "da el marco exacto para no pecar por exceso".
"La autorregulación no funcionó porque permitió que existieran universidades de buena calidad, pero también estafas. Ahora, en este nuevo escenario, no podemos caer en el exceso de la excesiva regulación (...) Es natural que cuando no ha habido ninguna regulación, los actores sientan ese temor", puntualizó.
Por ello, aclaró que la Sunedu estará conformada por dos representantes del Ejecutivo y cinco ciudadanos nombrados por concurso público.
"El Superintendente es uno de los siete votos y no podrá abrir ni cerrar universidades", aclaró.
NADINE SACA CARA.
Entre tanto, ante la ola de críticas, la Primera Dama y presidenta del Partido Nacionalista, Nadine Heredia, no dudó en poner el pecho y defender la aprobación de la nueva Ley Universitaria.
"El PNP respalda la Ley Universitaria y felicita al congresista Mora y a todos los actores que han hecho posible esta reforma", escribió en su cuenta en Twitter.
Asimismo, opinó a favor del polémico "voto universal" para elegir a las autoridades universitarias.
"Con nueva Ley Universitaria, los estudiantes podrán elegir a sus autoridades y fortalecer su participación en el gobierno de la universidad", expresó en las redes sociales.
SIGUEN LAS CRÍTICAS.
No obstante, tras mostrar su rechazo a la aprobación de la nueva Ley Universitaria, Orlando Velásquez, presidente de la ANR, reiteró que el mismo día que el Gobierno promulgue la norma, presentarán la demanda constitucional por considerarla una amenaza a la autonomía universitaria y a sus astronómicos sueldos.
Durante la juramentación del nuevo rector de la Universidad de Cajamarca, Velásquez manifestó que "la nueva norma tiene un claro objetivo político, y esto atenta contra las universidades".
"A través de la ANR estaremos tomando las acciones que sean necesarias para evitar esta nueva ley", acotó.
Otro entendido que se mostró en contra fue el expremier Luis Solari, también decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica Sedes Sapientiae.
Solari se sumó a las críticas contra la denominada "Ley Mora", pues "consagra una apropiación política del sistema universitario".
Asimismo, cuestionó el nuevo proceso de elección de las autoridades universitarias, pues, según indicó, permitirá que grupos radicales como el Movadef ingresen con mayor facilidad a las universidades.
"En las universidades públicas se ha decretado la elección universal. Con esto se entrega las universidades a los partidos políticos, hoy que el Movadef está sacando su cañita por debajo del agua. ¿Creen que estos grupos no están felices de que se les entregue en bandeja las universidades públicas?", se preguntó.
Sobre la conformación de la Sunedu, el expremier aseguró que esta entidad "mantendrá arrodilladas a las universidades", lo que generaría, a su juicio, "un quiebre de la libertad de la autonomía universitaria para criticar y pensar libremente".
Similar opinión tuvo el excandidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski, quien se mostró disconforme con su aprobación por el Congreso, pues consideró que fue "sin consenso" y con una "oposición muy fuerte".
Al ser entrevistado por un medio local, PPK señaló que él también cree que no todas las universidades del país son buenas. Sin embargo, la medida propuesta por Daniel Mora "no es la mejor forma de cambiar la situación".
"Estas universidades, buenas, mediocres o malas, les han dado una oportunidad de progresar (a estudiantes), entonces, hay que tener mucho cuidado con eso (...) Vamos a ver lo que pasa, pero no me parece la mejor medida para la situación actual", sostuvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario