viernes, 11 de julio de 2014

URRESTI: LA CÁRCEL LO ESPERA


César Lévano. Director del Diario UNO.
Por Diario UNO                
El escándalo crece: en el país y en el exterior: el ministro del Interior, el general (r) Daniel Urresti es considerado indigno de ocupar un ministerio por estar acusado de perpetrar o, cuando menos, participar en 1988 en el asesinato de Hugo Bustíos, corresponsal de Caretas.
Casi nadie, excepto él mismo, considera a Urresti inocente del crimen. El fiscal del caso considera a Urresti autor material de la muerte. El juez cree que por lo menos presenció, como jefe del operativo, esa acción.
El juez, pese a ser el más benigno, ha dictado impedimento de salida del país contra Urresti, porque considera que hay suficientes pruebas contra él por lo cual es posible que intente escapar de la justicia, para evitar los 20 años de cárcel que merece.
Apenas surgieron las revelaciones sobre la culpa de Urresti, el presidente Ollanta Humala salió en su defensa. Expresó: “Cuando se le propuso la cartera, me puso en conocimiento de este tema; se le pidió unos papeles que era pertinente verlos, lo vieron los abogados… No vemos su culpabilidad y creemos en la presunción de inocencia”.
Lo que está surgiendo en la opinión pública es el temor de que esta se convierta en una presunción de impunidad.
Caretas reproduce en su edición de esta semana unas declaraciones del comandante EP (r) Víctor Amador Vidal Sanbento, “Ojos de Gato”, preso en el penal San Jorge por el asesinato. El oficial había llamado a Abilio Arroyo, colaborador de Caretas, a quien ofreció revelar “toda la verdad sobre la muerte de tu colega”.
“Los que realmente planificaron y mataron a Bustíos son Daniel Urresti Elera y ese concha de su madre que está allá”, explicó Sanbento, señalando al coronel Víctor La Vera, también encarcelado por el delito.
Sostuvo Sanbento que le habían pedido que no expusiera la verdad, porque iba a empeorar las cosas y que, además, le prometieron que iba a salir libre. Y agregó: “Ahora quiero que se sepa que acá hay un culpable que está libre y sigue en actividad en el Ejército. Ese es Daniel Urresti Elera”.
Urresti era el capitán “Arturo” y jefe de Inteligencia en el cuartel de Castropampa, en Huanta. Sanbento declaró a Abilio Arroyo que Urresti y el suboficial Johnny Zapata “Centurión” habían acusado a Bustíos de ser colaborador de los senderistas. Eso determinó la emboscada en que el periodista fue victimado.
Ese señalamiento demoledor no es el único que conduce a creer que Urresti fue culpable en el asesinato que indignó a la prensa libre del Perú y a organismos internacionales de defensa de los derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario