viernes, 29 de agosto de 2014

RAMOS HEREDIA CONTRA LAS CUERDAS

Cortina de Humo Cof, cof.
5 DATOS QUE DEBES SABER PARA ENTENDER POR QUÉ AYER CAPTURARON A PAUL OLÓRTIGA
Giovanna Castañeda
Periodista.
Ayer dos informes periodísticos, de Ricardo Uceda en La República y de Fabiola Valle en Perú21, revelaron datos claves sobre el caso Ramos Heredia y  y el por qué todo parece indicar que el fiscal de la Nación se está convirtiendo, paradójicamente, en el principal obstáculo de una de las más grandes investigaciones sobre corrupción y crimen organizado en el Perú.
Sin embargo, mientras que todos veíamos la captura de Paul Olórtiga y las ganas de figurrestear del ministro del Interior…
Humo Cof, cof.
Pasó esto: El Consejo Nacional de Magistratura decidió investigar preliminarmente al primo de Nadine por las presuntas irregularidades que Carlos Ramos Heredia habría cometido en Áncash cuando estuvo a cargo de la Oficina de Control Interno durante el proceso disciplinario que le inició al entonces fiscal anticorrupción de Áncash Luis Checa Matos.
Para variar, vamos por partes.
1. ¿Quién es Luis Checa Matos?
“El fiscal sobreviviente”. Así lo llamó el periodista Ricardo Uceda en un informe publicado en enero en La República. Esta es la historia de Checa, quien es la razón por la que Ramos Heredia es ahora investigado por el CNM, gracias a la denuncia hecha por el congresista Modesto Julca:
[Checa] Había denunciado a más de cien autoridades locales, provinciales y regionales. Podría pensarse que César Álvarez, el presidente Regional, estaría en el primer lugar de sus fiscalizados. De hecho, cuando el jefe de Control Interno Carlos Ramos lo sancionó en 2012, dijo que tenía una actitud persecutoria en contra de la autoridad. Sin embargo, las denuncias en firme de Checa contra Álvarez pueden contarse con los dedos de la mano. Hasta que lo sacaron.
En resumen: Ramos Heredia sacó a Checa por investigar al expresidente regional César Álvarez.
2. ¿Qué denunció Checa?
Una de sus denuncias fue por la compra irregular de ambulancias.
El exfiscal anticorrupción hizo varias denuncias contra César Álvarez. Entre ellas está la compra irregular de 79 ambulancias por el Gobierno Regional; y el convenio que tenía la administración de Álvarez con la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), mediante el cual este administraría las licitaciones de sus principales obras.
Pero fue otra la que hizo que Ramos Heredia pida su destitución: Checa y otros 15 fiscales participaron directa o indirectamente en la intervención que se hizo a un vehículo del Gobierno Regional de Áncash, en donde supuestamente había S/.300 mil para pagar a partidarios de Álvarez.
3. La mentira de Ramos Heredia
El 15 de agosto, el fiscal de la Nación negó haber promovido la destitución de Checa y le tiró la pelota a la Junta de Fiscales Supremos. Sin embargo, el informe de Fabiola Valle Perú21 revela todo lo contrario:
Según la resolución N° 1738-2013-MPFN-F.SUP.CI., del 6 de diciembre de 2013, fue el mismo Ramos –actual fiscal de la Nación–, quien en su condición de fiscal supremo de Control Interno propuso la sanción de destitución para José Luis Checa Matos, en ese entonces fiscal provincial provisional especializado en Delitos de Corrupción.
Es decir, Ramos Heredia pidió la salida de Checa por ser un fiscal incómodo para César Álvarez y uno de los pocos que alertaban de los actos de corrupción.
Tras la publicación de este informe de Perú21, el fiscal de la Nación cambió su versión y reconoció que en primera instancia intervino en este procedimiento contra Checa Matos. Sin embargo, aseguró que en segunda instancia no tuvo participación por lo que no tiene responsabilidad en la destitución.  “Yo no he mentido ni ahora ni nunca”, señaló en RPP Noticias.
4. Ocultando la pista contra él mismo
De acuerdo con el informe publicado ayer por Ricardo Uceda, el testimonio del policía Wilmer Mejía es clave para no tener la menor duda que César Álvarez estuvo protegido por Ramos Heredia, entonces jefe de Control Interno del Ministerio Público. “Hasta podría presumirse que era parte de su red”.
Esto fue lo que ocurrió:
En 2011 Manuel Páucar, un operador político de Álvarez, le pidió a Mejía que cambiara su versión sobre una actuación del fiscal José Luis Checa, para que este pudiera ser sancionado por Ramos. En un audio difundido en ‘No culpes a la noche’, de Milagros Leiva, se escucha a Páucar decir que Ramos había nombrado una comisión que procedería a destituir a Checa, un fiscal cuyo pecado fue haber alertado sobre un posible delito cometido por el presidente regional.
El fiscal encargado, Marco Huamán, declaró secreto el caso, incautó la computadora de Mejía y se negó a brindarle protección. Guardó el audio bajo siete llaves y no ha dispuesto ninguna investigación. ¿Cómo puede seguir en secreto una de las pruebas máximas contra Ramos Heredia?
Nos detenemos un momento y recapitulemos nuevamente: el fiscal de la Nación, según un audio, pidió la cabeza del fiscal José Luis Checa porque estaba investigando a César Álvarez. Y esta grabación está guardada y aún no la conoce ni el CNM.
El procurador anticorrupción Christian Salas ya le ha solicitado a Huamán que los documentos de la declaración de Mejía, junto con el audio, sean derivados al CNM.
5. ¿El fiscal de la Nación es el obstáculo?
La investigación preliminar de la CNM es por la actuación de Ramos Heredia cuando era el fiscal supremo encargado de la Oficina de Control Interno del Ministerio Público. Es decir, para comprobar si hostilizó a los fiscales que investigaban a Álvarez antes de ser fiscal de la Nación.
Sin embargo, no ha cambiado mucho la cuestión ahora que es el titular del Ministerio Público. Uceda también alerta esta situación. Un claro ejemplo es lo que ocurre con la fiscal Marita Barreto, quien ha sido acusada por el ministro del Interior, Daniel Urresti (sí, él oootra vez) de entorpecer las investigaciones en el caso Rodolfo Orellana y su red delictiva. Si no fuera porque presentó la denuncia en compañía de la procuradora de lavado de activos, Julia Príncipe, no le creeríamos. Esta última dijo:
Hasta el momento el Ministerio Público no ha solicitado al juez orden de captura internacional para César Orellana, Benedicto Jiménez, Ludith y Churchill Orellana y de tres prófugos más que tienen orden de prisión preventiva. Tampoco ha ordenado la diligencia de revisión del material incautado en el allanamiento del búnker de los investigados hace dos meses.
Aunque ayer por la tarde también ocurrió milagrosamente otro anuncio: la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos solicitó al Poder Judicial que se ordene las búsquedas y capturas internacionales de Orellana y Jiménez.
Recordemos que por la sustentación de la fiscal Barreto, Benedicto Jiménez se encuentra prófugo.
¿Es un problema de capacidad de los fiscales o hay una orden de protección a estos investigados? Como se pregunta Uceda: no sabemos para quién está jugando el Ministerio Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario