domingo, 23 de noviembre de 2014

DESPILFARRO EN PILOTO AUTOMÁTICO (Extractos)

SONIA SUYÓN- (Hildebrand es sus trece)
Ni Alan García ni Toledo. Es Ollanta Humala el que ostenta el más escandaloso récord de gastos por publicidad estatal.
No asoma todavía la temporada electoral pero este gobierno parece estar en permanente campaña. Entre los años 2012, 2013 y lo que va del 2014 la gestión de Ollanta Humala ha gastado US$ 158'198.573 dólares (S/. 445'081.041 soles) en publicidad estatal. Cifra que más que duplica lo desembolsado durante todo el gobierno de Alan García por ese mismo concepto. Y triplica la inversión publicitaria estatal que, por su parte, se hizo durante el mandato de Alejandro Toledo.
Por eso, para efectos de la fidelidad de la información, en la realización de este informe hemos considerado solo el periodo 2012 -2014 que es enteramente gestión de Humala. Las fuentes que se han utilizado para este reportaje son Ibope Media, a través de su consolidado de cifras de inversión publicitaria del Estado a tarifa impresa. Otra de las fuentes consultadas ha sido una oficial, el portal del MEF, a través de su página de Transparencia-Proveedores del Estado, donde, vaya sorpresa, algunos medios de comunicación, como Compañía Peruana de Radiodifusión (Canal 4), han arribado a escalas insospechadas en las contrataciones con el Estado, de tal forma que se ubican en mejor posición en el ranking que algunas otras compañías proveedoras como el Consorcio Vial Sur a cargo de varias obras públicas, o Hidrandina, que abastece de Energia Eléctrica a todo el norte medio.
PERO ESO ES APENAS UN DETALLE.
Empecemos con el análisis del año 2012. En esa época Humala anunciaba por todo lo alto los primeros resultados de algunos programas sociales como como Beca 18 y Pensión 65, daba cuenta de la recuperación del lote 88 de Camisea para el consumo interno, daba la ley de consulta previa y proponía algunas reformas como el incremento del impuesto a la minería (que no fue más que   un engaña muchachos). La cifra total que ofrece Ibope Media de inversión del Estado el año 2012 es de 52'696.869 dólares y contempla a todas las instituciones gubernamentales. Sin embargo, de ese monto hemos descartado la inversión de municipalidades y gobiernos regionales y de instituciones del Estado como la ONPE, el JNE, Reniec, el Poder Judicial, Ministerio Público, Congreso, Indecopi, INEI, Contraloría General de la República, Defensa Civil, Senamhi, Instituto Geográfico, entre otros organismos.
La Presidencia del Consejo de Ministros fue la cartera que más gastó el año 2012, según Ibope Media: 6'837.957 dólares (18'188.968.28 soles). Le siguió el Ministerio de Salud, el mismo que negó tantas veces un aumento a los médicos, con 4'857.140 dólares (12'919.992 soles) y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones con 4'415.932 dólares (11'746.379 soles).
De acuerdo al Portal de Transparencia del MEF en el rubro Proveedores del Estado, los medios de comunicación que más facturaron durante este afro 2012 con el gobierno por concepto de publicidad estatal fueron, en primer Lugar, la Compañía Peruana de Radiodifusión S.A. (Canal 4) con 15'096.097 soles, Andina de Radiodifusión SAC (ATV) con 12'346.920 soles y El Comercio con 12'936.191 soles. Ahora se entiende por qué algunos programas periodísticos de ciertos medios de comunicación cada vez que invitan a un ministro de Estado lo tratan más como cliente que como entrevistado y lo que menos quieren es perturbarlo con alguna pregunta incomoda.
Pero si hay un año que marca el despegue arbitrario y en piloto automático de los gastos por propaganda política de este gobierno es el 2013. Ese año se desembolsaron, según Ibope Media, 69'484.104 dólares o 198'029.696 soles (con un tipo de cambio de 2.85 soles por &Mar al 2013) por parte de la Presidencia de la Republica, los diferentes ministerios y sus organismos dependientes. Para entonces ya estaba bastante revelada la línea de mando del gobernante, totalmente inversa a las expectativas que sobre él tenían quienes ahora se sentían legítimamente decepcionados. Para remontar "la crisis de confianza" a los operadores del gobierno no se les ocurrió otra idea que optar por un torrente de inversión publicitaria.
De los cerca de 200 millones de soles que se invirtieron ese año, aunque parezca mentira la cartera que más despilfarró fue la que regenta los hospitales más desbastecidos y la salud más insalubre. El Ministerio de Salud gastó 29'889.882 soles en publicidad. De ellos, 12'379.413 soles fueron a parar a los registros contables de Compañía Peruana de Radiodifusión (Canal y Andina de Radiodifusión SAC. Otros 4'984.202 soles se dirigieron a Frecuencia Latina Representaciones SAC y 2'612.646 para el Grupo RPP SAC.
En el 2014 el gobierno de Humala ha consolidado la costumbre del gasto ostentoso en contratos por campañas publicitarias en medios. Al 31 de octubre, ya lleva gastando 46'122.143 dólares o 133'754.215 soles. Los ministerios más gastadores fueron el de Salud y el de Educación, los más necesitados de presupuesto e inversión en infraestructura. Y los medios favoritos para firmar los millonarios contratos fueron invariablemente Compañía Peruana de Radiodifusión (Canal 4), además del Grupo RPP SAC y el conglomerado   
¿QUIEN CONTROLA AL ESTADO?
Cabe preguntarse, en nuestro país ¿cuál es el tope para las contrataciones por concepto de publicidad estatal?  Para fijar cuanto puede gastar cada ministerio no hay Órgano de control, hay OSCE, no hay SNIP capaz de poner freno a una cada vez más voraz vocación de este gobierno de publicitarse.
En Argentina, por ejemplo, se fija un presupuesto anual destinado a la publicidad oficial. Para el 2014 se destinaron 762 millones de pesos (unos 84 millones de dólares).
En el Perú en cambio, cada  ministerio puede disponer a antojo su de los fondos públicos para  diseñar su estrategia publicitaria. Y no hay  ningún órgano de control ni filtro que supervise los millonarios contrato de publicidad oficial. Pese a todo lo popularidad de Humala sigue siendo inversamente proporcional a los onerosos gastos: 455 millones de soles versus 25% de popularidad, según el último sondeo de Ipsos Apoyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario