viernes, 7 de noviembre de 2014

LA DBA SIN KEIKO, BUSCA FORMAR FRENTE

SE BUSCAN NUEVOS COMPAÑEROS
Caretas
El pasado martes 28 de octubre los comensales se congregaron en la casa de Magdalena de Fernando de Szyszlo. Era una rara ocasión, pues el pintor solía ser invitado ilustre del grupo, no anfitrión del almuerzo.
Ahí estaban conocidos como Pedro Pablo Kuczynski, Luis García Miró y Carlos Raffo (no el “Panda” corrido del fujimorismo, sino el ministro y hombre del BCR en los gobiernos apristas, además de cocinero gourmands en otros aquelarres políticos).
“Y, oh sorpresa, apareció Alan García que nunca va por ahí”, cuenta un escéptico chismoso.
La conversación devino inevitablemente en las proyecciones del 2016. Y en las posibilidades de entendimiento que deberían alcanzar los dos protagonistas presentes en la mesa.
Ocurre que, lejos de ir por esa vía, cada uno se encuentra en el armado de su propio frente. Y ambos con cuarteles de operaciones: los apristas con una casa en la calle César Vallejo en Magdalena y el equipo de PPK con otra en la calle Barcelona, en San Isidro.
Szyszlo ya había mostrado su preocupación en una entrevista que Perú.21 publicó apenas dos días antes:
“Personalmente, creo que PPK, con lo mucho que lo admiro y lo quiero, tiene menos chances de ganar una elección nacional que Alan García. Ambos estarían en la misma tendencia, sería difícil encontrar las diferencias de pensamiento”.
PPK meció su respuesta durante la reunión. “Es muy temprano para hablar de eso”, dijo.
Su renuencia puede guardar relación con lo que debe sopesar en su vida familiar. Su hija de 14 años estudia en un internado de Boston y su esposa Nancy Lange reparte el tiempo entre Lima y esa ciudad.
Los apristas guardan la carta de los 76 años de PPK que, de ser presidente, dejaría el cargo a los 83. García tiene diez menos.
Como para demostrar su buena forma, al momento de escribirse estas líneas Kuczynski se encuentra asistiendo a un directorio en Luxemburgo.
ANULACIÓN MUTUA
Algunos jueves atrás ya había lanzado verónicas de torero de Wisconsin cuando, luego de su intervención en uno de los concurridos almuerzos que el empresario Pepe Pardo Mesones capitanea en el Country Club, Jorge del Castillo disparó a boca de jarro y micro en mano:
“¿Qué haces perdiendo el tiempo? Vente con nosotros”.
Entre los muchos testigos estaban otros dos ex primeros ministros: Luis Solari y Juan Carlos Hurtado Miller, que reaparecía en la vida social tras unas temporadas de arresto domiciliario y fue aplaudido por la concurrencia.
Allí PPK volvió a evadir un compromiso. No descartó nada pero adelantó que se encontraba por lograr la inscripción del partido Perú+, lo que finalmente ocurrió en la quincena de octubre.
Los guiños apristas por persuadir políticamente al tercer puesto del 2011 no han cejado desde que CARETAS 2347 dio a conocer las primeras búsquedas de entendimiento en agosto pasado.
Malévolo, el observador del almuerzo en chez de Szyszlo observa que en el camino AGP ha llegado a cultivar una excelente relación con el mejor amigo de su viejo némesis, Mario Vargas Llosa.
Ahora que todos son liberales, las enemistades solo respiran por viejas heridas. Y ese es el problema. Antes de enfrentarse a la realidad de las urnas todavía hay tiempo de digerir alianzas entre tintos reserva y mesas de cinco tenedores. Pero los poderosos de este círculo temen que aquí compitan dos que, debiendo correr juntos, se arriesgan a anularse mutuamente.
Le recuerdan a PPK que en su afán puede volver a tender la mesa de las últimas presidenciales: darle las llaves de Palacio a quien termine compitiendo con Keiko Fujimori en la segunda vuelta, como ocurrió con Ollanta Humala.
Y el gringo les responde lo mismo que le respondió a Frederick Cooper –otro íntimo del escribidor– cuando lo llamó para urgirlo a dimitir a favor de Alejandro Toledo una semana antes de aquella primera vuelta:
“Miren las encuestas”.
LA LISTA DE PPK
Mientras que Fujimori se muestra sólida en los alrededores del 30% de intención de voto (hay que recordar que tuvo 23.5% en la primera vuelta del 2011), PPK y García se venían intercambiando el segundo lugar. El primero tiene mejores números en los últimos meses y alcanza el 17% (sacó 18.5% en el 2011). A quien es dos veces expresidente le cuesta remontar el 12%.
Ya se conoce la relación que García tiene con las encuestas. Sea porque es subrepresentado por algún residuo antialanista o porque sencillamente resulta rechazado por la mayoría del país hasta que las circunstancias lo encuadran como una opción atractiva, lo cierto es que tanto en el 2001 como en el 2006 vino de atrás. En el primer caso Toledo lo derrotó en la segunda vuelta y en el segundo se llevó la presidencia. En las dos ocasiones pasó al balotaje con Lourdes Flores pisándole los talones.
Así las cosas, los colaboradores de PPK creen que sería ideal que sea García quien los secunde en un hipotético frente.
El exministro tiene entusiastas incondicionales en la primera línea, como la también expremier Beatriz Merino, la banquera de inversión Susana de la Puente, el exministro de Economía Fernando Zavala y la abogada Cecilia Blume.
Aunque PPK diga que se tomará su tiempo para decidir, la inscripción de Perú+ marca una intención de lanzarse más clara que la de renunciar al pasaporte estadounidense.
En el 2011, PPK fue como candidato de Alianza por el Gran Cambio, una colcha de retazos que incluía al PPC, Alianza por el Progreso, Restauración Nacional y el Partido Humanista. La colcha se hizo jirones y solo la facción pepecista se asemeja a una bancada parlamentaria.
La preocupación que ha expresado Kuczynszky es la de conformar una lista parlamentaria lo suficientemente sólida.
Ya han recibido llamadas algunas “ruedas sueltas” como los ex Perú Posible Carlos Bruce (hoy en bancada con los apristas), Juan Sheput y la expepecista Lourdes Alcorta (a quien PPK impuso en la lista del 2011, contra la opinión de Javier Bedoya de Vivanco).
Con partido propio es otro cantar. Y eso a pesar de que las fuentes consultadas admiten el distanciamiento con Salvador Heresi, que resiente la falta de apoyo de PPK en la reciente campaña municipal. Todo indica que Heresi, fundador de Perú+, debió “aguantar” la inscripción del partido y postuló con Perú Patria Segura –antes el fujimorista Cambio 90–.
Además falta limpiar el terreno. El abogado José Luis Noriega Ludwick, apoderado del partido, fue presidente de Coopex durante el año 2008. Se trata de la principal empresa del prófugo abogado Rodolfo Orellana. Noriega presidía el Comité Electoral de la Federación Peruana de Fútbol, que acaba de ser descabezado en su conflicto con el dirigente Manuel Burga (ver más).
A ello se suma que Gilbert Violeta, vicepresidente ejecutivo del partido, fue fundador de ABC Group, una empresa de la que Orellana fue gerente general. Violeta ha explicado que más bien fue estafado por este y como consecuencia le quitó la empresa. PPK se ha mostrado satisfecho con la explicación.
HIELO ANTIAPRISTA
El PPC, que hoy parece al borde de una guerra civil (ver Mar de Fondo), puede convertirse en niña bonita. Y no solo para PPK. En el APRA, por su parte, saben que sería un aliado que, independientemente del escaso peso del endose en el Perú, ayudaría a romper el hielo antiaprista.
Un paso en esa dirección, consideran, fue el buen resultado de Enrique Cornejo en Lima. Todo lo contrario a la sentencia de cuatro años de prisión efectiva por tráfico de influencias a la que acaba de apelar el exministro Aurelio Pastor.
En las propias canteras de PPK reconocen el predicamento que hoy García tiene entre el empresariado. Uno de los más activos en la tarea reclutadora es el expresidente de Confiep, José Miguel Morales Dasso. Jaime Rizo Patrón de Cementos Lima también es otro organizador de comidas en apoyo a la causa.
Según trasciende, García demanda total fidelidad política a quien se suba en el coche.
Con el imbatible aparato chalaco de Álex Kouri –por cierto muy cercano a Heresi– hay una alianza no escrita. También se tienden puentes con alcaldes electos en el resto del país.
Mientras tanto, en la casa de la calle César Vallejo, en Magdalena, Del Castillo continúa en la labor de cocinar el plan de gobierno. El núcleo duro que lo acompaña está compuesto por los “compañeros” Fernando Barrios, Grover Pango, Hugo García Salvatecci, Nilda Rojas e Iván Hidalgo.
Pero allí han ofrecido exposiciones personajes como el marketero Rolando Arellano y el académico Hugo Neira. Para este jueves 7 se esperaba la presencia del economista Richard Webb, lo que da una idea más de la porosidad entre ambos frentes. El expresidente del Banco Central de Reserva es mencionado por los amigos de PPK como una de las personas claves de su entorno. (Enrique Chávez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario