lunes, 3 de noviembre de 2014

LOS PERUANOS QUE SE SIENTEN MENOS QUE LOS CHILENOS


Escribe César Hildebrandt
Ya se escuchan las vocecitas otra vez. Vienen del ADN peruano, del pasado inamovible, del futuro a cumplirse. “Las 4 hectáreas del triángulo fronterizo no significan nada”, dicen las vocecitas.
Vienen de la melcocha, de la huida, de las variadas vergüenzas, de las derrotas: “hay que ceder en todo, no hay problema”.
Pero si esas 4 hectáreas no añaden nada ni nada significan, ¿por qué las reclama Chile y por qué viene Piñera a decirnos, invitado por los comerciantes de Lima, que ese pedazo simbólico de tierra es chileno?
La respuesta es muy clara: porque sí valen, sí significan algo. Y lo primero que significan es que los Tratados se cumplen. Y en el de 1929 y sus complementos, la cosa está clara: el llamado Punto Concordia es el punto que separa las fronteras terrestres de Perú y Chile. Y ese Punto Concordia está señalado por las coordenadas específicas del arreglo de 1929.
¿Cómo es que una guerra terminada en 1883 finalizó, en los hechos, recién en 1929, 46 años después?
La respuesta es más simple todavía: porque Chile se negó a cumplir el Pacto de Ancón de 1883 y por eso no cedió a la consulta popular la pertenencia de las provincias secuestradas de Tacna y Arica Entendámonos: el Pacto de Ancón determinó la cesión a perpetuidad de Tarapacá y, diez años después, la realización de un plebiscito mediante el cual las poblaciones de Tacna y Arica decidirían, libremente, a qué país querían pertenecer.
Como su chilenización “pacífica” no dio resultados, Chile se negó a cumplir lo pactado en Ancón. Y más tarde, cuando la chilenización brutal cambió el balance poblacional, ese plebiscito se hizo imposible de cumplir. La meta era quedarse con Tacna y Arica: la "concesión" de devolvernos Tacna fue fruto de una clara presión internacional, incluida la de Estados Unidos.
Y ahora Chile quiere, igualmente, burlarse del Tratado de 1929. No es un asunto de hectáreas sino de principios.
Los países que renuncian a ellos y a su sentido del honor podrán ser proyectos, emporios, prosperidades cíclicas pero no países. Y hay muchísimos peruanos que se sienten menos de nacimiento, débiles gustosos, condescendientes crónicos. Y farfullan y lanzan sus vocecitas: “esas hectáreas no sirven de nada, olvidémoslas”.
Son la aciaga continuidad de nuestra historia: fugas vergonzosas, retiradas precoces, dudas a la hora en la que dudar era deshonrar una causa. Eso nos viene de Riva Agüero y Sánchez Boquete y Torre Tagle, dos traidores sobre los que se Funda el comienzo de nuestra historia republicana.
Son los descendientes de esos lodos los que ahora nos susurran que hay que volver a olvidar y que poner la otra mejilla siempre será mejor que oponerse al agravio.
A veces pienso que no merecemos tener un Bolognesi, un Grau, un Cáceres. De hecho, un sujeto como Vivas ya se atreve a ridiculizar el aspecto de efigie del marino que comandó el “Huáscar”. Vivas debe amar a Iglesias, el que mandó a combatir a Cáceres, el que recibió armas y pertrechos de Chile para matar al jefe de la resistencia. Iglesias es el Petain de Cajamarca y el que firmó el Pacto de Ancón de 1883. Y Vivas y las vocecitas son la reencarnación de esa vieja conducta agachada que tanto asombro causaba en Bolívar. De esa actitud que hizo que la Confederación Perú-Boliviana fuera destruida por un ejército chileno en el que combatieron distinguidos jefes peruanos como Gamarra y Castilla.
El círculo se cierra. Las vocecitas pretenden mandar. Desde el diario que fundó un chileno que se quedó después de triunfar en Yungay, las vocecitas alientan el masoquismo. “Que la agenda del futuro prevalezca”, dicen.
La agenda del futuro: el gas peruano deberá mover la minería del norte de Chile, esa que se creó sobre el botín de 1879. Si Chile nos respetara no enviaría a un patán a provocarnos. Si quisiera que lo de la guerra fuese una página volteada como queremos muchos nos pediría perdón por sus bestiales excesos de conquistador de corvo en mano. Y hasta permitiría que el “Huáscar” terminara de sumergirse en un mar de olvido.
 
NUESTRA RESPUESTA AL EDITORIAL DEL DIARIO EL COMERCIO: “MAS ALLA DEL TRIANGULO”
CAPITÁN EP ® ELOY VILLACRÉZ RIQUELME Y ECONOMISTA CIRO SILVA PAREDES *
Patriotas:
Un amigo nos llamó para decirnos que en el Editorial del diario El Comercio de hoy domingo 2 de Noviembre, se habían ocupado del TRIANGULO TERRESTRE  de Tacna y la llegada del sujeto Sebastián Piñera a Lima, esgrimiendo su insulto bajo el eufemismo de tener la convicción que el triángulo terrestre es de los chilenos, nos vimos precisados a adquirir un ejemplar.
En términos generales, el tema es el mismo de siempre, aparece graficado en un recuadro del editorial;  LAS CONTROVERSIAS DE POLITICA EXTERIOR DEBEN MANTENERSE EN LA VIA DIPLOMATICA Y AL MARGEN DEL RESTO DE RELACIONES QUE DESARROLLAMOS  CON NUESTRO VECINO DEL SUR. Esto es,  las benditas cuerdas separadas, que se sintetiza en que los chilenos pueden desconocer nuestros Derechos Soberanos, pero que sigan  haciendo negocios en nuestro país en las aéreas estratégicas, como es: aeronáutica, comunicaciones electrónicas, construcción, servicios y otras actividades, que implican poner en riesgo nuestra  seguridad. A cambio los peruanos fundamentalmente invertimos en Chile en restaurantes.
Dice que al llegar el sujeto Piñera a  la Cámara de Comercio de Lima, entidad que le dio tribuna -a pesar de sus declaraciones anti peruanas-, el Congresista Rimarachin se apersono a dicho local para expresar a viva voz, -acompañado de  un numeroso grupo de patriotas, militares y civiles, entre ellos nosotros-, que su presencia era ingrata en el Perú y  debía  salir de nuestro territorio. El Editorial, resalta otra declaración del Congresista, de que hay una invasión silenciosa de Chile al Perú, al respecto recordemos, así  se inició  la guerra de 1879. Comenzó con una invasión  de trabajadores chilenos en el salitre, para que luego llegaran las Fuerzas Armadas  y capturaran hasta la fecha, Arica y Tarapacá. Recordemos la  consigna de las FFAA de Chile es: DONDE ESTAN LOS INTERESES DE CHILE, ESTARAN SUS FUERZAS ARMADAS PARA PROTEGERLAS.  Al parecer esas realidades, al diario el Comercio, no le interesan, al entender  que el editorial en la voz autorizada de los que conducen ese medio.
Resulta preocupante, que hablando de negocios  haya un lenguaje común entre grupos  económicos  peruanos y chilenos. Al parecer estos últimos desean soslayar el sentido de patria y pertenencia de parte nuestra, para olvidar  la historia y lo principal como muchas veces ya los dijimos, a los muertos en guerra y asesinados por las hordas chilenas en los aciagos días de 1879/1883, no los podemos  revivir. Lo que nos robaron y saquearon ya no volverá, pero el territorio que ocuparon como conquista militar: esto es Arica y Tarapacá, debe ser devuelto bajo la norma internacional de las Resolución 1514 y otras, donde se estipula que el territorio es inalienable y cualquier tratado de cesión a perpetuidad, efectuado con ocupación militar es invalido. ESO NO COMENTA EL DIARIO  EL COMERICIO, simplemente se calla, primero son los negocios y quieren limpiar las nubes que pueden ennegrecer  la luz en la rentabilidad de las inversiones chilenas. Tengamos presente que para ellos es negocio, para nosotros es algo sin importancia. Chile sabe que el mercado de 30 millones en crecimiento que tenemos es algo apetecible, en cambio ellos con una población que es el 50 % de la nuestra y que tiende a envejecer, con sus minas que ingresaron al factor agotamiento, deben buscar nuevas  fuentes de ingreso para fortalecerse y aprestar a su fuerza armada como lo siguen haciendo hasta la fecha.
Lo que debemos decir los peruanos, con Chile es mejor no tener ningún vínculo hasta que vuelvan Arica y Tarapacá al seno de  la Patria, y que Bolivia recupere su salida al Mar. Sin fronteras podemos hablar de negocios comunes y todo lo que quieran; el resto es hacer el juego a intereses bastardos de la anti patria; a los que Velasco califico como peruanos indignos. Son los que prefieren el interés extranjero sobre el nacional.
Nos acusa el editorial de chauvinistas. Si lo dice en homenaje a Nicolás Chauvin un francés condecorado por amar a su patria, aceptamos honrosos ese título; lo triste es ser lo que dicen los mexicanos MALINCHISTA, AQUELLOS QUE PREFIEREN LO EXTRANJERO POR ENCIMA DEL INTERES NACIONAL. Y creemos que en esa onda está el Comercio.
 
CRÍTICA A MIRKO LAUER, 01 DE NOVIEMBRE DEL 2014.
Capitán Eloy Villacrez Riquelme*
Patriotas:
El día de ayer 1 de Noviembre, en el diario La República,  con el nombre: “A NADIE LE  CONVIENE  ZAMAQUEAR EL TRIANGULO”, Mirko Lauer, emite ideas confrontacionales, que me voy a permitir analizarlas, considerando que es un profesional muy versado y aparentemente cerca de los nuevos grupos de poder, que luchan por ocupar el espacio que la antigua oligarquía perdió luego de la Revolución Militar 1968-1975.
En principio puedo afirmar, que tengo una respetuosa amistad  desde hace varias décadas con Mirko, -desde aquellos años aurorales- cuando los ideales estaban por encima de cualquier otro pensamiento. Es así, que nuestra  generación  dio los combatientes de la década del 60, -que entregaron  todo para cambiar las viejas estructuras sociales y económicas-, que eran taras para alcanzar el desarrollo. Los tiempos pasaron y cada uno siguió su camino; unos seguimos aferrados a esos ideales, otros evolucionaron hacia  objetivos más prácticos, cada uno sabrá como auto juzgarse; pero cuando se trata del concepto de  Patria y la defensa de sus derechos no deberíamos  tener discrepancias; pero resulta que, al recibir de un amigo una copia de lo publicado, veo que los conceptos de servicio a la Patria, varían sustancialmente. Tal es el presente caso y sin más preámbulo expreso:
En el primer párrafo Mirko dice que el tema del triángulo es un ASUNTO PRACTICO y QUE POR EL VALOR REDUCIDO DEL TERRENO ES SIMBOLICO, me parece que Mirko se dejó llevar por su practicismo y se olvidó de lo que es un símbolo (que tiene valor afectivo o moral, más importante que su valor material). Lo práctico es la utilidad inmediata, que se puede obtener de algo; va contra lo simbólico que es algo relacionado con la esencia misma de las creencias. En el presente caso, lo práctico para Mirko es actuar como lo dijo ese pobre diablo que fue  Canciller Aprista,  García Belaunde, -cuando expresó que esa área del triángulo, era más pequeña que su chacra de Ica-, expresarse en esa forma práctica: sin importarle el sentir de Patria y que en esa área es posible que compatriotas fueron ultimados por las horas chilenas, tanto en la guerra como en la ocupación, convirtiendo cada centímetro de tierra tacneña en posesión sagrada, que debe respetarse. No creo que estas ideas la entiendan los neoliberales o caviares, pero creí que Mirko no pertenecía a ese círculo de peruanos indignos, ahora tengo dudas.
En el mismo párrafo de lo práctico y simbólico, repite el estribillo gubernamental que ganamos algo en la Haya. Una mente medianamente lúcida jamás afirmaría tal cosa, -solo los ayayeros- y lo que es peor, los que están al servicio de intereses del exterior que quieren ver que no hayan nubes en la relación económica entre los miembros de la ALIANZA DEL PACIFICO: que es la reunión neoliberal de proyección del poder económico y el freno a otros regímenes de la región que no convalidad a ultranza el neoliberalismo; esto es  la entrega o el remate  de las riquezas nacionales a precio vil para la voracidad del capital transnacional.
En su segundo  párrafo, califica la presencia de Piñera en Lima, tratando el tema del triángulo como un mensaje a Chile, sobre los efectos del fallo de la Haya. Al parecer Mirko no dice que viene A JUGAR EN PARED con algunos empresarios peruanos y con los que influyen en las decisiones gubernamentales, para obtener  ventajas geoeconómicas y políticas para Chile. Estoy seguro que lo sabe muy bien. Esas ventajas se comentan en  los cuarteles en forma preocupante; son las sugerencias chilenas de: GAS PARA CHILE Y QUE EL PERU SE COMPROMETA A DAR POR FINALIZADO TODO RECLAMO TERRITORIAL SOBRE ARICA Y TARAPACA, -áreas ocupadas  por Chile desde la guerra de 1879-. Esto es, que el Perú NO HAGA VALER LOS DERECHOS DERIVADOS DE LAS DISPOSICIONES DE NACIONES UNIDAS QUE SON DE OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO PARA EL PERU Y CHILE, COMO ES  LA RESOLUCION 1514 Y OTRAS RESOLUCIONES, QUE NO RECONOCEN LAS CONQUISTAS TERRITORIALES EN CUALQUIER EPOCA, AUNQUE HAYAN TRANSCURRIDO SIGLOS Y MENOS LA CESION A PERPETUIDAD DE TERRITORIOS CUANDO SEAN PRODUCTO DE UNA OCUPACION MILITAR. Más claro imposible; se requiere hacer el planteamiento, al igual como lo hizo España por Gibraltar, China por Macao, Argentina por las Malvinas y una decena de otros casos parecidos.
Esto es lo que realmente desean evitar y en ese esfuerzo chileno, hay traidores en nuestro país, que aceptan dialogar y dar tribuna a  un sujeto que viene a decirnos  que la mayoría de los peruanos somos unos débiles mentales y no sabemos leer la sentencia de la Haya. La Cámara de Comercio de Lima se permite organizar una conferencia para que el sujeto Piñera de su versión sobre su punto de vista que es antagónico a la soberanía  del Perú.
En el párrafo tres, dice que OHT no debe intervenir porque estaría pretendiendo cosechar réditos políticos, y el tema debe ser resuelto por los cancilleres, reiterando en el párrafo cuatro que DEBE SER RESUELTO CON LA SERENA MARCHA DE LOS ESFUERZOS DIPLOMATICOS. En síntesis, que el Presidente que es el que dirige la política exterior, no debe hacer valer los derechos soberanos que tiene el Perú. Es realmente incomprensible. Todo el país se pregunta: si se dice que el triángulo es peruano ¿por qué no se ocupa?, dicen que está minado,  NO SE HAN ENTERADO QUE EN EL PERU HAY UNIDADES DE INGENIERIA: esa área y con terreno arenoso, una compañía de ingenieros del EP, en un día levantan la totalidad de las minas.
En el quinto punto Mirko dice, que el espíritu de la Haya debe sobreponerse a un asunto como es el triángulo; quizás se logre si LAS PROVOCACIONES SON OPORTUNAMENTE ATAJADAS, debe referirse al interés de un grupo de compatriotas, que fuimos impedidos por Urresti, de llegar al triángulo terrestre en Tacna, el 27 de agosto último, o se refiere a la conducta patriota del Congresista Rimarachin que en la Cámara de Comercio de Lima, el 28 de octubre de los corrientes, junto con los presidentes de las Instituciones Patrióticas, a voz en cuello le dijimos a Piñera que se largue del Perú, porque es una persona NON GRATA. Conducta patriótica avalada por la bancada DIGNIDAD Y DEMOCRACIA en el Congreso de la Republica, exhortando al Gobierno a expulsar a ese sujeto y recordando que tenemos derechos soberanos sobre Arica y Tarapacá, que Chile  debe cumplir devolviendo esos territorios.
En el sexto párrafo, la cereza del pastel dice QUE DEBEMOS ENTENDERNOS  POR EL CLIMA DE MUTUO BENEFICIO PRODUCIDO POR RELACIONES ECONOMICAS BILATERALES EN ALZA. Aquí hay algo incomprensible,  los peruanos sabemos que para nuestro país no representa algo importante el intercambio comercial de bienes y servicios con Chile. Realmente el interesado en alcanzar a copar el mercado de 30 millones de consumidores que somos, es el propio empresariado chileno, con su contraparte de acceso a la información que le proporciona al Estado Mayor de las FFAA de Chile las empresas estratégicas chilenas que operan dentro de nuestro territorio; como es el caso de LAN, el transporte marítimo  de combustible  y otras. Observamos ahora último, que  hay una fuerte campaña para tomar el espacio de la telefonía móvil por parte de una empresa chilena como es ENTEL. Todos sabemos que esa influencia siempre será riesgosa, existiendo tantos países que pueden brindar mejores servicios  a precios equivalentes. Deberíamos prohibir la presencia de países  limítrofes, que hayamos tenido problemas en tiempos pasados siempre y cuando no hayan resarcido los dalos causados en la guerra.
Considero que la historia nos pone a prueba, esperamos que este esfuerzo de recuperar ese sentimiento que nos enseñaron en la Pre militar: “ANTES, ANTES QUE TODO EL PERU”, vuelva a tener vigencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario