sábado, 22 de noviembre de 2014

RODOLFO ORELLANA HABRÍA DADO CARTAS-FIANZA AL ESTADO POR MÁS DE S/.500 MILLONES.

RED DE CORRUPCION CONTRA EL ESTADO
ORELLANA: EXISTIRÍAN CUATRO COOPERATIVAS MÁS IGUAL A COOPEX
Fenacrep denuncia que abogado habría montado grupo de asociaciones para estafar a sector público con ilegales cartas-fianza
El Comercio
Rodrigo Cruz @rcruza
El abogado Rodolfo Orellana, quien desde hace una semana cumple prisión preventiva en el penal de Piedras Gordas, fundó en el 2008 Coopex, cooperativa que se dedicaba a emitir cartas-fianza fraudulentas para estafar al Estado. Sin embargo, El Comercio ha podido conocer que Coopex no fue la única cooperativa creada con este fin.
Existen otras cuatro que emplean el mismo modus operandi. Estas son: Coopem, Soluciones Ltda., Afianza y Fianzas y Garantías. Estas avalaban a empresas que participaban en licitaciones con el sector público, a pesar de que no contaban con la autorización de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) ni con el respaldo financiero para emitir cartas-fianza. 
Estas cinco asociaciones (contando a Coopex) fueron debidamente identificadas por la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú (Fenacrep), organización que regula las cooperativas y que se encuentra bajo la supervisión de la SBS. La Fenacrep determinó que estas cinco cooperativas compartían el mismo sistema de estafa.
“Todas tienen el mismo modus operandi”, afirma Manuel Rabines Ripalda, gerente general de Fenacrep.
A parte de Coopex, Coopem es la que parece estar más ligada a Rodolfo Orellana: El gerente de esta cooperativa, Nadal Arturo Rueda, sería amigo del abogado que hoy está preso.
“Se creó cuando denunciamos penalmente a Coopex. Imagino que ellos vieron que el proceso judicial que empezamos iba a avanzar y crearon por eso cooperativas paralelas para seguir operando y emitir cartas-fianza”, afirmó Rabines.
Rueda habría participado en la apropiación irregular de los predios de la Cooperativa de Ex Trabajadores Civiles de la Marina de Guerra del Perú (Coopemar) y de la Cooperativa de Ex Trabajadores de la Compañía Peruana de Teléfonos (Cervatel), dice Rabines.
“Nosotros concluimos que aquí ha habido una red de cooperativas y que alguien ha liderado todo esto”, agrega el gerente general de esta federación.
Fenacrep sostiene que este grupo de cooperativas habría estafado al Estado por más de S/.500 millones, y que si estas cartas-fianza fueron aceptadas por diferentes instituciones es porque habría habido algún nivel de complicidad.
OÍDOS SORDOS
 Rabines recuerda que comunicó de la actuación de estas cinco cooperativas a la Contraloría General de la República, al Ministerio Público y a la SBS. Sin embargo, la respuesta no fue la que él esperaba.
Por ejemplo, en el 2010, envió un oficio al contralor Fuad Khoury para advertirle de estos ilegales documentos. Lo mismo hicieron, recuerda, con el entonces fiscal de la Nación José Peláez Bardales en el 2011.
“Nos dejaron solos contra ellos”, afirma ahora Rabines, afirma ahora Rabines.
"LOS ÓRGANOS DE CONTROL NOS DEJARON SOLOS CONTRA ORELLANA"
Federación de cooperativas afirma que instituciones como la SBS o Contraloría hicieron poco o nada contra esta red
Rodrigo Cruz
Periodista @rcruza
Una de las contadas agremiaciones que denunció a la red criminal que lideraría el hoy preso Rodolfo Orellana cuando ésta estaba en la cima de su poder fue la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú (Fenacrep).
Este federación, en el 2011, sindicó a Orellana y a sus socios de los presuntos delitos de estafa y falsificación de documentos. La primera razón: Coopex, la cooperativa de esta red, estaba emitiendo indebidamente cartas-fianza para estafar al Estado. 
La segunda razón: los organismos de control, como la Contraloría General de la República, habrían hecho caso omiso a la advertencia que ellos dieron en el 2010. Es frente a esta pasividad del Estado, recuerda Manuel Rabines, gerente general de Fenacrep, que deciden tomar cartas en el asunto. "Nos dejaron solos", afirma.
ENTREVISTA A:
MANUEL RAVINES PERALTA
Gerente General de FENACREP
— ¿Por qué decidieron investigar a Coopex, la cooperativa de Orellana?
En el 2008 tomamos conocimiento de su fundación. Y que comenzó a operar con un capital social de S/.3 mil. Pero en el 2009, su estado financiero aumento sorpresivamente a S/. 3 millones.  Eso nos llamó la atención. Así que decidimos hacer una visita de inspección.
— ¿Qué hacía de Coopex una cooperativa fraudulenta?
En primer lugar porque la ley especifica que solo las instituciones del sistema financiero supervisadas por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) pueden emitir cartas fianza. Coopex, sin cumplir ello, emitía estas cartas.
— ¿Qué otras irregularidades encontraron en Coopex?
Por ejemplo, que los fondos de esta cooperativa habían sido utilizados para pagar los estudios del hijastro de Rodolfo Orellana, Churchill Orellana [actualmente prófugo].
— ¿Qué hicieron luego de encontrar estas irregularidades?
Ellos, en el 2010, en una segunda inspección que hicimos, no levantaron las observaciones que encontramos. Luego cambiaron de domicilio. Decidimos informar a la Contraloría General de la República, al Ministerio Público y a la SBS. 
— Entonces le pidieron ayuda a los organismos de control.
La ley nos obliga que cuando encontramos algunos actos que pueden ser calificados como delitos, tenemos que poner en conocimiento a las autoridades. Así que eso fue lo que hicimos. Lamentablemente no encontramos respuesta
— ¿No hicieron nada?
Sí, esa es nuestra percepción porque esas cartas seguían siendo aceptadas. Nos dejaron solos contra ellos [la red Orellana]. Sin embargo, como somos una entidad privada, actuamos rápido. Decidimos mandar avisos advirtiendo sobre Coopex.
— ¿Por qué cree que guardaron silencio las autoridades, pese  a que fueron alertadas?
Creo dos cosas: o no le dieron suficiente interés o porque somos muy pequeños en la industria financiera, cerca del 2%.
— ¿El silencio de estas entidades podría ser de complicidad?
Hubo un silencio de todas las autoridades competentes (fiscalía, Contraloría y SBS). Y nos llama mucho la atención que ahora salgan a la prensa a tratar de limpiarse al decir que las cooperativas no están adecuadamente supervisadas. Y que producto de ello vino Coopex. ¿Por qué  atacan a quien hizo todo lo posible por detener a esta corrupción? Están tratando de justificar su inactividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario