domingo, 21 de diciembre de 2014

LEY ANTILABORAL: EL GOBIERNO CONTRA EL PUEBLO

NO A LA LEY PULPIN
Claudia Cisneros Méndez
En la mayoría de medios salió editada esta declaración contundente del presidente Humala.
( http://goo.gl/28p4YA ). Preste atención a su pobre performance en la que denuesta del Derecho, defiende descaradamente el bolsillo del empresariado y desprecia sin asco a los jóvenes peruanos.
“Primero que es un mecanismo voluntario. ¿Por qué? Porque Ud. puede ver los chicos, los jóvenes cómo están haciendo colas en Plaza Vea, en diferentes centros comerciales con sus sobres manilas donde llevan sus legajos, ¿no? Y tienen que pagar lo que se llama acá el derecho de piso, ¿no? que los sobre explotan etc. y eso no es posible. Entonces lo que estamos ayudando es a los jóvenes que tengan un mecanismo más flexible para egresar y esa es una norma temporal, creo que les dura por 3 años me parece que es el margen, para suplir la falta de experiencia que es lo que les cobran las empresas. Entonces estamos creando un mecanismo voluntario. No es obligatorio, así que, lo que, ese comentario está totalmente alejado de la verdad.
Hay muchos jóvenes que no consiguen trabajo. Muchos jóvenes que hoy día le llenas en teoría de una serie de  derechos laborales, entre comillas, que nadie los respeta. Entonces tenemos que ser realistas porque hay jóvenes que no tienen trabajo y quieren trabajar. Tamos creando un mecanismo voluntario, un mecanismo flexible, para las empresas y para que los jóvenes si desean se puedan acoger a eso.
Porque prefiero un joven que haga sus prácticas así, ¿no? a un joven que no consigue trabajo porque nadie le quiere pagar una serie de cosas que la norma lo establece.
Entonces, no es que estemos variando la norma, estamos creando un mecanismo voluntario para los jóvenes que quieran, y de tal manera de formalizarlo y no permitir que eh por su falta de experiencia y la necesidad de trabajar, los empresarios, o algunos no todos, los sobre exploten y le cobren como entre comillas decir ese eh derecho de piso, que no tienes hora de salida, trabajas sábado y domingo, etcetera. Entonces estamos creando un mecanismo voluntario para ayudar a que haya más empleos para los jóvenes. Lamento que haya personas que lo vean por un lado negativo”.
Si Ud. no tiene la mente colonizada por la hegemonía neoliberal habrá notado las barbaridades que en estas 350 palabras (des)articula el primer servidor del país. Las más escalofriantes son:
1. Cuando refiere que se le llena la cabeza a los jóvenes con teorías de Derecho Laboral que nadie respeta. Un Presidente denostando públicamente del Derecho, principal marco ordenador de cualquier nación democrática. Sugiere él que nadie respeta esos derechos, y sugiere que lo que está mal no es que los empresarios no los respeten, o que el gobierno no los haga respetar, sino que lo malo es llenarles la cabeza de Derecho a los jóvenes. Es inaudito su desprecio por los derechos laborales, conquista de la civilización. El que subvalores los derechos y se los quite, abusivamente, a los jóvenes so pretexto de pagar derecho de piso es indefendible. Su ley, como ha dicho la OIT, no lleva a la formalización. Esa ley abusiva de Humala-Heredia-CONFIEP lo que hace es legalizar la informalidad de los grandes empresarios, legalizar la desobediencia a la norma de sus amigotes. El gobierno oficializa la explotación de los jóvenes peruanos. Y ¿por qué? ¿Para qué? Para ayudar a la rentabilidad de las ya grandes empresas. Y porque su dependencia de la CONFIEP ha llegado a niveles hiperbólicos y patológicos.
2. Cuando dice que prefiere un joven que hace sus “prácticas así” (léase, explotado) a uno que no tiene trabajo “porque nadie quiere pagar lo que la norma establece”, da náuseas. Nos está diciendo que como sus  amigos empresarios no quieren pagar lo que es por ley, “seamos realistas”, hagamos una ley que legalice la “sobre explotación”.
El gobierno no calculó el costo político-social y de conflictividad por promulgar esta ley en tiempo récord y sin consulta a la sociedad civil. No previeron que se toca una fibra muy sensible, el bolsillo familiar. Y han errado la puntería creyendo que los jóvenes se quedarían desinformados, callados o indiferentes. Los congresistas tienen mejores reflejos que el gobierno. Han reculado retóricamente al ver que la calle está encendida y que ese fuego se extiende a nivel nacional. Pero la única forma de creerles será si se atreven a convocar a la  sesión extraordinaria en el Congreso (antes de pasar a la próxima legislatura) que se necesita para derogar ya está írrita ley que abusa y da la espalda a los jóvenes del Perú. Menos que eso es burdo cinismo que será bien recordado en próxima campaña política.
NOS VEMOS EN LAS CALLES. LUNES 22 - 5PM - PLAZA SAN MARTÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario