miércoles, 7 de enero de 2015

MENTIRAS VERDADERAS

MENTIRAS VERDADERAS
Johnny Montalvo
El destape de Yeni Vilcatoma sobre las “presiones” del Ministro Figallo y del asesor presidencial Roy Gates para incluir dentro de la figura de “colaborador eficaz” al prófugo de la justicia, Martín Belaunde, ha generado una serie de acontecimientos que ponen en serias dudas las afirmaciones del presidente Humala, negando cualquier relación con Martín Belaunde, intentando desmarcarse de su examigo, ex asesor de campaña y ex financista. Sin embargo, de la naturaleza de los hechos recién acontecidos, parecería que Martín Belaunde tuvo protección del más alto nivel para escaparse del “cerco” que supuestamente le había tendido el Ministro del Interior y poder llegar sano y salvo a La Paz en Bolivia. Tanto Figallo como Urresti aparecen como los más grandes “despistados” o los más grandes “comprometidos” con la fuga de Martín Belaunde a Bolivia. Ambos han mentido en más de una ocasión para poder esconder su más completa ineptitud (al permitir la fuga) o su más valiosa complicidad (al haberla facilitado) en el mayor escándalo que sacude a la administración Humala.
Debe resaltarse que aparentemente Figallo es una pieza muy importante en el juego de la pareja presidencial por tratar de desmarcarse de Belaunde Lossio. Figallo aparece presionando a Yeni Vilcatoma para inducir la figura de colaborador eficaz, y cuando no obtiene su objetivo digitado por Palacio, despide a la más valiente procuradora del Caso “La Centralita”. Asimismo, a pesar de negar cualquier injerencia en el Consejo Nacional de la Magistratura, consigue la destitución del Fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, cuando la pareja presidencial observa que el pariente ya no es “operativo” en tal importante cargo público, pues las investigaciones contra Martín Belaunde siguen en marcha y con una celeridad que provoca el temor palaciego. Figallo se viene convirtiendo en el más importante operador “en la sombra” del Presidente Humala. Cuando las papas queman o la bomba va a explotar se envía a Figallo para tratar de salvar la situación con sutiles presiones (la sola presencia de un Ministro ante cualquier funcionario público ya es un factor intimidante cuando de tomar decisiones se trata).
De otro lado, según declaraciones del presidente de la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) de Bolivia, César Siles; el prófugo Martín Belaunde ingresó a Bolivia el primero de diciembre del 2014, sin mostrar su Pasaporte en la frontera. Sospechosamente, el día 9 de diciembre, es decir pocos días después, el presidente Ollanta Humala se reúne con su par, Evo Morales, dentro del marco de la Vigésima Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP20). En la conversación -según Cancillería- no se trató el tema del prófugo de la justicia. Pero el día 15 de diciembre Martín Belaunde solicita la calidad de “refugiado” ante la Conare. El 30 de diciembre, el Consejo Nacional de la Magistratura anuncia la suspensión por seis meses del Fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia; quien, con reflejos de un chantajista, arremete ante los medios afirmando que el Gobierno conoce el paradero de Martín Belaunde y solicita al Ministro Urresti que “se ponga las pilas” si no quiere que se le escape el hombre más buscado del país. ¿Qué se desprende de todos estos acontecimientos?
Parecería que todos los actores de esta trama vienen mintiendo de la forma más absurda, como si creyesen que los peruanos son una tira de “imbéciles”. Miente Figallo cuando dice que no tuvo injerencia en la Procuraduría ni “presionó” en cierta medida en la decisión del Consejo Nacional de la Magistratura para defenestrar al Fiscal de la Nación. Miente Urresti cuando señaló que le había tendido “un cerco” a Martín Belaunde, y cuando ante las declaraciones del Fiscal Ramos Heredia sobre el paradero de Belaunde Lossio señaló que “podrían poner en peligro” su captura. Mintió asimismo la Premier Ana Jara cuando afirmó que la “actitud irresponsable” del Fiscal de la Nación, podía “echar a perder esa captura”. Mienten los congresistas oficialistas cuando señalan que el Gobierno seguirá tratando de conseguir la captura de prófugo. En toda esta red de mentiras, hasta Martín Belaunde Lossio se atreve a mentir, señalando que ¡lo están persiguiendo por “sus ideas”! Toda esta trama de mentiras debe estar escondiendo una amarga verdad que comprometería seriamente a la pareja presidencial…
Ante tantas mentiras “verdaderas”, es muy probable que la necedad se pose en las más altas esferas del Poder. Por allí dicen que algunas firmas brasileñas ya están poniendo sus aportes para la candidatura de la Primera Dama… La reelección conyugal fue el plan original para esconder todos los “negocios” de esta administración. La ilicitud de los mismos puede llevar a que la pareja presidencial considere que no hay otra alternativa para proteger sus espaldas que arriesgándose a una postulación presidencial ilegitima de la Primera Dama. Y esto tomando en cuenta que se tiene controlado al poder fáctico militar (con el juego de los asensos), se tienen buenas relaciones con el poder fáctico empresarial (Nadine defiende los intereses empresariales mejor que Humala) y el aumento del gasto social en el presente año solo se justifica si se busca alcanzar una alta popularidad que permita “tomar el riesgo”. Si se gana, no hay Megacomisiones. Si se pierde, se podrá alcanzar la suficiente cantidad de congresistas  que pueda proteger el techo de cristal que hoy cubre Palacio de Gobierno.
Lima, 05 de enero de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario