miércoles, 25 de febrero de 2015

COMENZO A BOTAR MÁS PUS



 EL HUMALISMO ERA UN SANCOCHADO EN CUYA OLLA CAÍA DE TODO

Celia S. Perez Ibarra jirkawuarmy@yahoo.com
 Un frustrado sector de la izquierda que encontraba un líder del cual colgarse, la nueva expresión del viejo caudillo militar y algunos familiares medio chiflados. También aterrizaron varios paracaidistas y el discurso del antisistema. Esa prédica resultaba políticamente rentable en un país con el déficit social del que adolece el Perú.
Pero los últimos días sugieren que el caldo ya agarró el cuerpo de un espeso cau cau y que su rentabilidad no es solo metafórica. Al menos en las cuentas bancarias de Nadine Heredia.
El diario Correo reveló que la esposa de Ollanta Humala recibe US$ 36 mil anuales del diario venezolano The Daily Journal, aunque no publicó allí ni una sola nota. Este periódico en inglés, antes independiente, se convirtió al régimen de Hugo Chávez luego de ser adquirido por Julio Augusto López, de origen peruano, quien contribuyó a la campaña presidencial de Humala.
También llamaron la atención otros ingresos, como los US$ 66 mil anuales percibidos por servicios de consultoría brindados a la empresa arequipeña Apoyo Total.
De otro lado, CARETAS 2077 estableció que, al momento de solicitar su crédito bancario por US$ 100 mil, Heredia también consignó una asesoría de US$ 30 mil anuales ofrecida a la empresa Centros Capilares de Martín Belaunde, el misterioso financista del Partido Nacionalista. Heredia realizó un supuesto estudio sobre palma aceitera para el padre de éste, Arturo Belaunde Lossio, por el que recibió US$ 50 mil.
El informe de transacciones sospechosas de la esposa de Humala, reportado por el Banco de Crédito a la SBS, identifica 7 depositantes.
 Esta revista dio a conocer que entre octubre del 2007 y junio del 2008, Heredia pagó anticipadamente US$ 47 mil de la mencionada hipoteca. Sus cuotas mensuales son de apenas US$ 1,058.
En su breve intervención del viernes 8 en el Congreso, Heredia declaró que “tampoco es cierto que tenga una cuenta por más de S/ 200 mil, como señala Caretas, y que mi hermano tenga cuentas abultadas. Todo ha sido declarado por mi persona ante el Banco, pero han invadido mi privacidad”.
Lo cierto es que, según el informe de transacciones sospechosas del Banco de Crédito, que reportó a Heredia el 22 de setiembre del 2008, la cuenta de ahorros BCP M/E 194-13948794-1-88, aperturada el 20 de octubre del 2005, recibió un total de aportes de US$ 213,062 desde el fin de la campaña presidencial.
Otra cuenta abierta por su hermano Ilan Paul Heredia, mancomunada con Maribel Arnelita Vela, fue reportada apenas terminó la campaña, el 14 de junio del 2006, por transacciones sospechosas de US$ 92 mil. El grueso de estas provenía de una transferencia de US$ 51,282 hecha desde la cuenta de Unión por el Perú. Según el informe, “el Banco consideró oportuno el reporte de las operaciones como sospechosas, dado que la Ley 28094, Ley de Partidos Pólíticos, establece en su artículo 32 que los partidos políticos pueden abrir cuentas exclusivamente a nombre de éste y ser manejadas exclusivamente por el tesorero del partido, presumiendo que los aportes no declarados por el partido son de fuente prohibida”.
La ridícula respuesta de la bancada nacionalista vino a través de una moción para investigar el programa “Sembrando” de Pilar Nores, que se financia con recursos privados, y los ingresos de Mark Vito, esposo de Keiko Fujimori. Con todo, el presidente Alan García aceptó la posibilidad. “Será una excelente oportunidad”, dijo, “para que la opinión pública conozca el trabajo de mejoramiento social que dirige mi esposa, quien jamás ha recibido un centavo del Estado y ha favorecido a 40 mil familias de cuatro a cinco personas cada una”.
Indudablemente, los rivales políticos de Humala sacarán provecho de la denuncia. Pero la réplica de Heredia hizo muy poco por aclarar los señalamientos.
Las preguntas que persisten luego de acceder a los informes bancarios completos son significativas.
Primero, ¿cómo logra adelantar en tan breve tiempo el pago de su hipoteca?
El BCP estableció que esos pagos provienen de depósitos hechos por su hermano Ilan Paul Heredia Alarcón (28), “quien efectuó depósitos regulares de US$ 4,000 en su cuenta de ahorros, hasta totalizar US$ 62,200” (ver cuadro).
El informe de transacciones sospechosas del Banco de Crédito establece que US$ 36,813 de la cuenta de Nadine Heredia no tienen un origen identificable. Los depósitos identificados plantean por sí mismos serios interrogantes.
Además de los aportes efectuados por Ilan Heredia, un amigo de éste, Lino Gregorio Bejarano Miranda, hace transferencias por US$ 44,150.
María Esther Zúñiga Loayza, una mujer de 50 años con una pensión mensual de AFP de S/.116, hace ocho depósitos entre abril y diciembre del 2008 que totalizan US$ 31,300. ¿Cómo una humilde pensionista dispone de esa cantidad?
En conferencia de prensa el martes 12, Ollanta Humala se resistió a responder a los cuestionamientos y calificó de “cobardía” que el tema saliera a la luz cuando su esposa guardaba luto por el reciente fallecimiento de su padre, Alberto Heredia. “Primero terminamos la conferencia de prensa y luego pasamos a estos temitas que están ahí”, dijo. Ante la insistencia de un periodista le increpó que “haga bien su pregunta, parece un reclamo más bien. Tranquilo, no se altere, no se altere”. Sobre el caso de la pensionista Zúñiga mencionó de refilón que ella le depositaba el sueldo de The Daily. “Mi esposa no está yendo personalmente al banco a depositar”, sostuvo. Pero no explicó la cantidad de depósitos hechos por Ilan Heredia, que solo en un mes como abril del 2008 llegaron a sumar más de US$ 20 mil.
Los cuestionamientos sobre las finanzas humalistas vienen de varios años atrás. Martín Belaunde es el dueño del diario La Primera y, según ha trascendido, puso dinero en la mesa para intentar comprar medios como CPN Radio.
En el mencionado diario el columnista Raúl Wiener recordó que para el gobierno “el peligro sigue siendo Humala, que equivale a la opción de que el Perú se sume a la corriente progresista de América Latina”.
El gran problema es que esa opción no vaya en paralelo a las corrientes de la izquierda democrática sino que se hipoteque con Hugo Chávez, un presidente dedicado a perpetuarse en el poder, copar todas las instancias del Estado y decapitar políticamente a cualquier opositor que levante cabeza (ver recuadro). Los manejos nada transparentes de los millones de renta petrolera garantizan que las inevitables revelaciones sobre las corruptelas del chavismo arrastrarán a quienes se equivocaron al aliarse –por convicción o conveniencia– con él. Y esa será una montaña de lodo.
La propia Heredia sabe muy bien el efecto que la vinculación tiene entre buena parte del electorado. “Nos quieren etiquetar de chavistas, pero olvidan que yo misma fui la que denunció la intromisión de Hugo Chávez por considerar que atentaba contra la soberanía nacional”, se defendió en el Congreso. Lamentablemente, la nada aclarada receta para percibir importantes ingresos solo juega en su contra.
Heredia, Humala y su abogado Omar Chehade consideran el episodio como una violación al secreto bancario. Pero con el argumento demostraron lentos reflejos políticos. Hace pocas semanas el presidente francés Nicolás Sarkozy declaró en la cumbre del G-20 que la “época del secreto bancario ha terminado”. Y ello se aplica tanto para los orates de Wall Street como para los nuevos revolucionarios.(Enrique Chávez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario