domingo, 15 de marzo de 2015

LA IZQUIERDA SE PARTE EN DOS PROYECTOS QUE SON IRRECONCILIABLES


LOS MAS VONSECUERNTES
Apuesta. Tierra y Libertad, la agrupación de Marco Arana, impulsa el Frente Amplio pero aún hay aristas por pulir.
Lo mismo de siempre. De un lado, hay un sector que negocia una alianza para participar en las elecciones del 2016 con la etiqueta del Partido Humanista, de Yehude Simon. Del otro, Tierra y Libertad impulsa el relanzamiento del Frente Amplio. Hasta el momento no parece viable una fórmula única. 
Enrique Patriau
La izquierda peruana se parte el 2015 en dos proyectos, al parecer, irreconciliables. 
El factor de división, como lo explicó un recorrido militante de izquierda a este diario, es "el pragmatismo".
En sencillo, hay dos partidos con inscripción vigente ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que agruparían a las demás fuerzas progresistas del país: el Frente Amplio por Justicia, Vida y Libertad (o Tierra y Libertad), liderado por el ex cura Marco Arana, y el Partido Humanista, del congresista Yehude Simon.
El punto es que no se avizora mayor opción de presentar una candidatura única.
Simon y representantes de otras agrupaciones se han reunido en tres o cuatro ocasiones para empezar a darle forma a un nuevo proyecto.
En esas conversaciones han participado, entre otros, Fuerza Social, el Partido Socialista, el Partido Comunista y Ciudadanos por el Cambio.
Salomón Lerner, líder de este último movimiento, confirmó el interés en construir una alternativa electoral viable al 2016, junto al Partido Humanista de Simon.  
Lerner advirtió que si bien "las cosas van avanzando", todavía no existe ningún documento firmado o acuerdo formalizado. "Hay conversaciones serias, eso es cierto, pero falta concretar", señaló a este diario.
¿Por qué Simon? Para Lerner, su "apertura, sus ganas de trabajar con tolerancia, mancomunadamente y su transparencia" son los principales atributos que lo convierten en un deseable compañero de ruta.
Sigifredo Velásquez, presidente de Fuerza Social, también adelantó que los primeros acercamientos con Simon abren la posibilidad de un "frente político" con una perspectiva de largo aliento, y liderazgo que represente a las izquierdas democráticas.
Lo curioso es que si de un lado Simon y el Partido Humanista representan la opción para un sector de la izquierda de competir en los comicios del 2016, para otro grupo es, precisamente, el principal obstáculo en la búsqueda de un consenso que lleve a presentar una candidatura de unidad.
El factor Simon
"No podemos evitar ni prohibir conversaciones, eso está muy claro. Todos tienen derecho a conversar. Lo que sí sabemos es con quién no queremos celebrar alianzas", señaló Pedro Francke, coordinador de Tierra y Libertad.
Francke se refiere específicamente a Simon.
Para Tierra y Libertad, el ex presidente del Consejo de Ministros de Alan García cuando ocurrió el 'Baguazo' no es un compañero de viaje "confiable" pensando en las elecciones del año entrante.
"No estamos dispuestos a ir detrás de la candidatura de Yehude Simon", añadió Francke.
Tierra y Libertad viene impulsando el renacimiento del denominado Frente Amplio, que después de las elecciones regionales del 2014 entró en un franco proceso de descomposición. Tanto así que los movimientos que lo formaron inicialmente empezaron a pelearse entre ellos por la utilización del nombre.
Efectivamente, en una carta fechada el 27 de noviembre del 2014 y firmada por Ciudadanos por el Cambio, Patria Roja, Partido Socialista, Fuerza Social y Partido Comunista Peruano, se cuestionaba a Tierra y Libertad por seguir utilizando la denominación de Frente Amplio.
Estas cinco agrupaciones le decían al partido liderado por Marco Arana que el nombre fue decidido entre todos y que su utilización unilateral significa "asumir una identidad que no les corresponde y que constituye una usurpación inaceptable que no contribuye a las buenas relaciones entre nuestras organizaciones ni a la mejor conducción de las luchas de nuestro pueblo".
Consultado al respecto, Francke dijo que esta discrepancia ya había sido superada.
Así, en mayo, el Frente Amplio tendrá un congreso nacional, en Lima, en donde se establecerán las reglas para las elecciomes internas y se definirán las alianzas rumbo a las elecciones generales del 2016.
En esta edición renovada del Frente Amplio participan, entre otros, el Movimiento por la Gran Transformación (ex nacionalistas junto al congresista Jorge Rimarachín), sindicatos de trabajadores y otras organizaciones regionales.
Hasta el momento existe un solo precandidato en el Frente Amplio: el ex cura Arana, propuesto por Tierra y Libertad. Aunque Francke espera que se presenten otras opciones y que la votación sea universal.
Tierra y Libertad celebra congreso nacional
Desde ayer y hasta hoy, Tierra y Libertad se encuentra celebrando su Congreso Nacional Extraordinario, en el que participan, entre otros, Marco Arana, Pedro Francke y la ex regidora municipal Marisa Glave.
De acuerdo con Arana, en el nuevo Frente Amplio existen puntos programáticos de coincidencia entre las organizaciones que participan.
Estos son: el urgente cambio del modelo económico extractivista por uno de diversificación productiva, el cambio de la actual Constitución, el fortalecimiento del proceso de descentralización, la lucha contra la corrupción y la inseguridad ciudadana y el acceso universal y gratuito a los servicios básicos, como la salud, la educación y el agua potable.
CLAVES
El sábado 21 de marzo, Ciudadanos por el Cambio tendrá su convención nacional en Lima.
En dicha actividad, este movimiento tomará una decisión final sobre su participación en la eventual alianza con el Partido Humanista que lidera Yehude Simon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario