jueves, 14 de mayo de 2015

LOS ENTENADOS DE LA TÍA MARÍA


¿DEFENSA DE LA MINA O LA NACIÓN?
Nadie niega la importancia de la minería en un país empobrecido por la avaricia de su clase dirigente, por la dependencia y subordinación al gran capital internacional. Es más, endeudado y con una crisis económica que toca la puerta. Todo esto después de veinte años de bonanza minera, con enriquecimiento rápido de un grupo parasitario que cuando se acaba el oro, empobrece más a la mayoría delos peruanos. Somos un país en manos de grupos mafiosos que usan al estado y a los gobiernos en beneficio de sus intereses particulares antes que en los intereses de la república. Y es que, en la práctica, la república ha sido abolida e instalada una republiqueta en manos de los súper poderes nacionales e internacionales.
Los escándalos que conmueven al Perú, por la corrupción en todos los niveles y modalidades, se suman los crueles crímenes del Estado peruano en contra de la nación que reclama respeto por el estado de derecho, la democracia, la paz y la civilidad. Es decir, el estado pasa de encubridor a cómplice del sector privado y de las mafias.
El gobierno está demostrando su terrible odio en contra de los peruanos que defienden los recursos naturales y otros bienes renovables. La represión es sin compasión, la sangre de la gente buena se ha convertido en enseña del poder opulento y la muestra públicamente para infundir miedo entre los defensores de los bienes del Perú.
El periodismo de mala entraña celebra con cohetes y cohetones el recrudecimiento de la violencia del Estado en contra de sus propios ciudadanos que lo defienden y mantienen. Este periodismo falaz es el que usa la intriga y que manipula la noticia a fin de hacer pasar mentiras por verdades e incita a la división y confrontación de la nación peruana. Creen que ha llegado la hora de los camisas negras.
Estamos de acuerdo en que hay que explotar los minerales, pero para esto es necesario tener un plan claramente nacional para evitar que se despilfarre el recurso económico que se recaude por este acto y, más bien, que el dinero se emplee en el desarrollo de la agricultura y el fortalecimiento de los recursos naturales. Es indispensable tener un Estudio del Impacto Ambiental transparente y aceptado por las poblaciones afectadas por el proyecto  minero Tía María; debe priorizarse la mano de obra tecnificada de la zona o de otro lugar del país; sólo en última instancia se  recurrirá a la mano de obra externa; tiene que estar claramente definida los plazos y formas de la transferencia tecnológica, así como un plan de seguimiento y monitoreo para la recuperación de los recursos naturales que sean afectados por acontecimientos naturales.
La actual situación de violencia que nace de la desconfianza de la población en el gobierno y ante una inminente crisis social de proporciones difícil de calcular, es prioritario que el gobierno cese el uso de la violencia, que respete a los dirigentes naturales e inicie un nuevo proceso de entendimiento de ambas partes y que el gobierno sea el garante de las poblaciones que reclaman seguridad y responsabilidad en la puesta en marcha del proyecto Tía María. Recordemos que estamos a puertas de un proceso electoral que será boicoteado por mafias y corruptos que se encuentran participando dentro de varios partidos políticos. De modo que podrían distorsionar el proceso electoral mediante la manipulación política y mediática. Recordemos que la violencia engendra violencia como perro  engendra a perro. Es decir que estamos ante una situación de peligrosa polarización. Además está ya en curso un proceso de conversión del Perú en un narco estado, como el de México, que favorecería a las fuerzas del narcoterrorismo para su fortalecimiento y aprovechamiento del proceso electoral  a su favor.
En tal sentido la democracia está en peligro, aunque endeble y limitada, hasta el momento es lo único que tenemos para seguir viviendo con relativa paz y civilidad. Algo es algo. Por esto sería importante que el gobierno recapacite y tome decisiones valientes y democráticas que por el momento nos deje empatados y con el deseo de que los objetivos que plantean las poblaciones sean respetadas mediante un acuerdo libre de presiones y distorsiones.
Salvador Mendoza M.
T. 14-05-15

No hay comentarios:

Publicar un comentario