domingo, 28 de junio de 2015

EL AMOR ES MI PASTOR: #LOVEWINS

EE.UU. APRUEBA MATRIMONIO HOMOSEXUAL
Escribe:
Claudia Cisneros Méndez
La monogamia es una rareza en el reino animal. Menos del 5% de aproximadamente 4.000 especies de mamíferos practica alguna forma de monogamia. Entre primates es apenas un poquito más: 6% de las 300 especies de primates son monógamas. De hecho nuestros cercanos chimpancés son todo menos monógamos. Más allá de cualquier explicación biologicista o evolucionista, y aunque muchos argumenten que los humanos no son monógamos por naturaleza, es evidente que una cultura de la monogamia se ha extendido en la mayor parte de sociedades humanas. Se promueve incluso como un ideal que se valida en la actualizada figura del matrimonio.
El matrimonio como institución está bastante extendido quizás por ser una manera de ordenar nuestras sociedades, de resolver necesidades afectivas y sociales, o en casos de prole porque puede ser menos complejo el trabajo entre dos. El hecho es que las constituciones del mundo recogen este ordenamiento y leyes se han escrito para normar sus derechos y deberes, más allá del amor o el sentimiento.
Las leyes prescinden de la parte emocional para legislar pero se entiende que la génesis de la institución como es hoy, es lo sentimental. Es el afecto mutuo, lo emocional (nunca exento de lo racional) entre dos personas lo que da valor, vigencia y nacimiento al concepto contemporáneo de matrimonio. Un concepto actualizado a nuestros tiempos y que deja atrás los antiguos matrimonios arreglados por castas o conveniencias.
Hoy es el afecto compartido el que se sustenta el sentido de unidad, el que cohesiona las vidas de dos personas que apuestan por un proyecto de vida juntos en la figura del matrimonio. Y los estados y las leyes existen para, en este caso, garantizar los derechos y explicitar los deberes sociales y societales de los casados. Una serie de derechos y beneficios sociales se relacionan directa e indirectamente con el matrimonio y se desprenden de él. Y desde hace decenas de años, a miles personas adultas que se aman les han sido negados esos derechos.
Que los más escépticos pensamos que el matrimonio es innecesario, o que es un impracticable ideal, o inclusive que es justamente la principal causa de que las parejas dejen de amarse, no es relevante para el tema de fondo que es: el derecho de cualquier adulto a elegir si quiere o no hacer uso de él. Si quiere o no unirse en ese ritual, por derecho y por ley, a esa persona que ama y quiere amar por siempre.
Seamos o no los humanos monógamos por naturaleza, el solo hecho de creer en la fuerza de un lazo invisible capaz de abarcar toda una vida juntos, surcando momentos difíciles, situaciones atentatorias o de tentaciones, altas y bajas, etc. es una construcción inspiradora y conmovedora. El que dos humanos se profesen y compartan tal sentimiento, tal respeto, tal felicidad, tal voluntad y tal energía como para sellar su optimismo cumpliendo un rito que supone socializar todos esos sentimientos y expectativas, es de una belleza arrobadora.
Es hasta esperanzador para la raza humana, en medio de tanto egoísmo y falta de empatía en el mundo, atestiguar ese compromiso y fe por extender la felicidad compartida que brilla bajo el ropaje institucional y legal.
Y no quiero hablar acá de ser o no homosexual porque más pronto que tarde nos dará vergüenza histórica que alguna vez el debate fuera si los homosexuales debían ser considerados personas para poder acceder al mismo derecho que asiste a los hétero. Es hoy tan absurdo debate para muchos de nosotros como eventualmente lo será para todos.
El amor es una hermosa y sublime construcción humana, con todas su complejidades, con todos sus retos, limitaciones pero sobre todo con todas sus potencialidades. Mientras el fundamentalismo religioso impide a muchos pensar por sí mismos, y mientras su lobby se inmiscuya en los aparatos legislativos que debieran ser estrictamente laicos, el camino es largo. Porque lo que la Corte Suprema de EEUU ha hecho el viernes es inmenso y tendrá una gran repercusión en el mundo –en algunos lugares más rápido que en otros– pero la lucha continúa para que la ley pase a ser cumplida, entendida y respetada hasta por los que la encuentran contraria a sus dogmas religiosos. Acá en el Perú vamos –lentamente– venciendo barreras, pero queda mucho títere de odio por desarmar. Por ahora, y aunque aún esos títeres no lo entiendan, el amor va ganando. Seguimos, Perú.

PERÚ: 5 VECES MULTARON A SOUTHERN POR CONTAMINACIÓN EN REFINERÍA Y FUNDICIÓN DE ILO


Por   Ángel Páez y Melissa Goytizolo
El presidente de Southern, Óscar Gonzales, afirma que su empresa invirtió US$ 600 millones para resolver contaminación en Ilo. No habla de las sanciones.
La otra historia. El presidente de la compañía, el mexicano Óscar Gonzales Rocha, afirma que la Southern es un modelo de preservación del medio ambiente, y pone como ejemplo el caso de sus instalaciones de producción de cobre, pero Osinergmín y la OEFA la han sancionado varias veces.  
Osinergmín y OEFA multaron a la Southern porque su fundición contamina.
“El año 1999, Grupo México llega al Perú y decide realizar una gran inversión para poner en marcha un plan integral de mejoramiento ambiental con nuevas tecnologías en Southern Perú”, dice el comunicado de la compañía minera que difundió en estos días como parte de una campaña para mejorar la imagen de la minera, afectada por el conflicto del proyecto Tía María. 
Por el contrario, reportes oficiales del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmín) y de la Oficina de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA)  contradicen lo señalado por Southern. La empresa ha recibido 16 sanciones por daños ambientales, desde 2010 a la fecha. Cinco de estos incidentes se registraron en la refinería y fundición de cobre de Ilo, en Moquegua.
La República en reiteradas oportunidades solicitó a funcionarios de Southern que asignaran a un representante para que responda a preguntas sobre los casos de contaminación ambiental sancionados por el Estado, pero los voceros de Southern prefirieron el silencio (ver ‘La compañía cierra sus puertas’).
Sin embargo, ayer la minera difundió un comunicado, adelantándose a la investigación de este diario, para informar lo siguiente: “Southern invirtió 600 millones de dólares para eliminar el problema de los humos de Ilo”. Y añadió: “Southern cumplió con su compromiso al realizar la mayor inversión ambiental en la historia del Perú”.
La historia no es precisamente como la escribe Southern
El 31 de enero de 1997, la minera Southern y el gobierno peruano suscribieron un acuerdo, comprometiéndose la empresa a modernizar la fundición y la refinería de cobre de Ilo mediante el riguroso cumplimiento de un Programa de Adecuación de Manejo Ambiental (PAMA), con la finalidad de reducir los altos niveles de contaminación en la zona. 
A la refinería y fundición de Ilo llegan los minerales concentrados obtenidos de  Cuajone (Moquegua) y Toquepala (Tacna), de propiedad de Southern.
Diez años después, el 30 de enero de 2007, Southern dio por concluido el PAMA e inauguró nuevas instalaciones, como el horno Isasmelt. “Este acto representó la puesta en marcha de la moderna planta cuya tecnología cumple los más altos estándares de eficiencia a nivel mundial. Southern expresa su satisfacción por haber cumplido totalmente con el PAMA, el país y el pueblo de Ilo”, destacó la compañía en una nota de prensa oficial. 
Con este acto, Southern anunciaba que había reducido los niveles de contaminación que producía la refinería y fundición de cobre de Ilo. No fue así.
Poco después, un grupo de especialistas contratado por Osinergmín, entre el ocho y 18 de mayo de 2007, verificó si Southern había cumplido con el PAMA. Los expertos emitieron su informe el 22 de abril de 2008, en el que indican que Southern había superado los límites permisibles de contaminación señalados por el Ministerio de Energía y Minas. 
Estado de alerta
El límite máximo para emisión de partículas al aire de la chimenea del horno Isasmelt es de 100 miligramos por metro cúbico. Pero los técnicos detectaron emisiones de 187.9 y hasta 219.4 miligramos por metro cúbico. Esto es, Southern superaba largamente los límites de contaminación.
Durante la auditoría ambiental también se detectaron tres efluentes de líquidos arrojados al mar por la fundición. Los técnicos señalan en el informe que dichos efluentes contaminantes no estaban autorizados por el PAMA. Por si fuera poco, en uno de los efluentes, el que estaba ubicado a 50 metros de la puerta de acceso a la fundición, los especialistas descubrieron una concentración de arsénico de 8.009 miligramos por litro, que supera largamente el límite permisible de 1.0 miligramos por litro, señalado por el Ministerio de Energía y Minas.
Osinergmín volvió a auditar a la refinería y fundición de Southern, el 17 de julio de 2007. Nuevamente los técnicos encontraron que la compañía violentó las normas de protección ambiental.
Por un lado, detectaron emisiones de partículas al aire del horno Isasmelt de entre 394.36 hasta 610.62 miligramos por metro cúbico, cuando el límite permisible es de 100 miligramos por metro cúbico. La contaminación había aumentado hasta seis veces.
Poco cambió en el transcurso del tiempo
Del 17 al 21 de noviembre de 2009, expertos contratados por Osinergmín aplicaron una tercera evaluación. Encontraron emisiones de partículas contaminantes de 136 miligramos por metro cúbico, cuando lo permitido es 100. 
El estudio destaca las consecuencias de la contaminación comprobada en las instalaciones de Southern en Ilo: “Las partículas (que emite el horno Isasmelt) incrementan las reacciones químicas en la atmósfera; reducen la visibilidad; reducen la radiación solar, con los cambios en la temperatura ambiental y en las tasas biológicas de crecimiento de las plantas; riesgo para los pulmones; ensucian las materias del suelo; incrementan la posibilidad de precipitación (lluvias), la niebla y las nubes”.
¿DESCONOCÍA ESTOS HECHOS LA SOUTHERN? NO.
Alarmas en rojo
La compañía estaba informada del daño medioambiental que cometía. Por eso solicitó a Osinergmín la aprobación de un “Plan de Cese de Proceso/Instalación correspondiente a la Chimenea de Higiene del Edificio Horno Isasmelt”, aprobado el 23 marzo de 2009. 
En 25 meses, Southern debía reducir hasta los límites permisibles las emisiones contaminantes de la refinería y de la fundición de cobre de Ilo. Esto significaba que la empresa estaba perfectamente informada sobre las emisiones contaminantes.
De acuerdo con reportes de la OEFA, Southern cuenta con 16 sanciones por casos de contaminación ambiental.  Esto es lo que no menciona la publicidad de Southern.
Efectivamente, tres años después de la primera auditoría a Southern, cuando se detectó que había incumplido con el PAMA –al comprobarse la existencia de emisiones de partículas al aire del horno Isasmelt–, Osinergmin el 27 de mayo de 2010 multó a la compañía minera. Southern ha recurrido al Poder Judicial para no pagar. 
El 13 de noviembre de 2012, OEFA multó nuevamente a Southern, esta vez por el caso de contaminación reportado el 17 de julio de 2007 en Ilo. 
SOUTHERN SU FUNDICION CONTAMINA
Noticia-10915-ilo
En Ilo. Osinergmín y OEFA multaron a la Southern porque su fundición contamina.
El 9 de enero de 2014, una vez más OEFA sancionó a Southern por haber superado los límites máximos permisibles de la emisión de partículas del horno Isasmelt, según la auditoría aplicada en la instalación de Ilo, entre el 17 al 21 de noviembre de 2009. Como en otros casos, la minera no pagó. Más bien apeló la sanción. El caso está pendiente.
El 29 de mayo de este año, el presidente de la Southern, el mexicano Óscar Gonzales Rocha, entrevistado en el programa de televisión “La Hora N”, expresó que no comprendía por qué la población se expresaba en contra de la compañía si durante su trayectoria en Perú había sido muy cuidadosa con las normas de preservación ambiental. Evidentemente, obviaba las sanciones de Osinergmín y la OEFA.
“Cumplimos con la modernización de la fundición, no hay ningún problema de humos en la población de Ilo, después de la inauguración en h”, señaló.
Sin embargo, como está demostrado documentalmente, después de la modernización de las instalaciones de Southern en Ilo, las auditorías detectaron contaminación ambiental.
“Creemos que hemos hecho las cosas bien en Ilo. Es una de las poblaciones de mayor desarrollo del Perú y que tiene los Índices de Desarrollo Humano más altos, según las Naciones Unidas. (…) No creemos que la empresa haya hecho mal las cosas”, destacó el presidente de Southern, quien se negó a una entrevista con La República.
La Fiscalía de Prevención del Delito de Ilo se enteró de los hechos y denunció por delitos ambientales Óscar Gonzáles Rocha. Este hecho no aparece en la campaña publicitaria de la compañía minera, propietaria del proyecto Tía María.
La compañía cierra sus puertas
El 28 de mayo pasado, La República acordó con el director de Asuntos Ambientales de la Southern, Darío Oviedo Calderón, remitirle un cuestionario en relación al récord de sanciones a la empresa por contaminación en la refinería y fundición de cobre de Ilo. 
La empresa comunicó que la solicitud también había sido derivada al superintendente de Relaciones Públicas de la Southern, Guillermo Vidalón del Pino. 
Luego de dos semanas de no recibir ninguna respuesta, este diario reiteró la petición de información, el ocho de junio. Tampoco hubo comunicación. 
El 24 de junio, Darío Oviedo prometió una vez más responder a las preguntas. Como en las anteriores ocasiones, este diario no recibió nada.
Southern: Reportes oficiales de contaminación by Ángel Páez
http://larepublica.pe/impresa/politica/10915-multaron-5-veces-southern-por-contaminacion-en-refineria-y-fundicion-de-ilo  
Vea el texto completo

UNIDAD Y DIVISIÓN, JÓVENES Y VIEJOS

Por Nicolás Lynch
Los dilemas que recorren a la izquierda peruana no parecen ser los de la derecha y corren el riesgo de alejarla de los problemas sustantivos. Unidad y división es el primero de ellos, donde de lado de la unidad estaría todo lo bueno y del lado de la división todo lo malo. Jóvenes y viejos es el segundo e igual que el anterior, el bien de un lado y el mal del otro. La derecha no tiene esos problemas, en los últimos 15 años ha tenido uno de sus varios períodos de auge en la historia peruana y ha estado tan dividida como ha querido. Sus líderes, por otra parte, se acercan o pasan de los setenta años, edad de jubilación en cualquier seguridad social. Alan es el joven del grupo con 66, Toledo pasa los 70, Kuczynski casi en los 80 y Fujimori papá (que es el imaginario de Keiko) 75 y más. Casi un geriátrico.
A la izquierda el mito de la unidad le viene de la década de 1980 y la experiencia de Izquierda Unida (IU), que en su momento fuera uno de las grandes herramientas de democratización de la sociedad peruana. La unidad en esa coyuntura fue útil para el desarrollo de una identidad social con la necesidad de transformar el Perú. De allí la buena memoria que se presenta una y otra vez para solucionar los problemas actuales. Sin embargo, el recordar también es sucio y pone la carreta delante de los bueyes. La unidad cumplió su cometido de darle fuerza a la izquierda porque expresaba un propósito claro de cambio social que convirtió a IU en una identidad popular y le permitió constituir un pueblo izquierdista. El encarnar este propósito de cambio es lo fundamental, ello se puede lograr con unidad o con mayoría, no es solo un problema de humores y voluntades, se decide en el curso de la lucha política, mirando afuera y no mirándonos al ombligo.
El tema de las generaciones también es complejo. La derecha no se ocupa de ella misma, sólo de la vejez o de la juventud de sus rivales, la izquierda sí y lo hace y eso está bien. No estamos entonces en el peor de los mundos. Hay una generación de recambio que ya participa en voz alta, podemos sentir entonces que no vivimos en vano. Es algo bueno que no nos sucedió a nosotros. La represión que asoló el Perú entre 1930  y 1960 liquidó a buena parte de los izquierdistas de mediados del siglo XX y eso nos dejó medio huérfanos. Pertenezco a una generación que empezó temprano y fuerte y tuvo victorias y derrotas significativas. Pero no se preocupen, la mayoría de mis contemporáneos ya no existen para la política. Se fueron a su casa, se volvieron adversarios, son comentaristas o están muertos. Algunos pocos quedamos en la brega pero parece que a nuestros ocasionales detractores les parecemos un montón. Bueno, siempre parecimos un montón, cuando estábamos todos y ahora que quedamos unos pocos. Parece que ha sido nuestro destino, desafiar aunque sea en la fantasía a los que por alguna razón no nos quieren.
La política como casi todo en la vida y la izquierda no es una excepción, es una mezcla de generaciones. Me da la impresión que los que presionan son de dos tipos. Los enemigos de toda la vida que nunca nos quisieron ver en la película y los que quieren ganarse algo en la mesa sin haber ganado ningún partido en la cancha. A todos les digo, hay necesidad entonces de un recambio generacional pero se dará en la lucha política y no fuera de ella. Allí se verá el futuro de cada cual y lo que estamos dispuestos a dar para tal efecto.
Por último el programa. Se vuelven a levantar las voces de nuestros rivales y también de algunos que se dicen nuestros amigos, señalando que no debemos tener un programa “anticapitalista”, queriendo decir con ello que no debemos darle a nuestra propuesta un tinte alternativo al neoliberalismo. Es el consejo de los que creen que cualquier alternativa es anticapitalismo. Nada más falso.  Existe también la Gran Transformación, un programa de democracia social y capitalismo nacional que busca desarrollar nuestros mercados internos y por ende el trabajo con derechos. Este programa posneoliberal no es anticapitalista sino que promueve el desarrollo nacional. Esto nos coloca en un terreno distinto al orden actual y nos brinda la oportunidad de construir otra democracia que le de curso al Perú.
Si la propuesta cuaja como identidad de nuestro pueblo, allí se resuelven la unidad y las generaciones. Ese es el problema sustantivo.

viernes, 26 de junio de 2015

“PARA CONSTRUIR UNA SOCIEDAD SOCIALISTA SE REQUIERE DE UNA NUEVA CULTURA DE IZQUIERDA”

 Marta Harnecker 
(Discurso en el Premio Libertador, Caracas, 15 de agosto de 2014)
1. Este libro que se premia hoy (Premio Libertador Simón Bolívar al pensamiento crítico (2013 – Venezuela) por el libro Un mundo a construir (nuevos caminos)) termina de escribirse un mes después de la desaparición física del presidente Hugo Chávez Frías y no podría haberse escrito sin su intervención en la historia de América Latina. Muchas de las ideas que aquí se exponen están relacionadas de una u otra manera al dirigente bolivariano, sea a su pensamiento, sea a sus acciones a nivel interno, o a nivel regional y mundial. Nadie puede dudar que entre la América latina que recibió y la América latina que dejó hay un abismo.
2. Por eso lo se lo dedico con las siguientes palabras:
Al comandante Chávez cuyas palabras, orientaciones y entrega ejemplar a la causa de los pobres, servirán de brújula para su pueblo y todos los pueblos del mundo, y serán nuestro mejor escudo para defendernos de los que pretendan destruir esa maravillosa obra que él empezó a construir.
3. Cuando triunfa en soledad, en las elecciones presidenciales de 1998, ya el modelo capitalista neoliberal comenzaba a hacer aguas. El dilema no era entonces otro que refundar ese modelo, evidentemente que con cambios, entre ellos una mayor preocupación por lo social, pero movido por la misma lógica: la lógica de la ganancia, de la búsqueda del lucro; o avanzar en la construcción de otro modelo. Chávez tuvo la audacia de incursionar por este último camino y para denominarlo decidió utilizar la palabra socialismo a pesar de la carga negativa que ella tenía. Especificó que se trataba del socialismo del siglo XXI diferenciándolo así del socialismo soviético implementado durante el siglo XX. No se trataba de “caer en los errores del pasado”: en esa “desviación estalinista” que burocratizó al partido y terminó por eliminar el protagonismo popular.
4. La necesidad del protagonismo popular era una de sus obsesiones y es el elemento que lo distancia de otras propuestas de socialismo donde es el Estado el que resuelve los problemas y el pueblo recibe los beneficios como una dádiva.
5. Chávez estaba convencido de que el socialismo no se puede decretar desde arriba, que hay que construirlo con la gente. Y entendía, además, que es a través de la participación protagónica como las personas crecen, ganan en autoconfianza, es decir, se desarrollan humanamente.
6. Siempre recuerdo el primer programa Aló Presidente de carácter más teórico, del 11 de junio de 2009, cuando Chávez citó extensamente la carta que Pedro Kropotkin —el anarquista ruso— escribió a Lenin el 4 de marzo de 1920:
Sin la participación de fuerzas locales, sin una organización de las fuerzas desde abajo, de los campesinos y de los trabajadores, por ellos mismos, es imposible el construir una nueva vida. Pareció que los soviets iban a servir precisamente para cumplir esta función de crear una organización desde abajo. Pero Rusia se ha convertido en una república soviética sólo de nombre. […] la influencia del partido sobre la gente […] ha destruido ya la influencia de energía constructiva que tenían los soviets, esa promisoria institución.” [1]
7. Por eso muy tempranamente yo creí necesario distinguir entre proyecto y modelo socialista. Entendía por proyecto las ideas originales de Marx y Engels, y por modelo la forma en que este proyecto se había materializado en la historia. Si analizamos el socialismo soviético vemos que en los países que implantaron ese modelo de socialismo —que recientemente ha sido denominado por Michael Lebowitz: el socialismo de los conductores y los conducidos basado en el modo de producción vanguardista—, el pueblo dejó de ser el protagonista, los organismos de participación popular fueron transformándose en entidades puramente formales, el partido se transformó en la autoridad absoluta, el único depositario de la verdad, que controlaba todas las actividades: económicas, políticas, culturales, es decir, lo que debió haber sido una democracia popular se transformó en una dictadura del partido. Ese modelo de socialismo que ha sido denominado por muchos “socialismo real” es un modelo fundamentalmente estatista, centralista, burocrático, donde el gran ausente fue el protagonismo popular.
8. ¿Recuerdan ustedes que cuando ese socialismo se derrumbó y se hablaba de la muerte del socialismo y de la muerte del marxismo? Entonces Eduardo Galeano, el escritor uruguayo que todos ustedes conocen, decía que nos habían invitado a un funeral que no era el nuestro. El socialismo que había muerto no era el proyecto socialista por el que nosotros luchábamos. Lo que había ocurrido en la práctica tenía muy poco que ver con lo que Marx y Engels concibieron como la sociedad que reemplazaría al capitalismo. Para ellos el socialismo era impensable sin un gran protagonismo popular.
9. Pero esas ideas originales de Marx y Engels no sólo fueron desvirtuadas por la práctica soviética y la literatura marxista difundida por ese país en los ámbitos de la izquierda, sino que, además, fueron opacadas o simplemente ignoradas en los países fuera de la órbita soviética, debido al rechazo que produjo ese modelo que se asociaba al nombre de socialismo.
10. Poco se conoce que según Marx y Engels, la futura sociedad que ellos llamaban comunista permitiría el pleno desarrollo de todas las potencialidades del ser humano, desarrollo que se lograría a través de la práctica revolucionaria. La persona no se desarrolla por arte de magia, se desarrolla porque lucha, porque transforma (transformando las circunstancias, la persona se transforma a sí misma).
11. Por eso que Marx aceptaba como algo natural que los trabajadores con los que se iniciaría la construcción de la nueva sociedad no eran seres puros, sino que pesaba en ellos el “estiércol del pasado”, y por eso es que no los condenaba, sino que confiaba en que ellos se irían liberando de esa negativa herencia a través de la lucha revolucionaria. El creía en la transformación de las personas a través de la lucha, de la práctica.
12. Y Chávez —probablemente sin haber leído esas palabras de Marx— también lo entendió. En su Primer Aló Teórico del 11 de junio del 2009 alertó a las comunidades de que había que tener cuidado con el sectarismo. Y orientó:
[…] si hay gente, por ejemplo, habitantes que no participan en política, que no pertenecen a partido alguno, bueno, no importa, bienvenido. Digo más, si vive por ahí alguien de la oposición, llámenlo. Que venga a trabajar, que venga a demostrar, a ser útil, que la patria, bueno, es de todos, hay que abrirles espacios y ustedes verán que con la praxis mucha gente se va transformando. Es la praxis la que lo transforma a uno, la teoría es la teoría, pero la teoría no prende en el alma, en los huesos, en los nervios, en el espíritu del ser humano y en la realidad nada se transformaría. No vamos a transformarnos leyendo libros. Los libros son fundamentales, la teoría es fundamental, pero hay que llevarla a la práctica porque la praxis es la que transforma verdaderamente al ser humano.
13. Por otra parte, nada tiene que ver con el marxismo la práctica “colectivista” del socialismo real que suprimía las diferencias individuales en nombre del colectivo. Basta recordar que Marx criticaba el derecho burgués por pretender igualar artificialmente a las personas en lugar de reconocer sus diferencias. Al pretender ser igual para todos termina siendo un derecho desigual. ¿Si dos trabajadores recogen sacos de papa y uno recoge el doble que el otro, debe pagarse al primero el doble que el segundo? El derecho burgués te dice que sí, sin tener en cuenta que el trabajador que recoge la mitad ese día estaba enfermo, o nunca fue un trabajador fuerte porque en su infancia fue mal alimentado, y que por lo tanto, quizá con el mismo esfuerzo que el primero sólo pudo rendir la mitad.
14. Marx, por el contrario sostenía que una distribución verdaderamente justa debería tener en cuenta las necesidades diferenciadas de cada persona y de ahí su máxima: “De cada cual según su trabajo a cada cual según sus necesidades.”
15. Otra idea de Marx muy tergiversada tanto por la burguesía como por la práctica soviética ha sido su defensa de la propiedad común o colectiva.
16. ¿Qué suelen decir los ideólogos de la burguesía? Los comunistas (o socialistas) te van a expropiar todo, tu refrigerador, tu carro, tu casa, etcétera.
17. ¡Cuánta ignorancia! Marx ni ningún socialista o comunista ha pensado jamás en expropiar los bienes de uso de las personas. Lo que Marx ha planteado es la idea de devolver a la sociedad lo que le pertenece y que ha sido apropiado injustamente por una élite, es decir, los medios de producción.
18. Lo que la burguesía no entiende o no quiere entender es que sólo hay dos fuentes de la riqueza: la naturaleza y el trabajo humano, y que sin el trabajo humano la potencial riqueza contenida en la naturaleza nunca lograría transformarse en riqueza real.
19. Marx señalaba que no solo existe el trabajo humano actual sino que también existe el trabajo pasado, es decir el trabajo incorporado en los instrumentos de trabajo.
20. Las herramientas, las máquinas, las mejoras hechas a la tierra y, por supuesto, los descubrimientos intelectuales y científicos que aumentan sustancialmente la productividad social, frutos todos del trabajo humano, son una herencia que se transmite de generación en generación, son una herencia social, son una riqueza del pueblo.
21. Pero, la burguesía , gracias a todo un proceso de mistificación del capital —que aquí no podemos explicar por razones de tiempo—, nos ha convencido de que los dueños de esa riqueza son los capitalistas que por su esfuerzo, su creatividad, su capacidad para los negocios, y por ser los dueños de las empresas tienen derecho a apropiarse de lo que ellas producen.
22. Sólo la sociedad socialista reconoce esa herencia como social y por eso considera que debe ser devuelta a la sociedad y que debe ser usada por la sociedad y en interés de la sociedad en su conjunto y no para servir a intereses privados.
23. Esos bienes, en los que está incorporado el trabajo de generaciones, no pueden pertenecer a personas específicas, ni a países específicos, sino a la humanidad como un todo.
24. La cuestión es ¿cómo asegurar que esto ocurra? La única forma de hacerlo es desprivatizando estos medios y transformándolos en propiedad social. Pero como la humanidad de comienzos del siglo XXI no es todavía una humanidad sin fronteras, esta acción debe empezar en cada país y el primer paso es que los medios de producción estratégicos pasen a propiedad de un Estado que exprese los intereses de las y los trabajadores.
25. Pero el simple traspaso a manos del Estado de los principales medios de producción es sólo un mero cambio jurídico de propietario, ya que si en las empresas ahora en manos del Estado el cambio sólo se limita a eso continúa la supeditación de los trabajadores a una fuerza externa. La gerencia capitalista es reemplazada por una nueva gerencia, ahora socialista, pero no varía la situación alienada de trabajadores en el proceso de producción. Se trata de una propiedad formalmente colectiva, porque el Estado representa a la sociedad, pero la apropiación real todavía no es colectiva.
26. Es por eso que Engels sostiene que “la propiedad del Estado no es la solución [ aunque] alberga ya en su seno el medio formal, el resorte, para llegar a la solución”
27. Por otra parte, Marx sostenía que era necesario acabar con la separación entre el trabajo intelectual y el trabajo manual que transforman al trabajador en un tornillo más de la maquinaria; que las empresas deben ser gestionadas por sus trabajadores y trabajadoras. Y por eso, Chávez, siguiendo sus ideas, sostuvo con tanto énfasis que el socialismo del siglo XXI no podía limitarse a ser un capitalismo de Estado que mantuviese intocables procesos laborales que alienan al trabajador o trabajadora. La persona que trabaja tiene que estar informada del proceso de producción en su conjunto, tiene que ser capaz de controlarlo, de poder opinar y decidir sobre los planes de producción, sobre el presupuesto anual, sobre la distribución de los excedentes, incluida su contribución al presupuesto nacional. ¿No era acaso eso el plan socialista de Guayana?
28. Pero, ahí surgirá el argumento de la burocracia gerencial socialista: ¡cómo vamos a entregar la gestión de las empresas a los trabajadores! ¡ellos no están preparados para participar activamente en el manejo de las empresas! Y tienen razón, salvo excepciones no lo están, justamente porque al capitalismo nunca le ha interesado compartir con los trabajadores los conocimientos más técnicos acerca del manejo de la empresa, y aquí me refiero no sólo a los aspectos relacionados con la producción, sino también a los relacionados con la comercialización y el financiamiento de las empresas. Concentrar esos conocimientos en manos de la gerencia ha sido uno de los mecanismos que ha permitido al capital explotar a los trabajadores y trabajadoras. Pero eso, para un cuadro revolucionario, no puede significar no avanzar hacia la plena participación de las y los trabajadores. Por el contrario, se deben instalar procesos de cogestión que permitan que éstos se apropien de esos conocimientos y para poder hacerlo, deben comenzar a ejercer la gestión en la práctica y, al mismo tiempo, deben poder formarse en técnicas de gestión y administración de empresas para llegar luego a una total autogestión.
29. Y a nivel de las comunidades y las comunas, tema que no puedo abordar aquí, entre tantos otros que quisiera abordar, recuerdo siempre lo que decía Aristóbulo Istúriz: “tenemos que gobernar con la gente para que la gente aprenda a gobernarse así misma.” Y entiendo que el presidente Maduro está buscando este objetivo al impulsar la participación del pueblo organizado en su gestión de gobierno en lo que el ha llamado: Consejos de Gobierno Popular.
30. He mencionado varias veces al socialismo del siglo XXI, para mí esa es la meta a alcanzar, y llamo transición socialista al largo período histórico de avance hacia esa meta.
31. Pero, ¿de qué tipo de transición estamos hablando? No se trata de la transición en países capitalistas avanzados que nunca se ha dado en la historia, ni de la transición en países atrasados que han conquistado el poder del Estado por la vía armada como sucede con las revoluciones en el siglo XX (Rusia, China, Cuba), sino de una transición muy particular donde sólo se ha logrado llegar por la vía institucional al gobierno.
32. Y en relación con esto creo que la situación de América latina en la década de los 80 y 90 puede compararse en ciertos aspectos a la vivida por la Rusia prerrevolucionaria de comienzos del siglo XX. Lo que fue para ella la guerra imperialista y sus horrores ha sido para nosotros el neoliberalismo y sus horrores: la extensión del hambre y la miseria, un reparto cada vez más desigual de la riqueza, la destrucción de la naturaleza, la pérdida creciente de nuestra soberanía. En estas circunstancias, varios de nuestros pueblos dijeron “basta” y echaron “a andar”, resistiendo primero y, luego, pasando a la ofensiva, fruto de lo cual empiezan a triunfar candidatos presidenciales de izquierda o centro izquierda que levantan programas antineoliberales.
33. Fue así como frente al evidente fracaso del modelo neoliberal tal como se estaba aplicando surgió la siguiente disyuntiva: o se refundaba el modelo capitalista neoliberal, o se avanzaba en la construcción de un proyecto alternativo movido por una lógica humanista y solidaria. Y ya decíamos que fue Chávez quien tuvo la audacia de incursionar por este último camino y creemos que el presidente Maduro está tratando de ser consecuente con su legado. Luego lo siguieron otros gobernantes como Evo Morales y Rafael Correa. Todos ellos conscientes de que las condiciones objetivas económicas y culturales, y la correlación de fuerzas existentes en el mundo y en sus países, los obligarían a convivir durante no poco tiempo con formas de producción capitalista.
34. Y decimos audacia porque estos gobiernos enfrentan a una situación muy compleja y difícil. No sólo deben enfrentarse al atraso de sus países, sino que deben hacerlo sin contar con todo el poder del Estado. Y hacerlo a partir de un aparato de Estado heredado cuyas características son funcionales al sistema capitalista, pero no lo son para avanzar hacia el socialismo.
35. Sin embargo, la práctica ha demostrado —contra el dogmatismo teórico de algunos sectores de la izquierda radical—, que si ese aparato está gestionado por cuadros revolucionarios, éstos pueden utilizarlo como un instrumento para dar pasos firmes hacia la construcción de la nueva sociedad.
36. Pero, para ello estos cuadros no pueden limitarse a usar el aparato heredado, es necesario que—usando el poder que tienen en sus manos— vayan construyendo los cimientos de la nueva institucionalidad y del nuevo sistema político, creando espacios de protagonismo popular que vayan preparando a los sectores populares para ejercer el poder desde el nivel más simple hasta el más complejo.
37. Este proceso de transformación a partir del gobierno no sólo es un proceso largo, sino también es un proceso lleno de desafíos y dificultades. Nada asegura un avance lineal, puede haber retrocesos y fracasos.
38. Debemos recordar siempre que la derecha respeta las reglas del juego sólo hasta donde le conviene. Pueden perfectamente tolerar y hasta propiciar la presencia de un gobierno de izquierda, si este pone en práctica su política y se limita a administrar la crisis. Lo que tratarán de impedir siempre valiéndose de medios legales o ilegales es —y en eso no hay que ser ilusos— que se lleve adelante un programa de transformaciones democráticas y populares profundas que ponga en cuestión sus intereses económicos.
39. De esto se deduce que estos gobiernos y su militancia de izquierda deben estar preparados para hacer frente a una fuerte resistencia; deben ser capaz de defender las conquistas alcanzadas democráticamente contra fuerzas que se llenan la boca de la palabra democracia siempre que no se toque sus intereses materiales ni sus privilegios. ¿Acaso aquí en Venezuela no fueron las leyes habilitantes que tocaban muy levemente dichos privilegios las que desencadenaron el golpe militar apoyados por los partidos opositores de derecha contra un presidente democráticamente electo y apoyado por su pueblo?
40. Pero también es importante entender que estas élites dominantes no representan a toda la oposición, que es fundamental que se haga una diferenciación entre una oposición destructiva, conspiradora, antidemocrática, y una oposición constructiva, dispuesta a respetar las reglas del juego democrático y a colaborar en muchas tareas de interés común, evitando meter en un mismo saco a todas las fuerzas y personalidades opositoras. Si somos capaces de reconocer las iniciativas positivas que puede haber impulsado la oposición y no condenar como malo de antemano todo lo que venga de ella, pienso que esto ayudaría a acercar a muchos sectores que hoy están alejados, quizá no las élites dirigentes, pero sí de los cuadros medios y amplios sectores del pueblo influidos por ellos, que es lo más importante.
41. Por otra parte, pienso que se ganaría mucho más si al combatir sus ideas erradas, sus propuestas equivocadas, se utilizara argumentos y no agresiones verbales. Quizá éstas son muy bien recibidas por los sectores populares más radicalizados, pero producen rechazo en amplios sectores medios y también en muchos sectores populares.
42. Otro reto importante que tienen estos gobiernos es la necesidad de superar la cultura heredada en el seno del pueblo, pero no sólo allí, también en los cuadros de gobierno, los funcionarios, los militantes y dirigentes del partido, los trabajadores y sus direcciones sindicales ( individualismo, personalismo, carrerismo político, consumismo).
43. Por otra parte, como los avances suelen ser muy lentos y frente a esta situación, no poca gente de izquierda se desanima, porque muchos pensaron que la conquista del gobierno sería la varita mágica para resolver prontamente los problemas más sentidos por la gente, cuando estas soluciones no llegan con la rapidez esperada tienden a desilusionarse.
44. Por eso es que pienso que, de la misma manera en que nuestros dirigentes revolucionarios deben usar el Estado para cambiar la correlación de fuerzas heredada, deben también realizar una labor pedagógica frente a los límites o frenos que encuentran en su camino —lo que llamamos una pedagogía de los límites—. Muchas veces se cree que hablarle de dificultades al pueblo es desalentarlo, desanimarlo, cuando, por el contrario, si a los sectores populares se les informa, se les explica por qué no se pueden alcanzar de inmediato las metas deseadas, eso los ayuda a entender mejor el proceso en que viven y a moderar sus demandas. Y también los intelectuales deben ser alimentados con información para que sean capaces de defender el proceso y para que puedan realizar una crítica seria y constructiva si es necesario.
45. Pero esta pedagogía de los límites debe ir acompañada simultáneamente de un fomento de la movilización y la creatividad populares, evitando domesticar las iniciativas de la gente y preparándose para aceptar posibles críticas a fallas de la gestión gubernamental. No sólo se debe tolerar la presión popular sino que se debe entender que es necesaria para ayudar a los gobernantes a combatir las desviaciones y errores que pueden ir surgiendo en el camino.
46. Me siento muy frustrada de no poder hablar de tantos otros temas, pero debo poner fin a estas palabras y para hacerlo quiero leerles algunas de las varias preguntas —que planteo en el libro— que creo pueden ayudarnos a evaluar si los gobiernos más avanzados ya mencionados están dando pasos en el esfuerzo por construir una nueva sociedad socialista:
47. ▪ ¿Movilizan a los trabajadores y pueblo en general para llevar adelante determinadas medidas e incrementan sus capacidades y poder?
48. ▪ ¿Entienden que necesitan un pueblo organizado, politizado, capaz de presionar para debilitar el aparato estatal heredado y poder así avanzar en el proceso de transformaciones propuesto?
49. ▪ ¿Entienden que nuestros pueblos y especialmente las y los trabajadores tienen que ser actores de primera línea y no sólo de segunda?
50. ▪ ¿Oyen y otorgan la palabra a sus pueblos?
51. ▪ ¿Entienden que pueden apoyarse en ellos para combatir los errores y desviaciones que vayan surgiendo en el camino?
52. ▪ ¿Les entregan recursos y los llaman a ejercer el control social del proceso?
53. ▪ En síntesis, ¿contribuyen a crear un sujeto popular cada vez más protagónico, capaz de ir asumiendo cada vez más responsabilidades de gobierno?
54. En este sentido creo de trascendental importancia la propuesta de discusión nacional abierta a todos los sectores sociales del país sobre el tema del precio del petróleo. Me parece trascendental porque se convoca al pueblo, no al partido, a discutir. Pienso que el papel del partido debe ser el de involucrarse plenamente en él siendo el instrumento facilitador de dicho debate.
55. Quiero terminar este texto insistiendo en algo que no me canso de repetir:
56. Para que podamos avanzar exitosamente en este desafío se requiere de una nueva cultura de izquierda: una cultura pluralista y tolerante, que ponga por encima lo que une y deje en segundo plano lo que divide; que promueva la unidad en torno a valores como: la solidaridad, el humanismo, el respeto a las diferencias, la defensa de la naturaleza, rechazando el afán de lucro y las leyes del mercado como principios rectores de la actividad humana.
57. Una izquierda que se dé cuenta que la radicalidad no está en levantar las consignas más radicales ni en realizar las acciones más radicales —que sólo unos pocos siguen porque asustan a la mayoría—, sino que sea capaz de crear espacios de encuentro y de lucha para amplios sectores; porque constatar que somos muchos los que estamos en la misma lucha es lo que nos hace fuertes, es lo que nos radicaliza.
58. Una izquierda que entiende que hay que ganar hegemonía, es decir, que hay que convencer en lugar de imponer.
59. Una izquierda que entiende que más importante que lo que hayamos hecho en el pasado, es lo hagamos juntos en el porvenir.
Intervención completa filmada de Marta Harnecker en: www.aporrea.org/ideologia/n256178.html
[1] . La cita sigue: “En el momento actual, son los comités del “Partido”, y no lo soviets, quienes llevan la dirección en Rusia, y su organización sufre los efectos de toda organización burocrática. Para poder salir de este desorden mantenido, Rusia debe retomar todo el genio creativo de las fuerzas locales de cada comunidad.” [sigue la cita, pero yo me detengo aquí MH]

sábado, 20 de junio de 2015

EL ARRESTO DEL DUEÑO DE LA GIGANTE ODEBRECHT HACE TEMBLAR A DOS EX PRESIDENTES DEL PAÍS

DODELO CORRUPTO DE INVERSIÓN
Durante el gobierno aprista, por ejemplo, la compañía brasileña Odebrecht obtuvo contratos por un monto de 170 millones 179 mil 296 soles, sin contar los concursos en que la empresa participó en consorcio con otras sociedades, de acuerdo con cifras del ministerio de Economía y Finanzas (MEF).
El supuesto delictivo accionar de Odebrecht y Andrade Gutierrez en Brasil, podría traer repercusiones en nuestro país, si echamos un vistazo a lo que ha ocurrido desde el 2001 con las grandes licitaciones de obra en el Perú. Desde la Interoceánica con Alejandro Toledo hasta el tren eléctrico de Alan García. La justicia peruana podría encontrar en el ejemplo brasileño, un modelo escandaloso para corromper a los gobiernos de esta parte del mundo.
La mañana de ayer, la Policía de Brasil arrestó a Marcelo Odebrecht, presidente de la más grande empresa dedicada al rubro de ingeniería y construcción de América Latina, Odebrecht SA, y acusó al conglomerado, que es administrado por su familia, de liderar un esquema de sobornos por más de 2,000 millones de dólares en la petrolera estatal Petrobras.
Durante la madrugada del viernes, se realizaron 12 arrestos en cuatro estados, la Policía también arrestó a Otávio Marques Azevedo, presidente de Andrade Gutierrez, la segunda mayor constructora de Brasil.
El arresto de Odebrecht, de 46 años, que tiene vínculos personales con el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, podría acercar el escándalo al corazón político del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).
“Existe una conexión mayor entre Lula y Odebrecht y vemos la posible acusación (de Odebrecht) como un gran riesgo”, dijo el investigador para Latinoamérica de Eurasia Group Cameron Combs.
La presidenta Dilma Rousseff, quien dirigía el directorio de Petrobras durante la presidencia de Lula, ha negado tener conocimiento del escándalo de corrupción que data de al menos, desde el 2004 e instó a realizar una exhaustiva investigación.
EL ESCÁNDALO NO LLEGA NI A ROUSSEFF NI A LULA
En mayo de este año, la justicia brasileña abrió otra investigación para determinar si Lula Da Silva usó en forma inapropiada sus vínculos para beneficiar a Odebrecht, pues dijeron que desde 2011 el ex mandatario ha viajado a menudo al extranjero con dinero de la compañía.
En un comunicado, la compañía indicó que los arrestos eran “innecesarios” porque la firma está colaborando con los investigadores. Andrade Gutiérrez dijo que también estaba colaborando con la investigación, pero que no tiene vínculos con la supuesta corrupción en Petrobras.
EL NEXO PERUANO
Si bien el escándalo Odebrecht –Andrade Gutierrez tiene una repercusión mundial al tratarse de las más grandes compañías de ingeniería en Latinoamérica, en el caso de nuestro país repercute más directamente después de que sendas investigaciones periodísticas hayan dado luces acerca de las millonarias licitaciones otorgadas a las compañías durante los gobiernos de los ex presidentes Alejandro Toledo y Alan García.
Durante el gobierno aprista, por ejemplo, la compañía brasileña Odebrecht obtuvo contratos por un monto de 170 millones 179 mil 296 soles, sin contar los concursos en que la empresa participó en consorcio con otras sociedades, de acuerdo con cifras del ministerio de Economía y Finanzas (MEF).
ANDRADE GUTIERREZ, TOLEDO Y GARCÍA
Solo hace unos días, el portal Convoca daba cuenta de los pagos irregulares que Camargo y Correa (empresa brasileña socia de Andrade Gutierrez en la construcción del tramo 4 de la Interoceánica) habría efectuado a funcionarios de los gobiernos de Alan García y Alejandro Toledo para hacerse con la licitación de la construcción de la carretera Interoceánica, que une Perú y Brasil.
En el 2009, la Policía Federal de Sao Paulo intervino las oficinas del grupo Camargo Corrêa y las casas de sus principales directivos, durante la operación “Castillo de Arena” en contra de las empresas que trabajaban con créditos y subvenciones del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), vinculado al escándalo de Petrobras.
Según informó el portal “Convoca”, la intervención policial permitió la incautación de documentos, correos y USB que revelan el pago de coimas que realizó la empresa brasileña a políticos y funcionarios, a cambio de la entrega de licitaciones de obras, una de ellas la carretera Interoceánica en su tramo 4, que une al Perú con Brasil.
De acuerdo con reporte de la Policía Federal de Sao Paulo, en uno de los USB incautados a Pietro Gavina Bianchi, ex director y consultor del Grupo Camargo Corrêa, aparecen pagos vinculados a la Interoceánica Sur entre el 2005 y 2008. Es decir, en el tramo final del gobierno de Alejandro Toledo y en el inicio del segundo quinquenio de Alan García.
En el caso de Toledo, la investigación señala que ya había “solicitudes de pagos aprobadas por un valor de US$106.944”. De los cuales, US$15.277 serían pagos al contado y los US$91.667 restantes serían depositados a una cuenta del Banco Citibank de Londres.
Este dinero es vinculado, por un archivo con fecha 23 de mayo del 2006, con un apellido escrito a mano: “Toledo” y junto a él “Max Vanderlei”, quien no sería otro que Marcos Moura Wanderle, el representante legal de Camargo Corrêa durante las negociaciones de la Interoceánica con el gobierno peruposibilista.
Los informes de la Policía Federal de Sao Paulo da cuenta de que durante el quinquenio de Alan García, fue el período en el que se dieron los incrementos de la inversión de la carretera. En uno de los documentos del 25 de octubre de 2007, se detallan pagos mensuales de US$175 mil durante seis meses.
En total se desembolsó 1’050.000 dólares, el 0,5% de los 198 millones de dólares que el monto inicial fijado por el tramo 4 de la carretera, que tenía a su cargo Camargo Corrêa y sus socios.
Precisamente en el 2007, las empresas concesionarias negociaron con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) el aumento de los costos de las obras, lo que finalmente se dio durante la gestión del aprista Enrique Cornejo.
ODEBRECHT Y NAVA Y HUESA ABOGADOS
En abril de este año, el portal Útero de Marita difundió la lista de visitas a Palacio de Gobierno durante el periodo 2006-2011. El documento registró que los socios del estudio jurídico fundado por nada más y nada menos que la mano derecha del expresidente de la República, Alan García, Luis Nava Guibert -y luego controlado por su hijo-, visitaron la oficina del exasesor presidencial.
Antes de estas reuniones, la empresa brasileña había contratado los servicios jurídicos del estudio Nava & Huesa Abogados y Asociados SCRL –donde el accionista mayoritario es Luis Nava Mendiola, hijo del exasesor–. Específicamente esto sucedió cuatro meses antes de la juramentación de García Pérez como presidente.
Una investigación de Romina Mella para IDL Reporteros, reveló las visitas que el representante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, y el mismísimo Marcelo Odebrecht realizaron al presidente de la República, Alan García, en Palacio de Gobierno.
ODEBRECHT Y TRANSPORTES DON REYNA
Alberto Huesa Paniz, José Antonio Nava Mendiola y Carlos Nava Guibert (hijo y hermano del hombre de confianza de Alan García) son socios de una empresa subcontratista de  Odebrecht. Se trata de “Transportes Don Reyna”, empresa a la que Luis Nava Guibert renunció a la presidencia del directorio tres días antes de asumir la secretaría general de Palacio de Gobierno.
Y si de nexos Odebrecht – García hablamos, la estatua del “Cristo del Pacífico” es una clara muestra de buenas relaciones entre el gobierno aprista y la contratista involucrada hoy en el más grande escándalo de corrupción de los últimos años en la región.
El apodado por usuarios de la red “Cristo de lo robado” fue instalado el 15 de junio del 2011. La polémica imagen de 37 metros fue ubicada en el Morro Solar de Chorrillos por iniciativa del presidente Alan García, sin ningún tipo de consulta, constitucional, cultural, arquitectónica, urbanística o de otra índole.
Mediante la resolución ministerial N° 112-2011, el Estado aceptó los 933 mil 437 dólares que la Asociación Odebrecht Perú para el Desarrollo Sostenible donó para la obra. García, por su parte, afirmó que donó 100 mil soles para la edificación.
DATOS:
Los precios de los bonos de Odebrecht caían el viernes y las acciones de Braskem SA, un productor petroquímico controlado por Odebrecht, se hundían en un 7 por ciento.
La “Operación Lavado de Autos” ha llevado a la acusación de más de 100 personas e implicado a decenas de legisladores, la mayoría de ellos del Partido de los Trabajadores.
http://diario16.pe/noticia/61036-el-arresto-dueno-gigante-odebrecht-hace-temblar-dos-ex-presidentes-pais

viernes, 19 de junio de 2015

BRASIL: DETIENEN A DOS PRESIDENTES DE CONSTRUCTORAS POR CASO DE CORRUPCIÓN EN PETROBRAS


Alan García reunido con Marcelo Odebrecht
Uno de los detenidos es Marcelo Odebrecht, presidente de la compañía que lleva su apellido y que tiene varios proyectos en el Perú, entre ellos, la Interoceánica.
La Policía brasileña inició hoy una nueva fase de la investigación sobre las corruptelas en la estatal Petrobras y detuvo a los presidentes de las constructoras Andrade Gutiérrez y Odebrecht, dos de las más importantes empresas del país.
Según informaron fuentes oficiales, la operación se desarrolla en los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Minas Gerais y Río Grande do Sul y tiene como objetivo la detención de 59 personas.
La Policía Federal confirmó que, entre las personas que ya han sido detenidas, figuran los empresarios Marcelo Odebrecht y Otávio Azevedo, quienes presiden las empresas Odebrecht y Andrade Gutiérrez, respectivamente.
Esas dos compañías figuran entre las más importantes constructoras de Brasil y mantienen operaciones en decenas de países, en los que actualmente desarrollan desde obras para trenes y metros hasta represas hidroeléctricas.
Ambas empresas, al igual que otras 25 firmas, son investigadas por su supuesta participación en una vasta red de corrupción enquistada en Petrobras, que durante la última década, según admitió la propia petrolera, se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares.
Según la policía, las empresas obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los valores y las diferencias eran repartidas entre directores de la estatal y partidos políticos que amparaban las corruptelas.
Por este mismo caso, las autoridades también investigan a medio centenar de políticos, que en su mayoría pertenecen a la coalición que respalda al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff.
Entre ellos figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renán Calheiros.
Entre los detenidos está el extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari, quien está acusado de presionar a las empresas que obtenían contratos con Petrobras para desviar parte del dinero obtenido hacia las arcas de esa formación (EFE).
Marcos de Moura Wanderley
EMPRESARIO BRASILEÑO VINCULADO A SOBORNOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA INTEROCEÁNICA SE REUNIÓ CON ALAN GARCÍA
Se trata de Marcos de Moura Wanderley , a quien Mauricio Mulder relacionó sentimentalmente con Rocío Calderón (amiga de Nadine Heredia).
En medio de su acalorado discurso contra el Gobierno (luego del desplante de la oposición al gabinete Cateriano), el parlamentario Mauricio Mulder deslizó una acusación contra Rocío Calderón Vinatea, la amiga de Nadine Heredia que prestó su tarjeta de crédito para hacer lujosas compras.
El legislador aprista vinculó sentimentalmente a la directora del Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE) con el empresario brasileño Marcos de Moura Wanderley, representante de la empresa Camargo Correa, vinculada a los sobornos hechos para la construcción de la carretera Interoceánica.
La información fue recogida del reportaje publicado por el Semanario Hildebrandt en sus trece pero, al contrario de lo que Mulder quiso sugerir, la nota básicamente se centra en la relación amorosa de la funcionaria con un personaje que tiene serios cuestionamientos.
Dicho de otra manera, la revista no vincula a Calderón Vinatea con las 'coimas' hechas por empresas brasileñas, durante los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García para adjudicarse las obras de la carretera Interoceánica.
No sucede lo mismo con De Moura Wanderley. El Semanario hace un detalle de sus relaciones con las empresas vinculadas a las 'propinas dadas' en los dos gobiernos anteriores de nuestro país.
La pareja de Calderón -quien reside en nuestro de país desde 1998- se convirtió, en el 2002, representante de Camargo Correa (que se adjudicó el tramo 4 de la carretera Interoceánica). Esta firma formó, con la empresa francesa OTV, el Consorcio Huachipa y se adjudicó la obra de construcción de la planta de tratamiento de agua en Huachipa en el 2008.
Un año después, De Moura Wanderley  se convirtió en el director de la filial peruana de Galvao Engeharia. Con ese cargo, logró una reunión entre la alta gerencia de su empresa y con el entonces presidente Alan García (atención congresista Mulder).
Producto de ese acercamiento, esta compañía obtuvo un contrato con el Estado para la obra "de mejoramiento de las obras sanitarias en la planta de tratamiento de Huachipa", la misma que contó con un presupuesto de más de S/. 100 millones.
INVESTIGAR SÍ, PERO A TODOS
Lo grave es que Galvao Engeharia está siendo investigada en Brasil por el pago de sobornos a cambio de obras. Las indagaciones también involucran proyectos en el territorio peruano. Cabe mencionar que para tener 'buenos resultados' en nuestro país, la empresa contrató como lobbista a José Dirceu, exministro de la Presidencia de Brasil.
Estas denuncias que relacionan a De Moura Wanderley con el Perú deben ser investigadas. Pero no son las únicas. Más temprano informamos sobre cuatro exfuncionarios apristas involucrados en el pago de sobornos en la construcción de la planta de Huachipa, antes mencionada.
¿TAMBIÉN CON EL GOBIERNO NACIONALISTA?
El semanario detalla que De Moura Wanderley ha tenido reuniones, bajo este Gobierno ha visitado la OSCE, para reunirse con funcionarios hasta en tres oportunidades. También realizado visitas a los ministerios de Defensa y Vivienda, así como a Palacio de Gobierno. No obstante, hasta el momento no hay información que vincule, contractualmente, a Galva Engenharia con el Estado, durante la gestión de Ollanta Humala.
NOTAS RELACIONADAS EN LAMULA.PE:

jueves, 18 de junio de 2015

PERÚ: LA AGENDA LABORAL DEL FRENTE AMPLIO

La reciente discusión sobre el aumento salarial a los ministros, y el incremento de la remuneración mínima vital, ha puesto en agenda el debate sobre la cuestión laboral.
Escribe: Enrique Fernández Maldonado
En este contexto, el Frente Amplio –coalición de partidos de izquierda– ha planteado una posición sumamente crítica con las decisiones del Ejecutivo. Particularmente, con los criterios inequitativos con los que se trata la distribución del ingreso en el país.
De cara al 2016 la izquierda tendrá que ofrecer una oferta programática atractiva, que encare, a mi entender, algunos temas claves.
Uno tiene que ver con la reducción de la informalidad laboral, actualmente en 56,3% según cifras del MTPE. Este estado –que se define por la ausencia de protección social y derechos laborales– responde a varios factores: baja productividad de las microempresas (que albergan al 47% de la PEA asalariada del sector privado y registran una tasa de informalidad laboral de 88,8%); ausencia de fiscalización gubernamental; una cultura del regateo por parte de los sectores empresariales; así como la estrechez del mercado interno (asediado por importaciones subsidiadas) e insuficientes políticas gubernamentales orientadas al fortalecimiento empresarial en el campo y la ciudad.
Por otro lado, la desigualdad salarial está íntimamente ligada no solo a las diferencias de productividad entre trabajadores y empresas, sino sobre todo a la inexistencia de mecanismos redistributivos del ingreso. Una forma de hacerlo es a través del salario mínimo, que sirve como parámetro para definir la evolución del ingreso. El otro mecanismo redistributivo recae en una institución neurálgica como la negociación colectiva.
En nuestro país la sindicalización –y por tanto, las negociaciones colectivas– están claramente debilitadas. A pesar del leve repunte experimentado en los últimos años, apenas un 6% de la PEA asalariada privada formal está sindicalizada y tiene la posibilidad de negociar mejoras laborales (a inicios de los 90 era 22% del total de asalariados). En ese contexto es previsible que la distribución de la riqueza generada siga tendencias dispares: mientras las utilidades empresariales representan el 63,2% del PBI, los salarios laborales apenas llegan al 21,7%.
Esta situación de precariedad laboral persistirá, inevitablemente, si el próximo gobierno –y más si es de izquierda– no aborda los siguientes aspectos claves.
Por un lado, es necesario fortalecer las capacidades funcionales de los órganos rectores –del MTPE y de las direcciones regionales de trabajo y empleo– para ampliar y optimizar el alcance de sus intervenciones; particularmente en lo que toca a la fiscalización laboral. Para ello es imprescindible aumentar el financiamiento asignado a estas instancias (actualmente equivalentes al 2% del presupuesto general de la república).
Asimismo, cae de madura la aprobación de la ley general del trabajo, un pendiente de la transición democrática. Un nuevo ordenamiento laboral daría coherencia y orden a los diversos regímenes existentes, además de restituir garantías claves para el ejercicio de derechos laborales. Básico.
Todo esto deberá darse en el marco de un cambio en el modelo de desarrollo. Lo que supone darle prioridad a los sectores con mayor demanda de mano de obra (manufactura, agricultura, servicios), pero también poner a contraluz discursos como el “emprendedurismo” o los “sobrecostos” laborales, que distorsionan y evaden los aspectos centrales del debate laboral. Un agenda compleja, no cabe duda, pero imprescindible de encarar.
http://diariouno.pe/columna/la-agenda-laboral-del-frente-amplio/
Comparte:

miércoles, 17 de junio de 2015

DELINCUENCIA, CORRUPCIÓN Y MODELO OBSOLETO

PRODUCTO DEL INMORAL SISTEMA NEOLIBERAL
Por Luis Alberto Salgado T.
No me referiré a la debacle educativa del Perú que se gesta desde hace 25 años, ni a los vergonzosos  indicadores en salud de la población peruana (entre los más bajos de América Latina) que en el mismo lapso se han ido deteriorando sistemáticamente como resultado directo de las políticas aplicadas desde el Estado y por gobernantes (Fujimori, Toledo, García, y el actual Humala) que han fracasado y defraudado al Perú. Por ello, el rechazo sin ambigüedades -por considerarlos corruptos e incapaces de gobernar para el bien público- que la mayoría de peruanos siente por ese grupo de individuos que han sido presidentes de la República (secuela que continúa con Ollanta Humala) y sus entornos de ministros, viceministros, funcionarios y congresistas lobistas y negociantes. Y debemos recordar que como marco legal tenemos la “constitución” más reaccionaria y antinacional, también, de toda América Latina.
No, señores, el fanatismo ideológico neoliberal que acerca peligrosamente al Perú a la condición de Estado fallido -dando pasos decididos hacia el narco-Estado- tiene otros efectos perversos que cierta prensa persiste irresponsable, y sospechosamente, en soslayar u ocultar. Esos factores perniciosos que comenzaron a gestarse decididamente con el gobierno de Fujimori y continuaron con Toledo, García y Humala, tienen consecuencias actuales y presentes en la vida diaria de cada uno de nosotros, pues agobian y amenazan a gran parte de la población peruana en ciudades y en ámbitos rurales, consecuencias, sin embargo, que gran parte de la ciudadanía  no relaciona, ni conecta con sus causas reales, debe hacerlo.
DESMANTELAMIENTO DE NUESTRA POLICÍA NACIONAL
Los regímenes derechistas ultra-neoliberales de Fujimori, Toledo, García y Humala son culpables del desmantelamiento de la Policía Nacional del Perú. Al reducir drásticamente su número, a pesar del aumento natural de la población, iniciaron su privatización obligando a decenas de miles de policías con muy bajos sueldos -de los que quedaron en actividad- a “cachuelear” en casinos, grifos y supermercados en su tiempo libre. Por ley de los años 90, que mantienen hasta hoy, esos gobiernos han puesto personal policial, armas, municiones y equipos -que pagamos todos los peruanos- al servicio de particulares, sobre todo de empresas con proyectos mineros, muchos de ellos en conflicto grave con los pueblos y comunidades, generando centenares de muertos y heridos hasta la fecha.
Lo anterior merece la atención de quienes se consideran especialistas o expertos en temas de seguridad ciudadana, e incluso de seguridad del Estado, si es que la idea es abordar con seriedad y responsabilidad el problema, sentar las bases de un comienzo de solución y avizorar luz al final del túnel sin que esa luz sea la de una locomotora que nos impactará irremisiblemente. De otra manera, se seguirán dando lamentables “palos de ciego”.
IMPACTO EN LA SOCIEDAD
Expliquémonos. La delincuencia común en todas sus variantes y expresiones perversas, así como las organizaciones criminales del narcotráfico y las bandas de secuestradores y sicarios al servicio de mafias políticas se auto-“justifican” y retroalimentan de la impunidad (falta o ausencia de sanción y castigo por delitos cometidos en perjuicio del Estado y la Nación) que observamos hasta el hartazgo ante casos de mega-corrupción política. Esto, debido a un sistema de administración de justicia descompuesto o “podrido” (según la expresión popular) en amplios sectores, pero que es la prolongación de ese poder político corrupto pero organizado que se ha instalado sólidamente bajo la égida y al amparo de un modelo ultra-neoliberal en lo ideológico y en lo económico, y dictatorial en lo político, que comenzó a construirse fanáticamente desde el 5 de abril de 1992 y que derivó en uno de los gobiernos más corruptos y malsanos de la historia del Perú. En el 2000 hubo un aparente respiro con la fuga cobarde del cabecilla de ese régimen de oprobio, pero se mantuvo la estructura fundamental causante del envilecimiento de la relación Estado-sociedad y de las relaciones entre los peruanos mismos. Hoy sufrimos y pagamos las consecuencias.
Como expresión patente y, a la vez, trágica de lo anterior, se fueron entronizando bandas de sujetos, de cuello, corbata y perfumes caros, con poses histriónicas de “líderes políticos” y asesores “técnicos” en economía y en derecho, que desde el más alto poder político del Estado comenzaron a medrar de la nación, con descaro, a despilfarrar en frivolidades y en beneficio propio, de la hacienda pública y a ejecutar sistemáticas políticas entreguistas de nuestros recursos nacionales y directamente del llamado “tesoro público”. Remataron delictivamente, vía privatizaciones, importante número de empresas de propiedad de todos los peruanos. Ese proceso perverso continúa hasta hoy con Ollanta Humala. Pero ante ello, ha habido y hay, mayormente, impunidad, porque la sofisticación del crimen en banda organizada busca perennizarse para garantizar, precisamente, más impunidad. Además, esa impunidad, es nefasta para el país pues da un poderoso mensaje de auto-justificación y mayor impunidad para la delincuencia común y el crimen organizado. “Si los grandazos del gobierno lo hacen, ¿por qué yo no?”.
No nos engañemos: el narcotráfico y el crimen organizado necesitan de políticos corruptos. El narcotráfico y el crimen organizado necesitan de instituciones corruptas y maleables al crimen. El narcotráfico y el crimen organizado necesitan de un Estado corrupto y de un modelo económico que maltrata y excluye a millones y viola los derechos económicos y sociales de los pueblos del Perú. ¿Alguien habló de narcoindultos? Los ejemplos y las pruebas están ahí, para quien sólo sepa y quiera mirar bien.
No esperemos que del gobierno de Humala, o de la mayoría de las bancadas congresales venga una propuesta racional y coherente para enfrentar la escalada delincuencial. Pues esas mayorías o minorías congresales -salvo muy honrosas excepciones- son producto de esa escalada delincuencial y de esa descomposición institucional. Desahuciados están y deben irse.
Por lo dicho, los peruanos y peruanas debemos ponernos de acuerdo en partir de esa premisa y de esa realidad en el Frente Amplio nacional que estamos construyendo con Tierra y Libertad, con el Movimiento Sembrar, con el Frente Único del Pueblo, con la Central Unitaria de Trabajadores del Perú (CUT), con el Movimiento por la Gran Transformación, con Pueblo Unido y otras numerosas decididas organizaciones juveniles que se vienen forjando en la costa, la sierra y la Amazonía. Es hora de un nuevo comienzo para el Perú, dando seguridad a la ciudadanía y erradicando realmente a la corrupción.
http://www.voltairenet.org/article187904.html?var_mode=recalcul