jueves, 10 de septiembre de 2015

EL “TERROPERIODISMO” INTERNACIONAL (+ VÍDEO)


Por Patricio Montesinos
Las imágenes que en las últimas horas conmovieron las redes sociales sobre la agresión de una “camarógrafa” de una televisora húngara a un hombre y un niño refugiados en Europa dicen mucho de lo prostituida y deshumanizada que está a nivel internacional la encantadora profesión del periodismo. 
El video (ver al final) muestra como la “reportera gráfica” Petra Laszlo, quien supuestamente estaba en el lugar de los hechos para tomar imágenes de un suceso noticioso,  le pone premeditadamente una zancadilla al inmigrante, que cae al piso de manera abrupta con el pequeño entre sus brazos.
Laszlo, empleada del canal privado ultraderechista N1TV, actuó como una “terroperiodista”, al  igual que hacen otros representantes de  “grandes” emporios mediáticos que alientan guerras y conflictos entre gobiernos y pueblos, instruidos por regímenes ultraconservadores y partidos opositores oligárquicos.
Esa poderosa prensa, que por sus abundantes recursos financieros se impone hoy en las diferentes regiones del mundo, paga a sus “terroperiodistas”  para difamar, mentir y justificar agresiones castrenses, y a la vez defender a paramilitares, narcoterroristas, criminales, mercenarios, corruptos y elementos subversivos.
Para nada sus representantes, no pocos estrechamente vinculados a servicios secretos, son objetivos, y menos aun profesionales de la comunicación, sino de la desinformación y la manipulación, e incitadores de la violencia de todo tipo entre los seres humanos.
El “terroperiodismo” de la denominada gran prensa se percibe en el comportamiento  y  lenguaje agresivos de sus exponentes, por cierto en su mayoría desconocedores de las realidades de los diferentes países y regiones del mundo, incompetentes y carentes de una cultura general.
Son simples vendedores de mercancías de ideas que los dueños de diarios, televisoras, radioemisora y medios digitales, pretenden inculcar en las poblaciones para mantenerlas engañadas y al margen de la realidad.
El “terroperiodismo” internacional agrede a los países progresistas y denigra de sus gobernantes sin en el más mínimo escrúpulo, bajo los repetidos y manoseados conceptos de “libertad de expresión” y “libertad de prensa”.
A su vez viola todas las normas democráticas que tanto vociferan los partidos políticos tradicionales conservadores, los cuales usan a la prensa como armas de exterminio en sus constantes guerras mediáticas contra quienes considera sus “adversarios”.
En la actualidad en el “terroperiodismo” clasifican conocidos emporios de Estados Unidos y Europa, que tienen conexiones directas o son los mismos patrones de otros tantos medios en Latinoamérica, África, Asia y Oriente Medio, a los cuales les imponen sus líneas editoriales.
Al que le sirva la falda que se la ponga, reza un refrán popular, y esperemos que la camarógrafa húngara sea juzgada y condenada por su conducta agresiva y xenófoba.
Ello sería un buen ejemplo para quienes prostituyen el importante y hermoso oficio del periodismo, y una alerta roja para los Estados y las Organizaciones Internacionales, que deben establecer reglas y leyes a cumplir por los medios de comunicación, con sus derechos y deberes.
Ver: ¡CONFIRMADO! La República pertenece a la cadena imperial mediática,
http://puntodevistaypropuesta.co/2014/10/22/confirmado-la-republica-pertenece-a-la-cadena-imperial-mediatica/

No hay comentarios:

Publicar un comentario