jueves, 17 de septiembre de 2015

VLADIMIR CERRÓN, DESDE EL MANTARO, LANZA DESAFÍO: “NO MÁS POBRES EN UN PAÍS RICO”


EL HURACAN DEL PERU LIBRE
•Desde el Mantaro, lidera un movimiento político renovador para jubilar a la vieja izquierda, responsable de la consolidación del neo liberalismo en el Perú.
•El partido político nacional Perú Libre es un partido creado, forjado y nacido en el Perú Profundo, no somos la típica creación de laboratorio capitalino.
•Creemos en un cambio de la Constitución para ejecutar una verdadera descentralización, que nos acercará francamente a nuestros pueblos y evitará los conflictos que hoy son pan de cada día”.
Escribe: Víctor Alvarado
PUNTO DE VISTA Y PROPUESTA. LIMA, 16 set. 2015. He leído con suma atención el ideario político del candidato del Partido Nacional Perú Libre, Doctor Vladimir Cerrón, un eminente neurocirujano peruano egresado con los máximos honores de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Cuba; reconocido profesor universitario, Magíster en Neurociencias y Doctor en Medicina por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, diplomado por SERVIR y el CAEN, ex presidente del Gobierno Regional Junín, e hijo del mártir ex rector de la Universidad Nacional del Centro, Jaime Cerrón Palomino, un brillante profesor universitario de filosofía, ejecutado (8 de junio de 1990, gobierno de Alan García) por la abominable guerra sucia con la que el militarismo peruano respondió a la insurgencia senderista.
DR. VLADIMIR CERRÓN
Vladimir Cerrón
Dr. Vladimir Cerrón, un eminente neurocirujano peruano egresado con los máximos honores de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey, Cuba; reconocido profesor universitario, Magíster en Neurociencias y Doctor en Medicina por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, diplomado por SERVIR y el CAEN, ex presidente del Gobierno Regional Junín, e hijo del mártir ex rector de la Universidad Nacional del Centro, Jaime Cerrón Palomino, un brillante profesor universitario de filosofía, ejecutado (8 de junio de 1990, gobierno de Alan García) por la abominable guerra sucia con la que el militarismo peruano respondió a la insurgencia senderista.
Su proclama de “No más pobres en un país rico”, su advertencia de que las políticas centralistas de los gobiernos solo han repartido migajas a los pueblos del Perú Profundo y respondido con violencia genocida a los que osaron oponerse a concesiones mineras depredadoras de su agricultura, ganadería y de su desarrollo sustentable; y de provenir del Perú Profundo, nos resume y presenta un líder diferente.
Llamamiento
Cerrón ha totalizado el acopio, luego de ocho años de intensa labor proselitista en las regiones del Perú Profundo, de las firmas necesarias para ser reconocido como partido político nacional y ha hecho un llamamiento al pueblo peruano para instalar “por primera vez en toda la historia peruana el primer gobierno nacional de izquierda, avanzada del socialismo peruano, soñado por hombres cabales como Mariátegui y Vallejo”.
Y, simbólicamente, a semejanza de los antiguos montoneros peruanos que fueron despojados del poder político por las huestes de San Martín, tras un pacto secreto con el virrey, cuando estaban al tomar la capital, Cerrón vendrá a Lima al frente de una caravana de delegaciones de las macrorregiones, a celebrar este miércoles 23 de setiembre del 2015 un mitin en la Plaza San Martín de Lima, para presentar su oferta política al pueblo peruano.
La “vieja izquierda”
Merece relievarse su afirmación de reconocerse como “un partido creado, forjado y nacido en el Perú Profundo, no somos la típica creación de laboratorio capitalino; creemos que la descentralización del poder económico y político nos acercará franca y transparentemente a nuestros pueblos evitando los conflictos que hoy son pan de cada día, lo cual pasará por el cambio de la Constitución neoliberal de 1993 que nos regenta”.
Igualmente, merece subrayarse su proclama de pertenecer “a  una nueva generación política que jubilará a la vieja, responsable del fracaso moral y económico de la patria; creemos en la hermandad de todos los pueblos del mundo; no somos una empresa política financiada por el gran poder empresarial del país o el extranjero, somos pueblo partido, pueblo esperanza y pueblo acción.
El “mal menor”
Esta ruptura de Cerrón con la vieja izquierda, seguramente que escandalizará a las “vacas sagradas” de la izquierda tradicional, apuradas en conformar un frente electoral con el afán de recuperar sus curules. Uno de estos, es Salomón Lerner, ha reiterado la consigna que por más de 20 años ha hundido a la izquierda peruana en el fracaso, de votar en la segunda vuelta de las elecciones generales del 2016, si a este llegan Keiko Fuijimori y Pedro Pablo Kuczynski – PPK, por el “mal menor”, y sugerir que este sería el segundo (PPK).
No hay necesidad de ser pitoniso para describir lo que sucedería con cualquiera de estos candidatos en el poder.
 Una misma moneda
Keiko y PPK, son dos caras de la misma moneda, compiten en entreguismo político a la derecha nacional e internacional, y ambos son públicamente defensores del modelo neoliberal que ha hecho más ricos a los ricos y más pobres a los pobres en el Perú.
Y lo que es peor, ambos patrocinan un modelo que ha convertido al Perú en un país de economía extractivista, condenado a que en cada estornudo de las economías imperiales, de la que forma parte China, la economía peruana se deprima por los menores precios de los metales en el mercado internacional, con la inevitable repercusión del recorte del presupuesto general de la República.
Y como suele suceder, la pita se rompe por el lado más débil. Los mayores recortes presupuestales los sufren las regiones.
Hora del recambio
Ninguno de los partidos electoralistas de izquierda se ha planteado la alternativa histórica, una vez por todas, de fundar una nueva vertiente, como la que propone Cerrón, que lleve su propuesta hasta el final de la contienda, sin hipotecar sus votos en favor del llamado “mal menor”.
La alternativa que plantea Cerrón nos advierte que ha llegado la hora del recambio en la izquierda peruana, porque en el caso peruano, la que detenta la representación de la izquierda nacional, sin que nadie la haya soberanamente ungido, ha fracasado.
Impronta
Desde la irrupción del golpe fujimorista, es decir hace más de 20 años, esta izquierda que nos regenta solo ha actuado con motivaciones electoralistas y llevado a las masas populares a votar en cada elección por el “mal menor”, y una vez en el poder político resultaron en un remedio peor que la enfermedad, como son los casos del mismo Fujimori,  Paniagua, Toledo, García y Humala.
Todos ellos llegaron al gobierno recusando las políticas tradicionales de entreguismo, subordinación a los intereses imperialistas y el saqueamiento de los recursos naturales.
Fujimori lo hizo denunciando la hiperinflación legada por el primer gobierno aprista, el aislamiento financiero internacional por esta causa y un país paralizado por la insurrección senderista. Pero una vez en el gobierno aplicó el programa neoliberal de su rival electoral, Mario Vargas Llosa.
Premonición
Finalmente, hay que destacar algunas premoniciones políticas, como la del analista Julio Cotler; al advertir que ante el fracaso de todos los partidos políticos, por haber gobernado solo en favor de los intereses foráneos, surgirá del Perú Profundo un ”antaurazo”; en alusión al rebelde Antauro Humala, encarcelado por su hermano el presidente Humala. El movimiento político que viene del Mantaro, con Cerrón a la cabeza, muy bien podría ser el  “antaurazo” que  presagia Cotler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario