martes, 17 de noviembre de 2015

FUERA DE LA REALIDAD


NADINE HEREDIA ESTÁ FUERA DE LA REALIDAD
Johnny Montalvo
Nadine Heredia se siente acosada por los medios. La Primera Dama tiene su propia versión de lo que le viene aconteciendo en los procesos de investigación en los que se encuentra inmersa. Como si nunca hubieran existido las famosas Agendas, como si nunca haya negado que eran de su propiedad, como si nunca sus áulicos no hayan defendido esa primera versión de los hechos, señala que la supuesta concentración de medios no se dedica a los temas trascendentes por estar centrada en investigar exclusivamente todo lo que se refiere a su persona con una rigurosidad que no presta para escudriñar la vida de los candidatos presidenciales que según ella tienen muchas más cosas que explicar a la ciudadanía. Y como si fuera una censora de los medios sugiere que estos se dediquen a hurgar la vida de los candidatos presidenciales y no la suya propia. De lo que se desprende que la Primera Dama no tiene ningún tipo de remordimiento respecto al cambio del sentido de sus declaraciones en torno a sus -ahora reconocidas- Agendas.
La Primera Dama negó al inicio de las revelaciones del programa Panorama que las Agendas, donde se evidenciaba que los Humala-Heredia habían contado con ingentes recursos económicos provenientes de Venezuela (2006) y de Brasil (2011) para poder darse el tren de vida que se daban (y que fue denunciado por Aldo Mariategui en el diario Correo), eran de su propiedad. Pero al negársele el habeas corpus solicitado para impedir que se le siga investigando a ella y a su entorno más cercano respecto al contenido de las mismas, Nadine Heredia (seguramente a sugerencia de su abogado) ha decidido cambiar su primera versión de los hechos (haciéndonos recordar las distintas versiones de Toledo sobre sus adquisiciones inmobiliarias) para señalar que las Agendas son suyas pero que le fueron sustraídas de su hogar, lo que llevaría a pensar que busca que las mismas sean desestimadas como pruebas al haber sido obtenidas de manera ilícita. El artilugio legal podría funcionarle pero la opinión pública ya tiene muy claro que la señora Nadine Heredia puede mentir sin descaro alguno.
Basta recordar la cara de víctima que ha puesto muchas veces ante las cámaras de televisión para comprender que la Primera Dama puede jugar a dar varias versiones de un mismo hecho sin inmutarse y que puede continuar enfrentándose al aprofujimorismo echándole la culpa de todas sus desventuras! Todos los escándalos en los que se ha visto envuelto no han tenido jamás alguna respuesta más sensata de su parte. Solo se ha conformado con señalar que todo obedece a una concertación entre los medios y el aprofujimorismo. Y esta ha sido la constante de este gobierno que se va cayendo a mil pedazos, no hay escándalo que no haya sido tratado de tapar acusando a la oposición de haberlo “creado”. En la mente de la Primera Dama, las famosas Agendas son un invento perverso de García y la propalación de la información al respecto sólo obedece a una estrategia de la concentración de medios para liquidarla políticamente. Nadine Heredia está fuera de la realidad. ¿O quizás creerá que no debe ser investigada como los demás personajes públicos porque ella está por encima de todos los demás?
Cuando termine este Gobierno habría que investigar quien empodero de un modo tan vil a la Primera Dama. ¿Quién o quienes le hicieron creer que podía hacer todo lo que quisiera con una impunidad absoluta? ¿Quién o quienes no le advirtieron que al acabar el gobierno nacionalista todos sus más altos funcionarios y hasta ella misma podrían ser objeto de investigaciones? ¿O creían que se iban a quedar eternamente en el poder? ¿Qué mente más vil pudo venderles la idea de la reelección encubierta? Porque la verdad es que la Primera Dama al parecer si cree en todos los dislates que viene señalando ante la prensa desde que tuvo que admitir que las Agendas eran suyas. Insulta vía twitter a Omar Chehade que fue uno de sus principales escuderos y olvidándose que es Presidenta de un partido que está en el Gobierno se atreve a lanzar acusaciones contra los candidatos presidenciales de otras agrupaciones políticas, enturbiando el inicio del proceso electoral y provocando suspicacias respecto a la neutralidad y transparencia que el gobierno nacionalista deberá observar para conducir un proceso electoral limpio.
Nadine Heredia está fuera de la realidad. Pero sus declaraciones hacen daño al sistema democrático ya que van sembrando un camino de enfrentamientos que no posibilitará la búsqueda de consensos en el próximo quinquenio. La Democracia está en peligro por culpa de esta señora al que el Presidente le cedió su poder inconstitucionalmente. La debilidad de nuestras Instituciones se percibe cuando no existen mecanismos para detener los pronunciamientos políticos que hace esta mujer sin ostentar ningún cargo público y sin darse cuenta que sus declaraciones podrían ser interpretadas como la posición “oficial” de su Partido y por tanto de su Gobierno. Si no se detiene de algún modo a Nadine Heredia (Keiko Fujimori ha sugerido correctamente que eliminen la figura de la Primera Dama) el proceso electoral puede enturbiarse y se puede exacerbar la confrontación. La política no debe ser un campo de batalla entre enemigos sino el foro donde se debatan las propuestas entre adversarios políticos que busquen las mejores alternativas para solucionar los problemas que aquejan a la ciudadanía.
Lima, 16 de noviembre de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario