miércoles, 17 de febrero de 2016

TPP: PERMISO PARA MATAR




TPP: PERMISO PARA MATAR
Escribe: Eduardo Gonzáles Viaña
Hace algunos años, coincidí en una farmacia de Lima con un señor que estaba comprando Lipitor, uno de los más conocidos medicamentos para la reducción del colesterol.
-Déme tres pastillas, por favor, pidió. Como es sabido, en el Perú es posible adquirir las pastillas por unidades en vez de comprar todo el frasco. Sin embargo, este tipo de fármacos son generalmente prescritos para su uso permanente.
Mientras la dependiente lo atendía, el comprador advirtió mi asombro y me explicó:
-Estoy comprando tres pastillas, pero las cortaré en cuatro pedazos cada una. Eso quiere decir que tendré Lipitor para 12 días.
Mi interlocutor no había pensado que ese procedimiento le restaba eficacia al fármaco. En realidad, no había tenido tiempo para pensar. Su pobreza lo había hecho creer que de esa manera cumplía con las recomendaciones del médico. La compra de un frasco entero de Lipitor significaba demasiado para su presupuesto mensual. Costaba algo más de cien soles.
Al año siguiente, llegué al Perú y me encontré con una buena noticia. El medicamento antes referido había sido incluido dentro del programa de medicinas genéricas que tiene el país, y a partir de ese momento se podía comprar la receta de un mes por menos de cinco soles.
Algo parecido me ocurrió con los medicamentos destinados a tratar la hipertensión. En la actualidad, se puede comprar una caja de cien tabletas de Amlodipino por solo 10 soles.
Como bien se sabe, un paciente que tiene alto el colesterol y alta la presión está en un serio peligro. Si no controla ambos problemas de salud, puede sufrir en cualquier momento un ataque cardíaco, una apoplejía, un derrame cerebral, una insuficiencia renal o algún otro trastorno de consecuencia mortal.
Podemos decir por eso que la población de escasos recursos económicos del Perú, o sea la gran mayoría, puede salvarse de ese peligro gracias a las Medicinas Genéricas.
No obstante eso, la mala noticia que el TPP, el Acuerdo Transpacífico por el que siente tanto interés en el actual gobierno peruano, puede hacer que peligre el programa de medicinas económicas y poner en las manos -o en las garras- de las grandes empresas farmacéuticas el precio de todas las que se produzcan en el futuro.
Tanto algunos documentos filtrados por Wikileaks como las preocupaciones expresadas por la Red Peruana de Globalización con Equidad nos muestran que esa amenaza es prácticamente una realidad. Leamos:
“Concretamente, el texto filtrado por WikiLeaks sugiere que las compañías farmacéuticas podrían prolongar y ampliar fácilmente sus patentes ya existentes, lo que les permitiría patentar diferentes aspectos de sus productos, como nuevos usos de un mismo ingrediente activo.
Tales prácticas autorizarían a extender el período de monopolio más allá del plazo previsto de 20 años, mantener los precios elevados e impedir que otros países produzcan y comercialicen los fármacos en la región del Asia-Pacífico, explica RedGE., la red peruana de globalización con equidad.”
En nuestro país, la Ley de Productos Farmacéuticos, Dispositivos Médicos y Productos Sanitarios, reconoce en sus artículos 3° y 27° el derecho fundamental de las personas a la salud y el acceso a los productos farmacéuticos y dispositivos médicos como parte del cuidado de la salud y establece que “es deber del Estado asegurar la accesibilidad equitativa a los productos farmacéuticos y dispositivos médicos esenciales, como bienes públicos de salud, en relación con las necesidades de las poblaciones y de las personas…”. “Asimismo, señala que el Estado dicta y adopta medidas para garantizar el acceso de la población a los medicamentos y dispositivos médicos esenciales…”
En consecuencia de todo esto, la ley existe, pero se convertirá en letra muerta como puede ocurrir con millares de peruanos si, excedido por su entusiasmo, el actual gobierno peruano deja de leer las cláusulas del TPP, escritas en letra chiquita, y ofrece a las grandes empresas permiso para matar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario