domingo, 13 de marzo de 2016

JNE: EL FUJIMORISMO DE LOS 90 ESTÁ DE VUELTA




El fujimorismo de Alberto encarnado hoy en Keiko: los mismos abusos, privilegios, truculencias y asoma otra vez el control en medios de prensa, como en los 90. Ayer, tras la contundente marcha pacífica contra Keiko una conductora de TV tiene el prejuicio y desatino de sugerir, como preguntando, si en la marcha hay terrucos. Mismo discurso fujimorista contra quienes los repudian. Pudimos saber gracias al periodista Ángel Paez quién lo consignó en twitter: "Relatora de noticias pregunta a reportero si “está el Movadef en la marcha anti Keiko". No parece ser casual que se trate de la misma conductora que presentaba recetas de cocina en América TV cuando la podredumbre fujimontesinista era obvia, aferrándose a su puesto de trabajo, silbando al techo. 
 Otro ejemplo, el noticiero nocturno de Latina.  Esta vez fue Eduardo Adrianzen quien dio la voz de alerta por twitter sobre los tendenciosos titulares de este noticiero: “Persiguen a choro, golpean a Tomate y elefante marino: titulares de @Latina_pe. (Para ellos) NO existió la marcha. Confirmado: volvimos al 2000”. Ese es el noticiero conducido por la periodista preferida y más conspicua del fujimorismo de los 90, Mónica Delta ( https://goo.gl/hM6eMG ), pero esa noche estuvo Maritere Braschi ( http://goo.gl/gGFw9h ), esposa en los 90 del empresario vinculado a Montesinos, Mendel Winter, el que estuvo en la salita del SIN y quien confesó “que había un contrato (con Montesinos por el manejo editorial de Frecuencia Latina).”( http://goo.gl/WAKwPb ).
 La portada del diario El Comercio, tras la impresionante marcha antikeiko, se parece mucho a los titulares del noticiero de Latina. En un pequeño recuadro se lee sobre la marcha contra Keiko, pero decidieron darle prioridad fotográfica al elefante marino, ignorando la imponente marcha pacífica de miles contra la candidata que lidera encuestas.
 Los mastines del fujimorismo, los que creen en o temen su poder, cancerberos de lo peor de la política de nuestro país -junto con el descompuesto alanismo del Apra– han salido con el libreto de siempre ante el despertar de los ciudadanos de todo el país que vienen repudiando a Keiko en cuanto mitin aparece: nos llaman terroristas, intolerantes y hasta (tienen la ostra de decirnos) antidemocráticos; nos llaman violentos o deslizan “inocentemente” que somos del Movadef.
 Los mastines del fujimorismo, los que creen en o temen su poder, cancerberos de lo peor de la política de nuestro país -junto con el descompuesto alanismo del Apra– llaman a los antikeiko: terroristas, intolerantes y hasta antidemocráticos; dicen que son violentos o deslizan “inocentemente” que somos del Movadef.
 ¿Intolerantes? ¡Por supuesto! ¡Intolerantes a la podredumbre que representan! Porque todo lo degradan a su paso: las instituciones, la política, las leyes, los derechos. Nada se salva, solo sus cómplices avaladores, como lo hizo antes su padre, y lo hace ahora la hija, incapaz de aceptar que su padre purga una justa condena, y persiste en seguir poniéndolo y poniéndose por encima de la ley y la justicia. 
 Es tragicómico ver a profujimoristas defender a Keiko tras haber criticado a los nuevos candidatos por inexpertos. Porque, vamos ¿qué ha hecho Keiko a título personal para merecer ese 30%? Nada. ¿Experiencia en qué tiene para creerse en capacidad de dirigir un país? Pese a ser mantenida por su partido ni siquiera ha liderado la oposición en momentos cruciales del país.
 ¿Qué hizo después de no ganar las elecciones de 2011? ¿Si quiera una acción sostenida que muestre alguna real vocación de servicio al país? ¿A qué se ha dedicado todos estos años que sea muestra de preocupación auténtica por el Perú?
 Además de haber faltado 500 días al congreso cuando fue parlamentaria en 2006 (http://goo.gl/pUfqHy), el único capital de Keiko y razón de su 30% es su apellido, es por lo que su apellido moviliza en los poderes fácticos y en los muy humildes de los que se aprovechan, que recuerdan con nostalgia la mejor época para su supervivencia, cuando algo era mejor que nada.
 ¿Su CV? Fue primera dama de la corrupción, no se inmutó por las torturas denunciadas por su madre ( https://goo.gl/sWZvxG ), defendió con su silencio a Montesinos (luego lo haría en TV nacional: “no me consta que Montesinos haya cometido esos delitos” https://goo.gl/6dUKLr ). ¿Su CV? La intermediación para que su padre indulte a 2 procesadas por narcotráfico. Keiko como primera dama visitó en el penal a Isabel y Mariana Martínez a quienes la policía encontró más de 353 kg de cocaína  en sacos de harina de pescado de la pesquera Hayduk (http://goo.gl/pH5UPU). Dos meses después  Fujimori indultó a las 2 hijas de Eudocio Martínez, acusado por narcotráfico, y quien más adelante aportó 10,000 dólares a la campaña congresal de Keiko en 2006 ( http://goo.gl/sWtyzQ ).
 ¿Infeliz coincidencia con el caso de su hermano Kenji? La policía halló 100 kg de cocaína en el almacén de una empresa fundada por él y de la que según el principal implicado y ex candidato fujimorista, Kenji seguía siendo accionista ( http://goo.gl/QNQISu ). ¿Cómo han hecho los hermanos Fujimori para librarse de la justicia? Ver acá:  http://goo.gl/tYjozq .
 Es saludable ser intolerante con lo putrefacto. “El fujimorismo no es una corriente política. Es una propuesta delictiva “, ha dicho César Hildebrandt ( http://goo.gl/V6MiYH ). Las rifas truchas de ayer son los cocteles turbios de hoy ( http://goo.gl/4uxNkP ). El clientelismo de su padre, reflejado hoy en la campaña de la hija entregando dinero y víveres a cambio de votos.
Keiko enfrenta la posibilidad de ser tachada por infringir el artículo 42 de la ley de partidos. No solo su 2do vicepresidente ha sido captado en video regalando víveres en plena campaña (http://goo.gl/1Fz42p), y los fujimoristas captados haciendo que mujeres humildes juren votar por Keiko a cambio de regalos (https://goo.gl/IEkRsq), sino que  la misma Keiko ha sido denunciada por entregar dinero en plena campaña proselitista en febrero último ( http://goo.gl/8UoZ9t ). La ley es clara y dice que está prohibido dar plata o dádivas no solo directamente sino también a través de terceros.
Si la tacha a Keiko no procede en el JNE, quedará en absoluta evidencia la falta de neutralidad y el favoritismo del JNE que por una falta similar ha tachado bien a Acuña. Si la ley no se aplica en Keiko como en Acuña, todo esto habrá sido una gran farsa y el JNE debería ser tachado por su injerencia en el proceso electoral eligiendo arbitrariamente a quién sacar y a quién dejar. Como peruana apoyé antes y seguiré apoyando el voto antifujimorista por una sencilla razón: Keiko ES Fujimori. Fujimori es corrupción segura para el país. Nos vemos el 5 de abril en las calles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario