viernes, 26 de agosto de 2011

Químper ratifica grave denuncia contra García

Alan García habría enviado a sus principales ministros a la suite del dominicano Fortunato Canaán para facilitarle sus “negociados”
Exabogado de García dijo lo que sabía.
“No voy a desmentir la grabación. Solo diré que a Pilar Nores le tengo gran cariño y no voy a dar marcha atrás”, dijo antes del interrogatorio en el juicio del caso BTR en referencia a las conversaciones publicadas por este diario.
El procesado por el caso “Petroaudios” Alberto Químper ratificó ayer en el juicio oral del caso Business Track que el exmandatario Alan García habría enviado a sus principales ministros a la suite del dominicano Fortunato Canaán para facilitarle sus “negociados”, por lo que cuando se hizo públicos los audios referidos a la ilícita concesión de lotes petroleros, tuvo miedo y trató de desaparecer las pruebas sobre su real participación.
“Entre los interceptados estaba Canaán y los ministros y la gente más cercana de García que habían ido a la suite de Canaán; entonces, García en vez de decir que esos audios no valen nada, dijo Químper y León son unas ratas, que los metan a la cárcel, todo por salvar a su gente, que eran contertulios de Canaán. Entonces quería salvarse él también. (…) García se ha asustado y ha querido aparecer como el que no tranzaba con actos de corrupción”, dijo Químper al colegiado A de la Segunda Sala Penal de Reos en Cárcel, que preside el juez Iván Sequeiros.
Sobre sus explosivas declaraciones publicadas por LA PRIMERA, admitió su veracidad, pero negó haber dicho que el juez Sequeiros es aprista y manifestó respeto por Pilar Nores. También alegó que había sido grabado sin su consentimiento, lo que no corresponde a la realidad.
El exdirectivo de Perupetro refirió que García lo decepcionó cuando lo llamó “rata” después del escándalo de los Petroaudios, porque sus propios ministros como Jorge del Castillo, Juan Valdivia (energía y Minas), Carlos Vallejos (salud) y su secretario Luis Nava, con quienes conversaba regularmente desde el teléfono fijo de su estudio de abogados Químper Vélez, tenían, al igual que Químper, los mismos tratos con Canaán.
“Al igual que a Rómulo (León), a mí también me dijo rata y es el peor insulto que se puede decir y encima que te metan a la cárcel. Todo para que no trascienda lo de los petroaudios y perjudique a su secretaria (Mirtha Cunza) y a su entorno más cercano a él, y me sacrifica a mí. Yo tenía tanto aprecio por él, incluso trabajé gratis para él, y a mí me ha dolido mucho. Yo ya no quiero verlo más”, expresó Químper.
Sostuvo así que a Canaán, que había hecho riqueza en la dictadura de Rafael Trujillo, se le acercaron los ministros apristas debido a que pretendía invertir cerca de 3 mil millones de dólares, y así empezaron a reunirse informalmente en la más grande suite del hotel Country en el 2008.
“Canaán se mostraba como un gran empresario que quería invertir 3 mil millones de dólares en petróleo, cárceles y hospitales, pero él quería evitar cualquier concurso público. Esa era su condición. Yo creí que era muy hablador a diferencia de los ministros de García, que iban regularmente a la suite”, señaló.
FINANCIADORES
Químper afirmó que el chuponeo a su coprocesado León, Canaán y a su persona no fue gratuito ni destinado a descubrir actos de corrupción, sino que detrás estuvo el interés de la empresa Petrotech, que habría contratado a la empresa BTR.
“El espionaje de 6 meses no fue un intento romántico de descubrir la corrupción sino de alguna gran empresa interesada, en este caso era Petrotech, que no quería pagar la deuda que Saba y yo insistimos en que se cobrara. Incluso una funcionaria de Petrotech nos amenazó y ahora lo estamos pagando”, indicó.
Henry Campos

No hay comentarios:

Publicar un comentario