martes, 14 de febrero de 2012

Artemio y la Marcha del Agua

Otro Artículo de Opinión de Fin de Semana, sobre 'Artemio' y la 'Marcha del Agua'
Estando en Huaraz, en un encuentro regional de jóvenes nacionalistas, donde concluimos que las reformas que necesitamos pasan por hacer una campaña organizativa en pro de la Constituyente, pudimos reflexionar sobre el impacto de la captura de Artemio y de la llamada Marcha del Agua…
René Galarreta
Desde el jueves, Gorriti en IDL-Reporteros había informado de la posible captura, luego escape, y finalmente operativo de patrullaje para encontrar a Artemio en el Alto Huallaga. Las informaciones posteriores indicaban una estrategia de colaboradores en su propio contingente, que al quedarse a solas con Artemio, lo hirieron, logrando escaparse con ayuda de otros miembros del contingente principal. Luego, un enfermero de Santa Rosa de Mishollo habría sido obligado por los senderistas para atender a Artemio y habría visto la gravedad de las heridas, que junto a pintas alusivas en el lugar, dieron las pistas que llevaron a atraparlo, no conociéndose los pormenores de su captura el día de ayer domingo 12 de febrero. Hasta aquí para narrar como fue atrapado el último miembro de la cúpula del Sendero Luminoso histórico, denominado de los "Acuerdistas", que pregonan, al igual que Movadef, la amnistía para Abimael y otros "presos políticos", incluido el propio Fujimori, y llegar a una tregua con el Estado. Un trabajo conjunto de la Policía Nacional y las FFAA, que va a traer repercusiones políticas, primero por el respeto a los DDHH de 'Artemio', ya sostenida por el propio Presidente, que cambió el rumbo del avión presidencial para una agenda en Puno, por otra en el Huallaga, al recibir la llamada de esta posible captura, que debía ser confirmada, con mesura y sin triunfalismos. El mutis fujimorista era de esperar, aunque el de los de la Marcha del Agua, no.
Hay que diferenciar la Marcha del Agua, del mitin final del viernes 10, como de los justos reclamos por agua, del slogan antiminero del Conga no Va, así como de los asistentes, de los organizadores. Finalmente llegaron a Lima unos ochocientos, que hicieron una loable marcha de sacrificio desde Cajamarca y otros puntos del país, con ayuda de camiones, camionetas y custers. Y aunque Hugo Blanco afirmaba que la marcha no era política, los coordinadores nacionales de la marcha sí eran todos provenientes de partidos políticos y de movimientos regionales, por lo que se puede afirmar que fue dirigida partidariamente, como también indicó el propio Aduviri, restándole legitimidad y masividad. La llegada de Gregorio Santos a Lima, para sumarse al mitin del viernes, reforzó el real objetivo de la marcha del "no a Conga", de la "unidad de las izquierdas" y de la compra del kit del MAS para participar en las próximas elecciones presidenciales, como también el propio Arana de TyL, principal organizador de la marcha, indicó ante Rosa María Palacios. Y a pesar de afirmar que en la marcha no debía hacerse proselitismo político, fue elocuente el merchandising de banderas, bolsas, fólderes, polos, etc., de Conga, del color verde limón de su organización partidaria. Eso sin restar que la masividad del mitin final, comparable a la actividad de apoyo a Villarán, fue de miles, y que se entregaron dos proyectos importantes de la eliminación del uso de cianuro y mercurio de parte de mineras, así como la prohibición de éstas de realizar actividades en cabeceras de cuenca, dejando de lado aquél proyecto de ley de la declaración del agua como derecho humano, motivo principal de la "marcha nacional del agua", quizás para no coincidir con nacionalistas, que también lo vienen planteando en su Plan de Gobierno del 2011, y el 2006, como recurso estratégico y vital que es necesario administrar sin privatizarla, con infraestructura regional para evitar desbordes.
Suena irónico que la 'Marcha del Agua' haya coincidido con las intensas lluvias y los desbordes de ríos en todo el país, así como con la captura de 'Artemio', que la han invisibilizado. Con las últimas declaraciones del Presidente Ollanta Humala, reafirmando que nuestra prioridad es el agua, con su uso para el consumo humano, luego para actividades renovables, y finalmente para no renovables, y lo que necesitamos es hacer represas para su reuso en comunidades y sus cultivos, que se vienen perdiendo por inundaciones de agua; son pues propuestas que ahora, también se rechazan por los mismos grupos de izquierda tradicional, donde Arana y Santos compiten para dirigirla, con aquella nueva oposición al gobierno, ayudada por tontos e inteligentes útiles, que como en el fujimorismo, tratan con mezquindad cualquier planteamiento o logro del Estado, como la captura de Artemio…

No hay comentarios:

Publicar un comentario