domingo, 20 de diciembre de 2009

Érase una vez un planeta y una forma de vida



Son muchos los enemigos que las luchas populares tienen en el desarrollo de sus etapas. Empezando por el nivel de conciencia que éstas puedan tener, la capacidad de incentivarla, por parte la dirigencia comprometida, la buena voluntad y fe de esa dirigencia, el compromiso con la causa y la capacidad de resistir las tentaciones enemigas, etc.
Si hay algo característico de las revoluciones y los movimientos de emancipación popular, es la corta visión respecto al espectro diverso que debe cubrir para estar seguro. Por ejemplo, en el avance de espacios ocupados en la América, latino-sur–caribeña. Espacios arrebatados a los imperialistas, se descuidó la capacidad de maniobra del enemigo principal… de no ser así, ¿por qué no se previó una jugada como la de Honduras? ¿No era obvio acaso que la base de Palmerola, teniendo tanta importancia estratégica para las operaciones de dominación en Centroamérica, iban a tratar de ser retenida de cualquier forma? De la misma forma digo, no se está tomando la debida prevención respecto a la Guyana y la Guayana francesa y Surinam. Si ven la posición privilegiada de esa región respecto a la Amazonia y las apetencias gringas y europeas sobre esa región, es deducible que la jugada maestra para desintegrar los procesos de liberación del continente sur latino caribeño se hará desde esos territorios si se los permitimos los gobiernos y pueblos de Venezuela, Brasil, Ecuador, Bolivia y Perú (al rescatarlo de las manos del mafioso Alan García, que será pronto) no crean que la intención del imperio asesino Norteamericano, de posesionarse de Colombia, es tan solo por controlar a Venezuela, esa sería una razón, la otra es usar a Colombia también en complicidad con la OTAN, sobre todo con el apoyo de Inglaterra, Francia y Holanda; sin descartar, la baja ralea española que anda como rogando por una oportunidad de participar en otra masacre como en el pasado.
No sé si aún queda gente consciente o inconsciente en los países PROPIETARIOS de esta zona amazónica; de la importancia que toma luego del aceleramiento de la descomposición climática global. De cómo las rapiñas capitalistas ya sacan cuenta del beneficio económico que les aportará, si logran tomar posesión de ella como pretenden. Pero la desgracia no sería tan solo para los países dueños de la Amazonía y los vecinos, que por efecto de la dispersión se benefician de la generación de oxigeno, agua, y sostenimiento de la temperatura, acorde con la posibilidad del ecosistema. Sería una catástrofe global de consecuencias impredecibles, y que daría la puñalada definitiva a la vida en el planeta.
Lo antes señalado en forma rápida y sintetizada sobre la gravedad del momento y de la importancia de sumar esfuerzos globales para acabar con el capitalismo y sus agentes beneficiarios: el Sionismo, la Iglesia católica y los egoístas ciegos, que creen que con dinero, piedras preciosas y minerales fríos, podrán alimentar su desencajado cuerpo. La importancia de la lucha de este momento, tiene más significado que cualquier batalla del pasado, de cualquier época o por cualquier razón. La lucha ahora es por la permanencia de la raza humana y otras especies animales y vegetales en el planeta. El compatriota Fidel ya lo decía; y créanlo, que el grito de alerta de Fidel no es por si mismo o por su interés o por cualquier otra razón egoísta como pueda imaginar cualquier mente perversa, puesto que está de salida. Es el grito de alguien que teme la desaparición del hombre y la vida tal como se conoce y no es exageración. Antes de desparecer la vida natural del planeta, ya están destrozando el corazón de las semillas y de los hombres: de las semillas con la genética transgénica, de los hombres sembrándoles la avaricia que los ciega y los conduce a su auto destrucción.
No tenemos escapatoria, esta lucha no admite neutralidad, quien se convierta en espectador, automáticamente será aliado de la destrucción, está cediendo un lugar de vanguardia por la supervivencia a las fuerzas destructivas del egoísmo, será tan víctima como el que más y tan culpable como el que asesina a un niño, hombre, mujer o familia. Ya la cuenta no apunta a una fecha lejana, casi es ahora o tal vez el futuro nos alcanzó y estamos tan ciegos, envanecidos, absorbidos por lo banal, que no vemos, olemos y sentimos los últimos estertores de la naturaleza en su agonía… sin comprender que cuando exhale su ultimo resuello, también será el ultimo de algo que se llamó humanidad.
Pese a los problemas, trabas y distorsiones por parte de interesados, la revolución bolivariana es el grano de arena de suma importancia, para la libertad, la vida y la permanencia de la naturaleza misma, esta no es la pelea de un hombre o de un partido, esta es una lucha de todo aquel que quiera tener futuro para si y para sus descendientes. Todo aquel que se ponga de lado del imperio sionista Norteamericano, Vaticano, se está poniendo al lado de la muerte, del punto final de la humanidad.
Así de sencillo. Cada cual es libre de creer o no, sólo que esa libertad no le durará mucho
¡ÉRASE UN VEZ UN PLANETA Y UNA FORMA DE VIDA! ¿Dejaremos que sea así?
javiermonagasmaita@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario